Bloomberg Green

Camiones eléctricos de China podrían adelantar el pico de demanda de petróleo

Pocos mercados se están electrificando tanto como China, donde los VEs han pasado de representar menos del 1% de las ventas de vehículos comerciales ligeros al 10% en los últimos dos años

El interior de la camioneta Rivian R1T para vehículos eléctricos (EV) en la planta de fabricación de la empresa en Normal, Illinois, EE.UU., el lunes 11 de abril de 2022.
Por Colin McKerracher
16 de octubre, 2022 | 06:58 PM

Bloomberg — Últimamente los camiones eléctricos están acaparando muchos titulares. Elon Musk ha anunciado que los Semis de Tesla empezarán a enviarse a PepsiCo en California antes de que termine el año. Volvo también está entregando grandes camiones alimentados por baterías a Amazon en Alemania.

No obstante, pocos mercados se están electrificando tanto como China, donde los VEs han pasado de representar menos del 1% de las ventas de vehículos comerciales ligeros al 10% en los últimos dos años. Las ventas alcanzaron un récord de casi 18.000 unidades en agosto y parece que seguirán aumentando en los últimos meses del año.

Ventas de vehículos comerciales ligeros en Chinadfd

China es el mayor mercado de vehículos comerciales del mundo, por lo que lo que ocurre allí mueve la aguja a nivel mundial. Con un 10% de cuota eléctrica, China está muy por delante de casi todos los demás países en este segmento. Solo Corea del Sur tiene una tasa de adopción más alta, con más del 20 % de sus ventas de vehículos comerciales ligeros ya eléctricos en lo que va de 2022.

PUBLICIDAD

La curva de adopción de las furgonetas y camiones eléctricos ligeros en China ha empezado a parecerse a lo que ocurrió con los vehículos de pasajeros unos años antes, cuando la combinación de apoyo político, mayor disponibilidad de modelos y un aumento de la inversión en infraestructuras de recarga hizo que el mercado despegara. El impulso ha continuado en el lado de los vehículos de pasajeros, con los vehículos enchufables alcanzando el 29% de todas las ventas en septiembre. Los eléctricos completos representaron el 22% del mercado.

El mercado de camiones eléctricos medianos y pesados en China también se está recuperando. Las ventas de grandes camiones eléctricos en ese segmento aumentaron un 224% en julio y alcanzaron el 3,4% del mercado total. Las entregas disminuyeron ligeramente en agosto, con una cuota del 2%, pero la tendencia del año sigue siendo fuertemente ascendente y hacia la derecha.

Hasta ahora, la mayoría de estos camiones pesados están operando en ciclos de trabajo urbano de menor alcance más que en rutas de larga distancia, pero el panorama está cambiando rápidamente de todos modos. Es fácil despreciar unos pocos puntos porcentuales de cuota de mercado, pero las historias de adopción de tecnología tienen la costumbre de ir despacio, hasta que dejan de hacerlo.

PUBLICIDAD

A principios de este año, escribí sobre cómo China estaba experimentando con la combinación adecuada de políticas, tecnología y palancas económicas para impulsar las opciones de cero emisiones en estos segmentos de vehículos más pesados, y que las cosas podrían avanzar rápidamente una vez que la combinación óptima se aclare. Ese punto puede estar llegando ahora, y los últimos datos desafían dos creencias muy extendidas tanto en el sector del transporte como en el de la energía.

La primera es que las pilas de combustible de hidrógeno son la principal, o incluso la única, forma de limpiar los camiones pesados. Los datos muestran hasta ahora que, aunque las pilas de combustible desempeñan un papel, la mayoría de los camiones pesados alternativos que se venden en China son eléctricos de batería. Aún es pronto y esto podría cambiar, pero el análisis de BNEF indica que, al menos para los ciclos de trabajo urbanos, los camiones pesados eléctricos ya son mucho más competitivos económicamente y lo seguirán siendo incluso con la esperada disminución del coste de las pilas de hidrógeno y de combustible.

El último sector en disputa es el de los camiones de larga distancia. Este segmento todavía está en juego, pero incluso ahí, el reciente análisis de BNEF sobre los lanzamientos de modelos previstos mostró una enorme divergencia entre el número de camiones eléctricos y de pila de combustible que saldrán al mercado. Hay muchos objetivos corporativos de cero emisiones que están empezando a filtrarse a la cadena de suministro en los próximos años y que presionarán a los grandes operadores de flotas logísticas para que empiecen a poner en circulación opciones de cero emisiones. Los modelos eléctricos llevan una gran ventaja.

China también está experimentando con el intercambio de baterías para vehículos comerciales, lo que demuestra que hay más de una manera de despellejar al gato. Los datos recopilados por BNEF muestran un aumento del 318% en el número de estaciones de intercambio de baterías comerciales instaladas en China el año pasado, y un despliegue previsto de 34.000 furgonetas y camiones con baterías intercambiables. Una sola ciudad, Tangshan, ha desplegado más de 4.400 camiones pesados con baterías intercambiables hasta septiembre. Eso es más que toda la flota mundial de camiones pesados con pila de combustible.

La otra ortodoxia contra la que cortan los datos de ventas es que los vehículos comerciales mantendrán un crecimiento constante de la demanda de petróleo en el sector del transporte por carretera en las próximas décadas. La mayoría de las perspectivas petroleras reconocen ahora que la demanda de petróleo de los vehículos de pasajeros ya ha alcanzado su punto máximo o lo hará pronto. Pero casi todas ellas suponen un crecimiento constante de la demanda del segmento de los vehículos comerciales a medida que los países se enriquecen y se sigue transportando más carga por carretera.

En el informe del BNEF sobre combustibles para carreteras de 2022, el crecimiento de los vehículos comerciales mantiene la demanda de petróleo, pero no por mucho tiempo. Según las perspectivas de este año, la demanda global de petróleo para el transporte por carretera alcanzará su punto máximo en 2027, pero si las ventas de camiones eléctricos siguen aumentando considerablemente en China, esa fecha podría adelantarse.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD