Mercados

Bonos globales se desploman y caen en primer mercado bajista en una generación

El desplome simultáneo de los activos de renta fija y variable está socavando un pilar de las estrategias de inversión de los últimos 40 años o más

Una estatua de un oso frente a la de un toro
Por Garfield Reynolds y Finbarr Flynn
02 de septiembre, 2022 | 10:22 AM
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bajo presión de banqueros centrales determinados a aplacar la inflación aún si esto genera una recesión, los bonos globales se hundieron en su primer mercado bajista en una generación.

El Bloomberg Global Aggregate Total Return Index, que sigue a los bonos de gobierno y aquellos corporativos con grado de inversión, ha caído más de 20% desde su máximo de 2021 sin tener en cuenta la cobertura, la mayor caída desde su creación, en 1990.

Funcionarios de EE.UU. y Europa han reiterado la importancia de seguir con un ciclo de política monetaria agresiva en los últimos días, apuntalando el mensaje del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en Jackson Hole la semana pasada.

PUBLICIDAD
Los bonos globales caen en su primer mercado bajista en una generacióndfd

Rápidas subidas de las tasas de interés para reducir la inflación han puesto fin a un mercado alcista de cuatro décadas de duración para los bonos. Ello está creando un escenario difícil para los inversores, dado que tanto los bonos como las acciones están cayendo en este momento.

“Sospecho que el mercado alcista secular de los bonos que comenzó a mediados de la década de 1980 está terminando”, dijo Stephen Miller, que ha cubierto la renta fija desde entonces y ahora trabaja como consultor de inversiones en GSFM, una unidad de la canadiense CI Financial Corp. “Los rendimientos no van a volver a los mínimos históricos vistos tanto antes como durante la pandemia”.

La elevada inflación a la que se enfrenta el mundo ahora significa que los bancos centrales no estarán preparados para reintroducir el tipo de estímulo extremo que ayudó a enviar los rendimientos del Tesoro por debajo del 1%, dijo.

PUBLICIDAD

Sobre una base de cobertura, el índice de bonos cayó hasta un 12% desde su máximo. El desplome simultáneo de los activos de renta fija y variable está socavando un pilar de las estrategias de inversión de los últimos 40 años o más. El índice de acciones mundiales de MSCI Inc. se ha desplomado un 19% este año.

Esto ha hecho que una medida estadounidense de la clásica cartera 60/40 -en la que las inversiones se dividen en esas proporciones entre acciones y bonos- haya caído un 15% este año, camino de obtener el peor rendimiento anual desde 2008.

Un gran negocio

“Estamos en un nuevo entorno de inversión, y esto es un gran problema para aquellos que esperan que la renta fija sea un diversificador del riesgo en la renta variable”, dijo Kellie Wood, un gestor de dinero de renta fija en Schroders Plc en Sydney.

Los bonos europeos han sido los más afectados este año, ya que la invasión rusa de Ucrania ha disparado los precios del gas natural. Eso incluye al Reino Unido: un índice de Bloomberg que sigue los bonos de grado de inversión en libras esterlinas también cayó en un mercado bajista esta semana.

Los rendimientos extra que demandan los inversores de los bonos con grado de inversión en el Reino Unido es el mayor desde 2014dfd

El diferencial de rendimiento entre los bonos corporativos denominados en libras esterlinas y en dólares es el más amplio desde 2014, lo que refleja las presiones especialmente agudas en el Reino Unido, donde la inflación más alta de los últimos 40 años está alimentando una crisis del coste de la vida. El Banco de Inglaterra ha advertido que el país entrará en cinco trimestres consecutivos de recesión a finales de este año.

Los mercados asiáticos han sufrido menos, ayudados por la deuda de China, a medida que el banco central de ese país suaviza su política para intentar dar un giro a la segunda economía del mundo. Los diferenciales de los bonos con grado de inversión en dólares se redujeron el mes pasado al máximo desde 2020, lo que los hizo más ajustados que los de sus homólogos estadounidenses, algo que sólo ha ocurrido unas pocas veces en la última década.

PUBLICIDAD
Europa se distingue mientras América del Norte, Asia y África caen menos que el índicedfd

El cambio en gran parte del mundo de una flexibilización sin precedentes a las subidas de tipos más pronunciadas desde la década de 1980 ha secado la liquidez, según JPMorgan Chase & Co (JPM).

“Los mercados de bonos y divisas han experimentado un deterioro más grave y persistente de las condiciones de liquidez este año en relación con otras clases de activos, con escasos indicios de reversión”, escribieron en una nota de investigación estrategas como Nikolaos Panigirtzoglou en Londres. El impulso bajista de los bonos se está acercando a niveles extremos, dijeron.

Regreso a los años 60

En muchos sentidos, las realidades económicas y políticas a las que se enfrentan los inversores se remontan al mercado bajista de bonos de los años 60, que comenzó en la segunda mitad de esa década cuando un periodo de baja inflación y desempleo llegó a su fin de forma repentina. A medida que la inflación se aceleraba en la década de 1970, los rendimientos de referencia del Tesoro se dispararon. Más tarde, alcanzarían casi el 16% en 1981, después de que el entonces presidente de la Reserva Federal, Paul Volcker, subiera las tasas al 20% para controlar las presiones de los precios.

PUBLICIDAD

Powell citó la década de 1980 para respaldar su postura hawkish en Jackson Hole, diciendo que “el registro histórico advierte fuertemente contra la flexibilización prematura de la política”. Los operadores de swaps ven ahora casi un 70% de probabilidades de que la Fed realice una tercera subida consecutiva de 75 puntos básicos cuando se reúna a finales de este mes.

Otros banqueros centrales en Jackson Hole, desde Europa hasta Corea del Sur y Nueva Zelanda, también indicaron que las tasas seguirán subiendo.

PUBLICIDAD

Los inversores esperan cada vez más que el Banco Central Europeo, que tomará su última decisión de política monetaria el jueves, suba las tasas de interés en 75 puntos básicos en una de sus dos próximas reuniones. El miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Joachim Nagel, instó esta semana a los responsables de la política monetaria a reaccionar con “firmeza” tras el dato de inflación del miércoles, del 9,1%.

“Septiembre se convertirá en un mes récord de subidas de tasas, con la mayoría de los principales bancos centrales dispuestos a realizar grandes movimientos”, escribieron en una nota los estrategas de Societe Generale SA, entre ellos Adam Kurpiel. “Con una política todavía flexible y una inflación elevada, optarán por mostrar credibilidad como luchadores contra la inflación”.

Están cayendo las apuestas de los mercados por recortes de tasas de interésdfd

Aun así, los inversores en renta fija están mostrando una gran demanda de bonos del Estado a medida que los rendimientos aumentan, ayudados por las persistentes expectativas de que los responsables de formular políticas tendrán que dar marcha atrás si la desaceleración económica ayuda a enfriar la inflación. En EE.UU., los mercados de opciones siguen valorando al menos un recorte de tasas de 25 puntos básicos el próximo año.

PUBLICIDAD

“Yo no caracterizaría la tendencia actual como un nuevo mercado bajista secular de bonos, sino más bien como una corrección necesaria tras un periodo de rendimientos insosteniblemente ultrabajos”, dijo Steven Oh, director global de crédito y renta fija de PineBridge Investments LP. “Nuestras expectativas son que los rendimientos seguirán siendo bajos en comparación con los estándares históricos a largo plazo y es probable que 2022 represente el pico de los rendimientos de los bonos a 10 años en el ciclo actual”.

Schroders también está empezando a ver cierto valor en los bonos del Estado a medida que los rendimientos aumentan y posiciona las carteras para el riesgo real de graves desaceleraciones económicas, según el gestor de dinero Wood.

“En un futuro no muy lejano, va a haber una gran oportunidad para comprar bonos, ya que los bancos centrales nos garantizan una recesión mundial”, dijo.

PUBLICIDAD

-- Con la ayuda de Joanna Ossinger, Alice Gledhill y Dana El Baltaji.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD