Tecnología

Cambio de opinión de Musk sobre compra de Twitter podría no ser el final del asunto

Se espera que la compañía vaya a juicio en dos semanas para obligar a Musk a seguir adelante con la transacción

Elon Musk.
Por Sarah Frier
05 de octubre, 2022 | 07:11 PM

Bloomberg — Las batallas legales de meses de duración entre Twitter Inc. (TWTR) y el hombre más rico del mundo, Elon Musk, que quería ser dueño de la compañía a como de lugar y luego cambió de opinión, culminaron esta semana en una aparente oferta de compra.

En una carta dirigida al directorio de Twitter, Musk dijo que después de todo, seguiría adelante con la compra de la red social. Planea cumplir con el precio original de la oferta de US$44.000 millones que acordó en abril, más todo lo demás de ese acuerdo.

El martes, las acciones subieron más de un 20% luego de que los inversores de Twitter apostaran por el cierre del acuerdo. Pero la compañía no llegó a cantar victoria ni a retirar su demanda, y se espera que siga adelante con el juicio en dos semanas para obligar a Musk a seguir adelante con la transacción.

PUBLICIDAD

Hay una buena razón para eso. Si bien Musk ha asegurado el financiamiento para el acuerdo de distintos bancos, que sin duda lamentan los compromisos que asumieron durante tiempos económicos mejores, no se ha ganado ninguna confianza de parte de Twitter. A la compañía probablemente le gustaría obtener su dinero antes de cerrar el recurso legal.

En abril, Musk estaba en términos amistosos con Twitter y listo para unirse a su directorio. La empresa había puesto prematuramente su rostro en su página de relaciones con los inversionistas y lo invitó a hacer una sesión de preguntas y respuestas con los empleados.

Pero Musk renegó la misma semana, aparentemente frustrado después de que el CEO, Parag Agrawal, le dijera a Musk que su comentario público negativo estaba haciendo que fuera difícil para los empleados concentrarse, según mensajes de texto publicados la semana pasada.

PUBLICIDAD

Musk luego ofreció comprar la compañía con una carta relámpago de tómalo o déjalo, sin esperar la debida diligencia. Pocas semanas después de que Twitter aceptara, Musk intentó anular el compromiso, se burló abiertamente de los miembros de la gerencia y cuestionó si los números de usuarios de la red se calcularon de manera fraudulenta.

La oferta de Musk está condicionada a que la Corte de Cancillería de Delaware “entre en una suspensión inmediata” de la batalla legal de Twitter “y suspenda el juicio y todos los demás procedimientos relacionados” con el caso. La disposición insinúa lo que podría haber provocado el cambio de opinión de Musk: sus contactos más cercanos están siendo interrogados y sus mensajes privados se están haciendo públicos a través de la corte, y eso es malo para el negocio en general. También estaba la cuestión de la serie de sentencias previas al juicio que no iban por buen camino para Musk, posiblemente una señal de que tendría problemas en el tribunal. La carta de esta semana a la junta directiva de Twitter le da a Musk cobertura para desistir de la oferta si así lo desea; la jueza aún no ha concedido una suspensión del caso.

Después del golpe propinado por el drama de alto impacto, Twitter no es de Musk hasta que se les pague a los accionistas.

Con la asistencia de Ed Ludlow.

PUBLICIDAD