Actualidad

La reina Isabel II y América Latina: una relación centrada en lo protocolar

La Monarca nunca entró en discusiones y mantuvo una relación cordial en cada encuentro con los mandatarios de la región. Nicolás Maduro buscó aprovechar algunas de sus cartas

Fuente: @royalfamily
09 de septiembre, 2022 | 09:03 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

De Fidel Castro a Sebastián Piñera, pasando por Felipe Calderón, Carlos Menem y Luiz Inácio Lula da Silva, la Reina Isabel II tuvo encuentros fugaces, de tipo protocolar, con mandatarios latinoamericanos de todas la vertientes ideológicas. Con todos hubo un trato cordial y en ningún caso se observaron rispideces.

Desde su entronización en 1953, la recientemente fallecida Monarca tuvo claro que su rol como jefa de Estado tenía como principal mandato el mantenimiento de la tradición británica y así lo llevó a cabo. Tanto en al interior de sus dominios como en su vínculo con América Latina. Ni siquiera la Guerra de Malvinas e Islas del Atlántico Sur sacaron de sus carriles los vínculos formales de la Corona con la región.

Las última cartas de la Reina a los gobiernos latinoamericanos

En 2022, la reina envió dos cartas con felicitaciones a dos nuevos presidentes, para felicitarlos por sus victorias electorales: Rodrigo Cháves de Costa Rica y Gustavo Petro de Colombia.

PUBLICIDAD

Me gustaría felicitarle por su elección como Presidente de Costa Rica. Espero que la amistad y la estrecha relación entre nuestras dos naciones sigan floreciendo durante su presidencia. Le envío mis mejores deseos a usted y al pueblo de Costa Rica”, sostuvo la comunicación epistolar de Isabel II con el flamante presidente Rodrigo Chaves.

En similares términos se expresó con Gustavo Petro, actual presidente de Colombia, tras su triunfo en las urnas: “Espero que la cálida amistad y la sólida asociación continúen durante su presidencia y le envío mis mejores deseos a usted y al pueblo de Colombia”, expresó la Monarca el 7 de agosto de 2022.

La carta que buscó aprovechar Nicolás Maduro

Quien intentó sacar provecho de la cordialidad epistolar británica fue el líder venezolano Nicolás Maduro. En agosto de este año, el Gobierno de Venezuela mostró cartas aparentemente firmadas por la Reina Isabel II para reforzar su derecho sobre más de US$1.000 millones de oro almacenados en el Banco de Inglaterra.

PUBLICIDAD

Cabe recordar que el Gobierno de Venezuela tiene inmovilizadas sus tenencias de oro en dicha entidad, ya que existe una disputa sobre el reconocimiento de Maduro como presidente, que data de la época en la que Juan Guaidó había sido designado como mandatario por la Asamblea Nacional de Venezuela, en 2019. En julio de este año, un fallo judicial le dio un revés a la administración Maduro en este sentido.

A raíz de este conflicto, el presidente del Banco Central de Venezuela, Calixto Ortega, aseguró que existen al menos tres cartas de la Corona británica a Maduro en las cuales la Reina se refiere a él como “presidente”, dando a entender que ello muestra que para el la jefa de Estado del Reino Unido el Gobierno venezolano cuenta con la legitimidad para utilizar el oro que se encuentra en el Banco de Inglaterra.

Encuentros con presidentes

Más allá de que muy posiblemente las cartas enviadas a mandatarios fueran escritas por su equipo y no por ella, el tono es similar al de cada encuentro que mantuvo con cada Presidente de la región. Un apretón de manos amigable, un saludo y no mucho más.

Quizás los encuentros más cercanos los mantuvo con aquellos jefes de Estado que tuvieron la oportunidad de recibirla en sus países, como fue el caso de José Antonio Remón Cantera, quien gobernaba en Panamá durante la primera visita oficial de la reina a Latinoamérica, en 1953. O con el expresidente de facto brasileño Artur da Costa e Silva, que la recibió en Brasil en 1968, antes de que viaje a Chile y sea recibida por Eduardo Frei Montalva.

Fuente: fundación migueldelamadrid.orgdfd

En México, de hecho, hubo dos presidentes que tuvieron la posibilidad de hospedarla: Luis Echeverría Álvarez en 1975 y Miguel de la Madrid en 1983.

Hubo otros mandatarios que la visitaron en el Palacio de Buckingham, como el argentino Carlos Menem en 1998 o el chileno Sebastián Piñera, en 2010. En 2009, Lula Da Silva (de Brasil), Cristina Kirchner (de Argentina) y Felipe Calderón (de México) también estuvieron con la Reina en el marco de la Cumbre de Presidentes del G20.

PUBLICIDAD

Otro curioso encuentro, aunque en campo neutral, fue el que tuvo con el exlíder cubano Fidel Castro, cuando ambos coincidieron en la Expo Sevilla de 1992 y se saludaron cordialmente.

Su posición sobre Malvinas

No hay demasiados registros de la Reina manifestándose públicamente acerca del conflicto entre su país y la República Argentina por la soberanía de las islas del Atlántico Sur. Sin embargo, en 2013 Isabel II se refirió a las islas en un discurso público, al señalar: “Mi gobierno garantizará la seguridad, buena gobernanza y desarrollo de los territorios de ultramar, incluida la protección del derecho de los habitantes de las Falklands (forma en la que el Reino Unido denomina a las Malvinas) y de los gibraltareños a determinar sus futuros políticos”.

En mayo de este año, la Reina le concedió el status de ciudad británica a Puerto Argentino (llamada por el Reino Unido Puerto Stanley).

Durante el conflicto bélico de 1982 en Argentina, la Reina mantuvo audiencias con la primera ministra británica de aquella época, Margaret Thatcher, según relatan registros biográficos Isabel II buscaba estar al tanto de lo que sucedía, no solo por una cuestión de que uno de los beligerantes era su país, sino también porque su hijo Andrés estuvo en el combate.

PUBLICIDAD