Europa

COP27 se prepara para un acuerdo tras un gran avance en los pagos por el clima

“La UE está unida en nuestra ambición de avanzar y construir sobre lo que acordamos en Glasgow”, dijo Frans Timmermans

En medio de las discusiones, el jefe de clima de la UE, Frans Timmermans, amenazó con abandonar las negociaciones en el centro turístico de Sharm El-Sheikh, en el Mar Rojo.
Por John Ainger, Jennifer Dlouhy y Akshat Rathi
19 de noviembre, 2022 | 08:55 AM

Bloomberg — Las conversaciones climáticas de la COP27 en Egipto estuvieron en vilo durante el sábado cuando la Unión Europea (UE) insistió en que el mundo debe endurecer su ambición de reducir las emisiones por combustibles fósiles.

La propuesta abarcaría un nuevo fondo en 2023 para atacar el costo de los desastres climáticos. A cambio, Europa exige un tono más estricto para reducir las emisiones. Tras horas de discusión con países como China, Brasil y Arabia Saudí se acordaron cambios en esa parte del acuerdo, lo que pone en la mesa un texto definitivo.

El sábado por la mañana, tiempo del este, no estaba claro si la Unión Europea y otras naciones desarrolladas firmarían el acuerdo completo, en este camino por limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados.

PUBLICIDAD

Sin embargo, los trabajos continuaron hasta entrada la noche. Mientras se debatía en una reunión a puerta cerrada el borrador final que se llevaría a la sesión pública de clausura para su aprobación, Estados Unidos intervino a última hora para que el acuerdo incluyera un llamado a eliminar progresivamente todos los combustibles fósiles.

De lograrse, se superará el texto acordado en Glasgow, que sólo exigía la eliminación del carbón, según personas familiarizadas con el asunto.

En medio de las discusiones, el jefe de clima de la UE, Frans Timmermans, amenazó con abandonar las negociaciones en el centro turístico de Sharm El-Sheikh, en el Mar Rojo, arriesgando la perspectiva de la primera reunión anual de la COP sin acuerdo en más de una década. Timmermans ha sido un impulsor principal en la cumbre, tratando de desbloquear el progreso a través de un gran acuerdo que cambia la promesa de pérdidas y daños en efectivo por una línea más dura sobre las emisiones.

PUBLICIDAD

“La UE está unida en nuestra ambición de avanzar y construir sobre lo que acordamos en Glasgow”, dijo Timmermans, flanqueado por un grupo de ministros de energía europeos. “Nuestro mensaje a los socios es claro: no podemos aceptar que el 1,5 °C muera aquí y hoy”.

El vicepresidente de la Comisión Europea, habla durante el Foro de Acción Climática de las Naciones Unidas.dfd

Se esperaba una sesión plenaria abierta para hacer un balance de las negociaciones al final de la tarde, una oportunidad para que las delegaciones expresaran sus demandas pendientes.

“El texto no nos hace avanzar en la ambición de mitigación desde donde estábamos en Glasgow”, dijo David Waskow, director de la iniciativa climática internacional del Instituto de Recursos Mundiales. “Pero donde hemos visto un cambio aquí y hacia dónde vamos más allá de Glasgow es en pérdidas y daños, y no creo que eso deba perderse en la mezcla. Ese es un importante paso adelante”.

El sábado también trajo la reanudación de la cooperación climática entre China y EE. UU., una señal más de que la reunión entre los presidentes Xi Jinping y Joe Biden en el G20 en Bali descongeló las relaciones entre los dos mayores emisores del mundo. El jefe negociador de China, Xie Zhenhua, hizo el anuncio en una rueda de prensa. Su homólogo estadounidense, John Kerry, se está aislando debido a una infección por Covid-19.

“Hemos acordado que después de esta COP continuaremos con nuestra consulta formal”, dijo Xie.

Las conversaciones sobre el clima se suspendieron después de la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taiwán a principios de este año.

PUBLICIDAD

- Con la ayuda de Salma El Wardany, Mirette Magdy, Antony Sguazzin y Laura Millán Lombraña.

Esta historia se actualizó a las 16:00 horas con nueva información en el segundo, tercer y cuarto párrafos.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD