Economía

Guía para inversores sobre las elecciones de Brasil: las 6 claves que debe conocer

Bolsonaro y Lula tienen diferencias sobre distintos aspectos de la economía, desde las empresas públicas a una producción más sustentable

Petrobras
Por Vinicius Andrade
02 de octubre, 2022 | 09:22 AM

Lea esta historia en

Portugués

Bloomberg — Las acciones brasileñas superaron este año a sus pares globales, mientras algunos inversores consideran probable más ganancias debido a que no se espera que ni Jair Bolsonaro ni Luiz Inácio Lula da Silva, que este domingo compiten en elecciones de primera vuelta, puedan poner en peligro las cuentas fiscales en el corto plazo.

Pero el consenso sobre las perspectivas económicas para Brasil, el mayor mercado de renta variable de América Latina, se detiene allí. Es que los dos principales candidatos tienen diferentes puntos de vista sobre aspectos clave, desde la privatización de las empresas estatales hasta el proceso de transición hacia las energías sostenibles.

Mientras que Lula se ha manifestado más a favor de utilizar las empresas estatales para ayudar a impulsar la economía, Bolsonaro pretende seguir impulsando un programa de privatización que inició durante su primer mandato y que posiblemente incluya al gigante petrolero Petrobras.

PUBLICIDAD

Las encuestas publicadas antes de que se abriera la votación de este domingo daban en su mayoría una ventaja a Lula, y algunos encuestadores señalaban que podría recibir suficientes votos para una victoria en primera vuelta. La segunda vuelta está programada para el 30 de octubre, si es necesario.

Un representante de la campaña de Lula declinó hacer comentarios para esta nota. En tanto, un integrante de la campaña de Bolsonaro no respondió a una solicitud escrita.

El índice Ibovespa ha subido un 7,9% en dólares este año, frente a la caída del 25% del índice S&P 500 de Estados Unidos. Las valoraciones siguen pareciendo históricamente atractivas, según los inversores. “Brasil está barato”, afirmó Greg Lesko, gestor de carteras de Deltec Asset Management en Nueva York.

PUBLICIDAD

Esto es lo que hay que tener en cuenta antes de la votación:

1. Constructoras de viviendas

Los esfuerzos para apuntalar el segmento de la vivienda de bajos ingresos en Brasil “deberían continuar independientemente de los resultados políticos”, escribieron los analistas de Citigroup Inc., incluyendo a Andre Mazini, en una nota a principios de este mes. Eso significa que las constructoras centradas en la vivienda de bajo costo, como MRV Engenharia e Participacoes SA y Direcional Engenharia SA, podrían ver renovado su interés. Otro impulso para el sector podría provenir del esperado fin del ciclo de endurecimiento de Brasil. El banco central de Brasil dejó sin cambios su tipo Selic de referencia en su reunión de septiembre, después de una gran subida de 1.175 puntos básicos.

2. Empresas estatales

Mientras que Lula ha señalado que Petrobras podría embarcarse en un nuevo ciclo de inversiones en activos de menor rentabilidad, como las refinerías, Bolsonaro dijo en agosto que su equipo económico tenía luz verde para proponer y planificar una posible venta. El gobierno controla Petrobras con una participación del 50% en acciones comunes de la empresa de US$76.000 millones.

“No creo que Petrobras valga cero bajo un gobierno de Lula, y los inversores son conscientes de que es poco probable que su regreso represente un retorno para aquellos años de Dilma”, dijo Leonardo Rufino, portfolio manager de Mantaro Capital en Río de Janeiro. “Pero se espera un mayor nivel de interferencia política”, señaló.

3. Consumo

El veterano inversor en mercados emergentes Mark Mobius dijo que “probablemente habrá un aumento del gasto de consumo” en caso de que gane Lula. El expresidente señaló que, además de mantener el actual programa social que paga 600 reales (US$111) en ayudas en efectivo a las familias brasileñas de bajos ingresos, aumentaría la cantidad en 150 reales por niño menor de seis años. A principios de este mes, Bolsonaro también indicó que tenía la intención de aumentar los desembolsos realizados a través de su programa insignia Auxilio Brasil en 200 reales a 800 reales al mes a aquellos que consiguen un trabajo mientras reciben las dádivas.

Los minoristas de descuento y algunas empresas que atienden a los consumidores de bajos ingresos, como Magazine Luiza SA, MercadoLibre Inc. y Lojas Renner SA, podrían beneficiarse del mayor gasto de los consumidores como resultado de los programas de estímulo, según la estratega de renta variable de JPMorgan Chase & Co. Emy Shayo.

PUBLICIDAD
Fotografíass: Andre Borges, Maira Erlich/Bloombergdfd

4. Educación

Las acciones de las instituciones educativas con fines de lucro, como Anima Holding SA y Cogna Educacao, han repuntado recientemente, ya que Lula dijo que impulsará el programa de educación del gobierno, conocido como Fies, mediante la concesión de nuevos préstamos a los estudiantes. Los analistas del Banco BTG Pactual SA han advertido a los inversores de que no apuesten por las empresas educativas.

5. Exportadores de materias primas

Si los operadores perciben una política macroeconómica más intervencionista bajo el mandato de Lula, que aumente la presión sobre el real brasileño, podrían apostar por el segundo productor mundial de mineral de hierro, Vale SA, y el fabricante de pasta de papel Suzano SA, que obtienen una parte considerable de sus ingresos en dólares estadounidenses.

6. ESG

Lula ha señalado que la transición a la energía verde debería ser un pilar clave de su programa económico. Esto podría atraer a algunos inversores que se asustaron por la encendida retórica de Bolsonaro sobre temas que van desde la selva amazónica hasta la pandemia del Covid-19. Eso significa que compañías como la empresa de gestión de residuos Ambipar Participacoes e Empreendimentos SA podrían tener un buen desempeño y, más ampliamente, que las acciones de gran capitalización podrían beneficiarse de un aumento de las entradas.

PUBLICIDAD

“Se percibe que el gobierno de Lula está comparativamente más comprometido con una agenda ESG, lo que podría eventualmente dar dividendos en política exterior”, señaló en una nota el economista de Goldman Sachs Group Inc., Alberto Ramos.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD