Chile

Renuncia figura clave del gobierno de Gabriel Boric

Lucía Dammert deja la jefatura de asesores del “Segundo Piso” de La Moneda. En su lugar, asume el exparlamentario Miguel Crispi

Palacio de la Moneda en Santiago de Chile, el miércoles 13 de julio de 2022.
15 de septiembre, 2022 | 11:32 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Santiago — Lucía Dammert Guardia ha renunciado como jefa de asesores del “Segundo Piso” del Palacio de La Moneda, uno de los cargos más relevantes dentro de la Presidencia de Chile por encargarse de proporcionar herramientas para prevenir y manejar conflictos al presidente.

En su lugar, el exdiputado Miguel Crispi Serrano, fundador del partido izquierdista Revolución Democrática, asume la jefatura de asesores desde este jueves. Hasta la semana pasada fue subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo.

En un comunicado de la Presidencia, el equipo de Gobierno y Boric expresaron sus agradecimientos con Dammert, “tanto por su rol clave en la campaña presidencial”, como también por estos meses en el Ejecutivo. Pero no detallaron los motivos de la renuncia.

PUBLICIDAD

De acuerdo con medios locales, la salida del cargo estaría relacionada con posibles desavenencias de Dammert, socióloga y experta en seguridad ciudadana, con el círculo cercano al mandatario chileno y un debilitamiento de la figura de la hasta hoy jefa de asesores debido a una serie de incidentes durante los primeros meses del gobierno.

Cambios en el corazón del Gobierno

Tras el aplastante triunfo del “Rechazo” por más de 61% de los votos, frente a un 38% del “Apruebo”, en el plebiscito constitucional del 4 de septiembre, Boric realizó su primer cambio de gabinete, donde destacó la salida de Izkia Siches del Ministerio del Interior, quien protagonizó distintas declaraciones controversiales durante su gestión.

El rechazo a la propuesta de nueva Constitución elaborado por la Convención fue un duro golpe para el jefe de Estado, quien llegó al poder apoyando la idea de sustituir a la actual Carta Magna, redactada en 1980.

PUBLICIDAD

Boric asumió el poder el 11 de marzo, luego de derrotar con un 55,9% de los votos al derechista José Antonio Kast (44,1%) en la segunda vuelta presidencial de diciembre. Fue una campaña electoral donde figuras como Dammert y Siches tuvieron roles claves para la victoria del exlíder estudiantil.

Seis meses después de su investidura como presidente de Chile, Boric tiene una aprobación del 33%, mientras que su desaprobación se ubicaría en un 60%, según la encuesta Plaza Pública de Cadem publicada el 11 de septiembre. Este mismo sondeo indicó que un 60% de los consultados vio como “muy positivo” o “positivo” su reciente cambio de gabinete.

PUBLICIDAD