Startups

“Haz cosas que no escalen”, el consejo aún vigente para el batch S22 de Y Combinator

Entender necesidades reales y salir de la zona de confort son otros de los aprendizajes que comparten a Bloomberg Línea los fundadores de startups seleccionadas por YC

Startups latinas en el batch de verano 2022 de Y Combinator
07 de septiembre, 2022 | 07:00 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Las startups de todo el mundo quieren entrar a la aceleradora de startups Y Combinator, pero menos del 1% lo logra. En conversación con Bloomberg Línea, CEOs del batch de verano de la aceleradora estadounidense compartieron su experiencia y aprendizajes al entrar al programa.

En el batch de verano de este año (S22), Y Combinator disminuyó 43.5% la cantidad de startups en su proceso de aceleración, pues pasó de 402 startups aceleradas en el batch de invierno 2022 (W22) a sólo 227.

El primer consejo para ser seleccionado es perder el miedo a ser rechazado. Confiar en su producto y lanzarse, fue lo que llevó a Ruffo, una protech que simplifica las transacciones inmobiliarias transfronterizas de firma digital, a ser seleccionada en el batch.

PUBLICIDAD

Su CEO, Nelson Muñoz, dijo a Bloomberg Línea que cuando fueron seleccionados tenían menos de dos meses operando y no contaban con ningún tipo de inversiones, pero se atrevieron a enviar la solicitud.

Entiende que encontrar un nicho de mercado interesante y que nadie esté viendo permitió su selección. “Hay muchas empresas creando grandes soluciones, inteligencia artificial o cosas chulas, pero hay que pensar en soluciones para problemas simples que otros no estén considerando”, dijo. Aconseja que el miedo a recibir un “no” no detenga el talento.

Muñoz sostiene que las startups deben entender y adaptar los procesos para entrar a otros mercados. Y puntualiza que, una de las cosas ha aprendido del programa, es darle la prioridad al enfoque de que hacen, además de comunicar de forma clara a quién están resolviendo un problema.

PUBLICIDAD

“Después de ahí habrá la oportunidad de explicar cuál será el largo plazo, como llegarán hacer un unicornio o como se transformarán en el tiempo”, indica.

Luis Pellerano, cofundador y COO de Ruffo dijo a Bloomberg Línea que su mayor aprendizaje fue “do things that don’t scale” (haz cosas que no escalen). Asegura que es uno de los mantras principales de Y Combinator. Un consejo que publicó en 2013 en su blog Paul Graham, cofundador de la aceleradora.

Muchos aspirantes a fundadores creen que las startups, o despegan o no despegan. Construyes algo, lo pones a disposición del público y, si has hecho una mejor trampa para ratones, la gente se acerca a tu puerta como prometiste. O no lo hacen, en cuyo caso el mercado no debe existir”, señaló Graham.

Para Paul Graham, las startups despegan porque los fundadores las hacen despegar, salen a buscar clientes y no sólo se quedan esperando a que lleguen.

Pellerano cuenta que tanto para adquirir clientes como para obtener retroalimentación de su producto, el equipo fundador estaba en constante contacto con usuarios, sea por teléfono, WhatsApp o email.

“En esas horas que invertimos hablando directamente con potenciales clientes y clientes existentes, aprendimos mucho sobre las motivaciones, preocupaciones y gustos de nuestros usuarios, permitiéndonos adquirir más clientes y mejorar nuestro producto”, comparte.

PUBLICIDAD

Resolver problemas y entender necesidades

Piero Nuñez-Del Risco, CEO de Pana, un neobanco que busca soluciones financieras para los latinos en Estados Unidos, considera que una de las claves es hacer cosas que realmente el público quiere.

“Aunque suena fácil, no lo es. A veces se crean soluciones para problemas que no existen”, agrega Piero, cuya startup está basada en Winter Garden, Florida.

Encontrar los puntos de dolor de una industria y aprender a leer el mercado es uno de los mayores beneficios de ser aceptado en Y Combinator, reconoce Eric Herrera, CEO de Maverick Bioworks, una startup con sede en San Francisco.

PUBLICIDAD

Maverick Bioworks es una empresa de biotecnología que avanza en el procesamiento del litio. La empresa fue fundada por Eric Herrera, antiguo científico del Departamento de Defensa, Benjamin Alva, antiguo bioingeniero de la NASA, y Jesse Evans, antiguo director de operaciones de una startup.

El equipo ha desarrollado un proceso biológico para extraer eficazmente el litio de los depósitos de roca dura. Este proceso se hace de manera más ecológica, más eficiente energéticamente y más rentable en comparación con los métodos actuales de extracción de litio, aseguran los emprendedores.

PUBLICIDAD

Herrera compartió con Bloomberg Línea que en el proceso de aceleración de Y Combinator aprendió cómo posicionar una invención para ayudar a resolver problemas. “Soy un científico de formación, y su enfoque único de las operaciones y el desarrollo empresarial me permitió dar el salto del laboratorio a la empresa”, resalta el emprendedor.

Actualmente Maverick Bioworks está desarrollando asociaciones con empresas mineras para impulsar la comercialización de su tecnología.

Salir del área de confort y enfocarse

Agustín Iglesias y Mathias Gath lograron que su proptech Pulppo fuera seleccionada en el programa de aceleración de Y Combinator en su batch de verano de 2022.

PUBLICIDAD

Iglesias y Gath son argentinos pero decidieron emprender en México en el sector proptech porque consideran que es una industria que tiene mucho potencial en Latinoamérica y que aún está muy incipiente. Pulppo es una de las 6 startups creadas en México aceptadas en el proceso de aceleración, el país con más presencia en este batch.

Una vez seleccionados en Y Combinator, Michael Seibel, el director general, fue designado como el mentor Pulppo.

“Tenemos reuniones de media hora y en esa media hora nos vamos pensando, porque te desafía en todos los pre conceptos”, dijo Gath, que al igual que Iglesias cuenta con más de una década de experiencia en el mundo de las inmobiliarias, la tecnología y las startups.

PUBLICIDAD

Iglesias asegura que el proceso de aceleración del batch de verano de 2022 los ha sacado de su área de confort. Y Combinator les ayuda a enfocarse en lo correcto y olvidarse del resto para crecer mucho más rápido pensando en qué es lo que quieren los clientes, que es lo único que importa, explica el emprendedor.

La mejor parte de haber sido parte del batch S22 de Y Combinator, dice Nuñez-Del Risco, CEO de Pana “a pesar de los invaluable recursos que el programa provee, lo mejor es la conexión con otros founders y por ende las relaciones que se crean. En cada cohorte hay cientos de emprendedores comprometidos, con mucho talento, y que están dispuestos a colaborar mutuamente como forma de apoyo”, finaliza.

PUBLICIDAD