Brasil en español

Estas son las acciones a observar después de la segunda ronda de Brasil

Electores brasileños fueron a las urnas este domingo (30) para elegir Jair Bolsonaro o Lula, ¿en cuáles acciones investir tras el resultado?

Fotos: Tomaz Silva/Agência Brasil y Tuane Fernandes/Bloomberg
Por Vinicius Andrade
30 de octubre, 2022 | 05:10 PM
Últimascotizaciones

Bloomberg — Las acciones brasileñas han superado a sus homólogas mundiales este año, y los inversores afirman que es probable que se produzcan más ganancias, ya que no se espera que los candidatos que compiten por la presidencia en la segunda vuelta este domingo pongan en peligro las perspectivas fiscales del país a corto plazo.

Sin embargo, ahí es donde tiende a terminar el consenso sobre las perspectivas del mayor mercado de valores de América Latina. Esto se debe a que los dos candidatos – el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y el actual presidente Jair Bolsonaro – discrepan en temas clave, desde la privatización de las empresas estatales hasta el enfoque en una transición hacia fuentes de energía más sostenibles.

Mientras que Lula, del Partido de los Trabajadores, se ha manifestado más a favor de utilizar las empresas estatales para ayudar a impulsar la economía, Bolsonaro pretende seguir impulsando un programa de privatización que inició durante su primer mandato, un plan que podría incluir a Petrobras (PETR3, PETR4), el mayor productor de petróleo de América Latina.

PUBLICIDAD

Lula tomó una ventaja más estrecha de lo esperado en la primera vuelta, y desde entonces Bolsonaro ha recortado la diferencia en las encuestas de opinión. Las encuestas publicadas antes de que se abrieran las urnas el domingo mostraban en su mayoría a Lula con una pequeña ventaja.

Representantes de campaña de Lula y Bolsonaro no hicieron comentarios.

El índice Ibovespa de Brasil ha subido alrededor de un 14% en términos de dólares este año, en comparación con una caída del 18% en el índice estadounidense S&P 500. Las valoraciones siguen pareciendo atractivas, y algunos gestores están promocionando las acciones del país sudamericano como una opción de inversión de primer orden en un momento en el que muchos de sus países homólogos en desarrollo están pasando por dificultades.

PUBLICIDAD

Brasil parece mejor que el resto del mundo en términos relativos”, afirma Daniela Da Costa-Bulthuis, gestora de carteras de la gestora de activos holandesa Robeco, que supervisa US$199.000 millones de dólares y sobrepondera las acciones brasileñas.

Esto es lo que hay que tener en cuenta antes de la votación:

Constructores

Los esfuerzos para reforzar el sector de la vivienda para la población de bajos ingresos en Brasil “deberían continuar independientemente de los resultados políticos”, escribieron los analistas de Citigroup (C) en una nota el mes pasado. Eso significa que las constructoras activas en ese segmento, como MRV Engenharia e Participações (MRVE3) e Direcional Engenharia (DIRR3) podrían ver renovado interés de inversores. El esperado fin del ciclo de endurecimiento de la política monetaria de Brasil podría ofrecer otro impulso. El banco central de Brasil mantuvo sin cambios su tipo de interés de referencia en su reunión de septiembre, tras una serie de subidas que sumaron 1.175 puntos básicos. Su próxima decisión será el miércoles.

Estatales

Lula ha señalado que Petrobras podría embarcar en un nuevo ciclo de inversión en activos de menor rentabilidad, como las refinerías. Mientras tanto, Bolsonaro dijo en agosto que su equipo económico tenía aprobación para proponer y planificar una potencial venta. El gobierno controla Petrobras, con una participación del 50% en las acciones ordinarias de la empresa de US$84.000 millones. Para los inversores, el temor es un retorno a las políticas de Dilma Rousseff, que sucedió a Lula en la presidencia en 2011. Su gobierno obligó a Petrobras a vender combustible con pérdidas, lo que desencadenó una caída de las acciones.

“No creo que Petrobras valga cero bajo un gobierno de Lula, y los inversores están conscientes de que es poco probable que su regreso represente un retorno para los años de Dilma”, dijo Leonardo Rufino, un gestor de cartera de Mantaro Capital en Río de Janeiro. “Pero se espera un mayor nivel de interferencia política”.

Consumo discrecional

El veterano inversor en mercados emergentes Mark Mobius dijo el mes pasado que el gasto de los consumidores probablemente aumentaría bajo Lula. El ex presidente señaló que, además de mantener un programa que paga US$113 dólares a familias de bajos ingresos, aumentaría el valor en US$28 por niño menor de seis años. Bolsonaro indicó que tenía la intención de aumentar los desembolsos realizados a través de su programa Auxílio Brasil en US$ 37 a US$151 al mes para aquellos que consiguen un trabajo mientras reciben el subsidio.

PUBLICIDAD

Vale la pena observar a los operadores de centros comerciales como BR Malls Participações (BRML3). Los minoristas de descuento y algunas empresas que atienden a los consumidores de bajos ingresos, como Magazine Luiza (MGLU3), MercadoLibre (MELI) y Lojas Renner (LREN3), podrían beneficiarse de la mayor demanda resultante de los programas de estímulo, según la estratega de renta variable de JPMorgan Chase (JPM) Emy Shayo.

Educación

Las acciones de las empresas privadas de educación, como Anima Holding (ANIM3) y Cogna Educação (COGN3), también han estado en el centro de atención, ya que Lula dijo que impulsará el programa de educación del gobierno, conocido como Fies, mediante la concesión de nuevos préstamos a los estudiantes.

Exportadores de commodities

Si los operadores perciben una política macroeconómica más intervencionista bajo el mandato de Lula que presione al real brasileño, podrían apostar por el segundo productor mundial de mineral de hierro, Vale (VALE3), y el fabricante de pasta de papel Suzano (SUZB3), que obtienen más del 80% de sus ingresos de los mercados exteriores.

PUBLICIDAD

ESG

Lula ha señalado que la transición a la energía verde sería un pilar de su programa económico, un enfoque que podría atraer a los inversores asustados por la retórica de Bolsonaro en temas que van desde la selva amazónica a la pandemia. Así que, en una victoria de Lula, las empresas que trabajan en áreas como la recuperación de residuos industriales, como la firma de gestión de residuos Ambipar Participações e Empreendimentos (AMBP3), podrían beneficiarse, y en general, las acciones de gran capitalización podrían ver un aumento de las entradas.

“Un gobierno de Lula se percibe como comparativamente más comprometido con una agenda ESG, lo que podría eventualmente pagar dividendos en política exterior”, dijo em nota el economista de Goldman Sachs Group (GS), Alberto Ramos.

PUBLICIDAD

--Con la ayuda de Felipe Marques, Barbara Nascimento, Simone Iglesias, Mariana Durao y Ricardo Strulovici Wolfrid.

Ver más em Bloomberg.com

Te puede interesar

PUBLICIDAD