Bloomberg Green

Sudáfrica pide a países ricos más fondos para el clima de cara a la COP27

La ministra de Medio Ambiente del país exigió a las naciones ricas, que tienen la mayor cantidad de emisiones, que se comprometan a prestar más ayuda a los más afectados por la contaminación

Barbara Creecy, ministra de Medio Ambiente, Silvicultura y Pesca de Sudáfrica, habla durante una ceremonia de juramento en Pretoria, Sudáfrica, el jueves 30 de mayo de 2019. Fotógrafo: Waldo Swiegers / Bloomberg
Por Antony Sguazzin, S'thembile Cele y Loni Prinsloo
18 de septiembre, 2022 | 11:24 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Las naciones en desarrollo esperan que los países ricos se comprometan a aportar más fondos para lidiar con el cambio climático y a crear un mecanismo de financiación que les ayude a hacer frente a ello en el marco de la COP27 de noviembre, dijo la ministra sudafricana de Medio Ambiente.

Barbara Creecy fue una de las voces africanas más destacadas antes de la COP26 en 2021. Exigió a las naciones ricas, que registran la mayor cantidad de emisiones, que se comprometan a prestar más ayuda a los más afectados por el impacto del cambio climático.

Los países ricos deben cumplir sus compromisos de aportar US$100.000 millones anuales a las naciones en desarrollo para estos propósitos y elevar la cifra, dijo Creecy en una entrevista con Bloomberg. También hay que elaborar compensaciones por inundaciones, sequías y otros desastres atribuidos al cambio climático, agregó.

PUBLICIDAD

“Este continente es uno de los más afectados por el cambio climático”, dijo Creecy. “Esperamos que el diálogo en torno a las pérdidas y los daños se enmarque de tal manera que se establezca un mecanismo de financiación”, dijo.

África está a la cabeza de las regiones en desarrollo que menos han contribuido a las emisiones de carbono. No obstante, los efectos allí son visibles: los desastres van desde olas de calor en Europa hasta sequías en el Cuerno de África e inundaciones en Pakistán y Yemen.

El continente produce sólo un 4% de las emisiones de carbono mundiales y está mal equipado para hacer frente a los fenómenos meteorológicos destructivos que son cada vez más frecuentes. A principios de este año, la ciudad sudafricana de Durban sufrió las inundaciones más graves en casi tres décadas; en el Cuerno de África, Somalia y sus vecinos están luchando contra la peor sequía en cuatro décadas.

PUBLICIDAD

Acontecimientos extremos

“Un acontecimiento extremo puede acabar con toda una ciudad”, dijo Creecy. “Miren lo que le pasó a Beira hace unos años”, dijo, refiriéndose al ciclón Idai, que destruyó el 90% de las viviendas de la ciudad portuaria mozambiqueña en 2019.

Los delegados de la cumbre tendrán que determinar si la compensación por pérdidas y daños se realiza sobre una base soberana, subnacional o no gubernamental, dijo.

“Hoy en día no hay ningún fondo que apoye a los países vulnerables para hacer frente a situaciones vinculadas al cambio climático como las inundaciones, las lluvias intempestivas”, dijo el jueves el ministro senegalés de Medio Ambiente, Abdou Karim Sall, en una conferencia en la capital de la nación de África Occidental, Dakar. “Necesitamos un fondo para los países más vulnerables cuando se producen estos eventos. Los que contaminan tienen que abrir sus bolsillos”.

John Kerry, enviado presidencial especial de EE.UU. para el clima, dijo que su país presionará para que se produzcan avances en la materia, aunque puede tardar hasta 2024.

“Nos comprometemos a tomar medidas adicionales sobre Pérdidas y Daños”, dijo en un discurso en Dakar (Senegal) el jueves.

Los países en desarrollo quieren que las conversaciones, que tendrán lugar en Sharm el-Sheikh (Egipto) en noviembre, se centren también en la asistencia financiera para después de 2025, con los 100.000 millones de dólares prometidos como “piso”, dijo Creecy. En ese año, expirará un acuerdo para proporcionar US$100.000 millones anuales, que no se ha cumplido.

PUBLICIDAD

Mucho silencio

“Ahora estamos avanzando hacia el entorno posterior a 2025 y hay mucho silencio en torno a ello”, dijo. Hay que tener en cuenta “las necesidades y circunstancias especiales del continente africano”, dijo en referencia a la necesidad de fondos y a la falta de desarrollo en el continente.

Creecy ha supervisado la cartera de medio ambiente en Sudáfrica en un momento en que el país se ha comprometido a alcanzar ambiciosos objetivos de reducción de las emisiones de carbono y a abandonar la dependencia del carbón para producir energía.

El continente necesita más dinero para la adaptación, el refuerzo de las infraestructuras y el aumento de la resistencia a la sequía y otros fenómenos meteorológicos, que para la mitigación, que abarca la construcción de plantas de energía renovable, dijo Creecy. África quiere que la mitad de la financiación para el clima se destine a la adaptación, según el ministro.

PUBLICIDAD

“Entendemos que no toda la financiación va a venir en forma de subvenciones o ayudas”, ya que las plantas de energía generan ingresos que podrían amortizar la financiación con el tiempo, dijo. Aun así, “muchos países de África no tienen un gran presupuesto del sector público. Así que es necesario financiar con subvenciones los problemas de adaptación”.

Sólo en Sudáfrica, se prevé que el oeste del país sea más seco y el este más húmedo, según Creecy. El litoral de más de 3.000 kilómetros se verá probablemente afectado por las mareas de tempestad y la subida del nivel del mar.

PUBLICIDAD

“Está claro que los problemas de adaptación a los que se enfrenta nuestro país son importantes”, dijo Creecy.

---Con la ayuda de Laura Millan Lombrana, Gem Atkinson y Katarina Hoije.

PUBLICIDAD