Actualidad

Universidades en Colombia reconsideran subidas en matrículas: ¿cuáles bajaron precios?

Los aumentos de los precios de las matrículas generaron protestas en ciudades como Bogotá y Cali en medio de los fuertes impactos de la inflación y la depreciación de la moneda local

Universidad de los Andes, en Bogotá
23 de noviembre, 2022 | 12:47 PM

Bogotá — Luego de la ola de protestas que se generó en algunas universidades del país, el Ministerio de Educación definió con estas instituciones que los precios no podrán subir por encima de la inflación anual hasta el 31 de octubre, del 12,22%, por lo que algunas de las que preveían incrementos por encima de esa tasa ya han anunciado ajustes.

Según lo acordado, las Instituciones de Educación Superior (IES), de acuerdo a su autonomía y por normativa de libertad vigilada, pueden incrementar sus matrículas hasta en un porcentaje equivalente al Índice de Precios al Consumidor (IPC) al 31 de octubre del año en curso (se mide a partir del 1 de noviembre del año inmediatamente anterior), sin que tengan que explicar la razón de sus decisiones.

Pero si una IES decide incrementar en un porcentaje superior al IPC de ese año, debe explicar el valor de más dejando claro cuánto espera recaudar y en qué rubros los que los va a invertir, buscando así que el Ministerio de Educación Nacional autorice este incremento, explica a Bloomberg Línea la Universidad de América.

PUBLICIDAD

En este sentido, la Universidad de los Andes informó que dada la coyuntura económica del país ha tomado la decisión de ajustar el aumento de la matrícula para el 2023, en concordancia con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del 12,2%.

La Universidad Javeriana, por su parte, también optó por moderar los incrementos desde el 13,9% planteados inicialmente al 12,22% para el 2023 “luego de reevaluar las diferentes implicaciones de la coyuntura económica del país”, que afecta a la sociedad en general y a su comunidad, según dijo en un comunicado.

Lo anterior implica que el presupuesto para el 2023 será ajustado con el fin prioritario de asegurar el cuidado de las personas, la calidad educativa y la sostenibilidad de la universidad. Este desafío nos compromete a trabajar conjunta y corresponsablemente para afrontar la exigente situación que este ajuste implica en materia de proyectos de inversión y de desarrollo”, apuntó.

PUBLICIDAD
El ministro de Educación colombiano, Alejandro Gaviria, ha manifestado que en las actuales condiciones de la economía incrementar los precios por encima de la inflación “no es razonable”.dfd

Por su parte, otras universidades consultadas por este medio como la del Rosario o el Externado indicaron que no habían tomado decisiones aún sobre los incrementos de las tarifas de las matrículas para 2023.

En cambio, sí se manifestó la Universidad América que indicó que la institución ya había decidido incrementar el valor de la matrícula en relación al IPC.

Destacó además que otorgó $20.000 millones en becas para estudiantes nuevos y antiguos durante este trienio.

Adicionalmente, que ha realizado inversiones que superan los $30.000 millones en adecuaciones a su infraestructura, actualización de sus espacios físicos, como el Centro de Recursos de Aprendizaje e Investigación (CRAI) y sus 24 laboratorios.

Para el ministro de Educación colombiano, Alejandro Gaviria, algunas universidades habrían sobredimensionado el supuesto impacto en sus finanzas frente a los recientes anuncios relacionados a los aportes que deben hacer a los estudiantes con intereses en el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex), que en días pasados anunció que ofrecerá créditos con tasa del 0% y dejará de capitalizar intereses.

La gran brecha de la desigualdad se refleja en Colombia en que solo un 39,7 % de los estudiantes colombianos que se gradúan del bachillerato pueden acceder a la educación superior.

PUBLICIDAD

De acuerdo al Ministerio de Educación, en 2021 la matrícula total en educación superior fue de 2.448.271 estudiantes, un 3,93% más respecto a 2020.

En Colombia, justamente, el alto precio de las carreras universitarias aleja a millones de jóvenes de la educación superior y la oferta de las instituciones públicas no logra compensar la alta demanda, arrastrando a muchos de estos jóvenes a trabajos informales.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: TwitterFacebook e Instagram

PUBLICIDAD