Negocios

Los fallos contra Musk en el caso de Twitter que daban señales de que podía perderlo

El multimillonario retomó su plan de comprar la compañía luego de perder una serie de sentencias antes del juicio final programado para el 17 de octubre

Elon Musk, fundador de SpaceX y director ejecutivo de Tesla Inc. habla durante un debate en la Conferencia Satellite 2020 en Washington, D.C., Estados Unidos, el lunes 9 de marzo de 2020.
Por Jef Feeley
04 de octubre, 2022 | 10:05 PM

Bloomberg — El multimillonario Elon Musk retomó este martes su propuesta de compra de Twitter Inc. (TWTR) por el precio original acordado con la empresa, US$54,20 por acción, tras perder una serie de fallos previos al juicio que podrían haber presagiado dificultades para exponer su caso en los tribunales.

Musk volvió a su plan original de comprar la compañía a tan solo pocos días de que tuviera que argumentar ante un juez el por qué pretendía desistir del acuerdo y es que cuando el CEO de Tesla (TSLA) se echó para atrás de la compra en julio, se dio inicio a un juicio en la Corte de la Cancillería de Delaware, el cual está programado para comenzar el próximo 17 de octubre.

Se esperaba que en dicho juicio Musk argumentara ante un juez que los ejecutivos de Twitter lo engañaron sobre el número de cuentas de spam y bots en la base de más de 230 millones de usuarios de la compañía, como ha alegado públicamente en varias ocasiones.

PUBLICIDAD

Pero lo cierto es que esa decisión puede haber estado influenciada por casi media docena de fallos de la jueza de la Cancillería de Delaware, Kathaleen St. J. McCormick, en los últimos tres meses, que fueron a favor de Twitter y frustraron los esfuerzos de Musk para demostrar que tenía motivos legítimos para cancelar el acuerdo.

“Estaba bastante claro por sus fallos que la jueza estaba centrada en el acuerdo y no en las cosas de las que Musk quería hablar”, dijo Brian Quinn, un profesor de derecho del Boston College que se centra en las disputas de fusiones y adquisiciones. “Su gran teoría sobre los bots no parecía estar ganando ninguna tracción con ella”.

Sin duda, la jueza falló a favor de Musk en algunas cuestiones, como dejar que intentara reforzar su caso para abandonar la compra con las alegaciones del denunciante de Twitter Peiter Zatko sobre la laxitud de la seguridad informática y la falta de interés de la empresa en el tema de los bots.

PUBLICIDAD

Pero McCormick también fue dura con el equipo de Musk por el mal manejo de los intercambios de información previos al juicio, habituales en los litigios corporativos. En una sentencia de septiembre, criticó al multimillonario por no entregar copias de los mensajes de texto de él y de su principal asesor, Jared Birchall. El juez dijo que había “deficiencias evidentes” en la forma en que el CEO de Tesla y sus abogados respondieron a las demandas de Twitter para los mensajes de texto pertinentes y la negligencia en el cumplimiento de los plazos.

Estas son otras sentencias que perdió Musk:

  • Una semana después de que Twitter demandara a Musk en julio, McCormick rechazó la petición del multimillonario de celebrar un juicio en febrero y fijó el caso para ser juzgado ante ella el 17 de octubre. También se alineó detrás de la insistencia de Twitter en programar cinco días de juicio para presentar testimonios.
  • En agosto, McCormick ordenó a Musk que entregara los archivos sobre los posibles inversores en un aumento de capital de US$7.000 millones como parte del acuerdo. Musk se quejó de que Twitter se estaba extralimitando, argumentando que había obtenido suficientes datos sobre los inversores reales. McCormick también accedió a la petición de Twitter de hacer que Musk identificara a personas “con conocimiento o participación en asuntos y eventos clave” del acuerdo, a pesar de las protestas de sus abogados.
  • A finales de septiembre, el juez denegó la demanda de Musk de documentos adicionales sobre la medida interna de Twitter de las cuentas de bots y spam, tras concluir que la empresa ya había revelado suficiente información.
  • Justo antes de que el público se enterara de la decisión del multimillonario de renunciar a su lucha legal para impedir la compra, McCormick permitió a Twitter ampliar su búsqueda de pruebas de que Musk y sus abogados estaban en contacto con el denunciante Zatko antes de que sus acusaciones se hicieran públicas. Ordenó a la parte de Musk que ampliara sus búsquedas de archivos internos para incluir textos, mensajes instantáneos y correos electrónicos cifrados.

El caso es Twitter v. Musk, 22-0613, Delaware Chancery Court (Wilmington).

PUBLICIDAD