Berkshire, de Warren Buffett, se ve afectada por los seguros de automóviles

El conglomerado informó de una pérdida de 962 millones de dólares en la suscripción de seguros en el tercer trimestre, la peor pérdida trimestral en un año

Bloomberg Línea
Por Max Reyes
05 de noviembre, 2022 | 01:44 PM

Bogotá — Warren Buffett, que desde hace tiempo ha reiterado su amor por las compañías de seguros, recibió un doloroso golpe en los negocios de suscripción de Berkshire Hathaway Inc. mientras la inflación sigue pesando en las unidades operativas de la empresa.

El conglomerado informó de una pérdida de 962 millones de dólares en la suscripción de seguros en el tercer trimestre, la peor pérdida trimestral en un año. La aseguradora de automóviles Geico sufrió el mayor golpe entre sus negocios de seguros, con una pérdida antes de impuestos de 759 millones de dólares. La unidad no ha obtenido beneficios trimestrales desde el segundo trimestre del año pasado.

Las aseguradoras de automóviles han luchado por mantener el ritmo de los elevados precios de los coches usados, el empeoramiento de la frecuencia y la gravedad de los accidentes y el aumento de los costes relacionados con las reclamaciones médicas y los litigios relacionados con los accidentes. El sector de los seguros en general también ha tenido que lidiar con las consecuencias del huracán Ian, que azotó el suroeste de Florida a finales de septiembre causando miles de millones de dólares en daños.

VER +
Por qué Warren Buffett ama al gigante petrolero Occidental Petroleum

Las frecuencias de las reclamaciones en los primeros nueve meses de este año fueron más altas en todos los ámbitos, dijo Berkshire, incluyendo daños a la propiedad, lesiones y colisión.

PUBLICIDAD

“Geico es definitivamente un punto de presión a vigilar en Berkshire”, dijo Cathy Seifert, analista de CFRA Research, señalando que una medida de los ingresos futuros era más débil que los niveles reportados por sus compañeros. “Parece que Geico también está perdiendo cuota de mercado”.

Peaje de la inflación

Aun así, las otras unidades operativas de Berkshire, que incluyen el ferrocarril BNSF junto con las operaciones de servicios públicos y energía, fueron por lo demás rentables, aunque los ingresos por el ferrocarril disminuyeron con respecto al año pasado, ya que la creciente inflación pasó factura a la empresa con sede en Omaha, Nebraska.

“Aunque la demanda de productos y servicios por parte de los clientes fue relativamente buena en 2022, la demanda comenzó a debilitarse en el tercer trimestre en algunos de nuestros negocios”, dijo Berkshire en una presentación regulatoria. “Seguimos experimentando los efectos negativos de los mayores costes de materiales, fletes, mano de obra y otros insumos”.

PUBLICIDAD

Los beneficios de explotación ascendieron a 7.760 millones de dólares, un 20% más que el año pasado. El aumento incluyó 858 millones de dólares en ganancias por cambio de divisas vinculadas a la deuda no denominada en dólares estadounidenses, así como un aumento del 17% en los ingresos de los negocios en los que Berkshire posee entre un 20% y un 50% de participación.

VER +
Cómo Buffett decidió un acuerdo de US$11.600 millones en una cena en Nueva York

“En general, los negocios están funcionando muy bien”, dijo Jim Shanahan, analista de Edward Jones.

Por primera vez, Berkshire incluyó a Occidental Petroleum Corp. en el método contable de puesta en equivalencia después de que su participación en la empresa superara el 20% a principios de este año. Incluyendo los warrants, el conglomerado posee casi el 30% de la petrolera. La compañía dijo que informará de los resultados de ese negocio con un retraso de un trimestre, y que la parte de Berkshire de las ganancias de Occidental se reportará en las ganancias del cuarto trimestre de 2022.

Berkshire también informó de una pérdida de beneficios netos para el trimestre de casi 2.690 millones de dólares, impulsada por un golpe de 10.400 millones de dólares relacionado con su cartera de inversiones, ya que la incertidumbre económica sacudió los mercados.

La empresa recompró 1.050 millones de dólares en acciones en el periodo, en línea con los aproximadamente 1.000 millones comprados en los tres meses anteriores. Buffett ha recurrido cada vez más a las recompras como forma de desplegar el efectivo cuando las oportunidades son escasas.

Las reservas de efectivo de Berkshire aumentaron ligeramente hasta los 109.000 millones de dólares, ya que Buffett mantuvo su reserva de polvo seco en medio de la caída del mercado, estimulada por los temores económicos.