Uruguay

Por qué la petrolera uruguaya ANCAP resignó casi US$200M de ganancias en 2022

La empresa estatal ve sus resultados afectados por la venta de combustible al público debajo de precios de referencia internacional

La refinería de ANCAP está ubicada sobre la bahía de Montevideo, en el barrio La Teja. Foto: ANCAP
30 de noviembre, 2022 | 04:00 AM

Montevideo — La petrolera estatal uruguaya ANCAP, monopólica en la importación y refinación del crudo, resignó US$197 millones en ingresos durante los primeros nueve meses del año 2022, según los resultados acumulados al tercer trimestre presentados este martes por su directorio.

Esto ocurrió debido a la brecha -o subsidio- generado por la definición del gobierno de establecer un precio de venta al público inferior a lo que deberían costar la nafta, el gasoil y el supergás (GLP) en Uruguay según el precio de referencia internacional. La compañía afrontó esta situación a través del margen excepcional que entregó su refinería, dijo este martes su presidente Alejandro Stipanicic.

“Esto es una fiesta que no es para toda la vida. No es razonable que los márgenes de refinación se mantengan en estos niveles”, afirmó Stipanicic durante un taller con periodistas donde la empresa presentó los resultados acumulados desde enero hasta setiembre de 2022. “Los US$200 millones que no recaudamos ahora los vamos a poder necesitar más adelante”, añadió unos minutos después al continuar con su exposición.

PUBLICIDAD

El subsidio de US$197 millones correspondió en US$76 millones al gasoil 50S, en US$72 millones al supergás, y en US$37 millones a la gasolina super.

Una de las principales preocupaciones de los directivos de la compañía es que el año próximo la refinería tendrá una parada de mantenimiento de cuatro meses, aunque desde la empresa asumen que pueden ser más prolongada en el tiempo. El costo de las obras demandará US$70 millones y la empresa deberá importar 800.000 metros cúbicos en productos para sustituir la falta de producción propia.

Los resultados de ANCAP

Pese a la resignación de ganancias, el grupo ANCAP lleva en lo que va del año un resultado neto de US$143 millones, contra US$128 millones que había registrado de beneficios en el acumulado de los primeros seis meses. En el sector monopólico el acumulado es de US$6 millones, frente a US$12 millones de los primeros seis meses.

PUBLICIDAD

El presidente de ANCAP afirmó durante el taller con periodistas que la reducción de las ganancias en el sector monopólico se debió a un ajuste contable, aunque los resultados permanecen estables.

Los negocios no monopólicos dieron una ganancia de US$ 74 millones. Además el acumulado entregó un resultado financiero de US$ 39 millones, sobre todo por la apreciación del peso uruguayo.

Stipanicic dijo también que Uruguay tiene capacidad suficiente para abastecer el mercado interno de gasoil en la primera parte de 2023. En tanto, añadió que la empresa rechazó solicitudes de exportación que recibió desde Ecuador y Bolivia, con el objetivo de priorizar el abastecimiento interno.

El margen de la refinería

Si la empresa no hubiera resignado ganancias, y hubiera apuntado al precio de referencia internacional, el resultado del sector monopólico debería ser de US$203 millones, dijo el presidente de ANCAP.

Durante los primeros nueve meses del año, el margen teórico de la refinería de ANCAP alcanzó US$298 millones al tomar el Precio de Paridad de Importación elaborado por la Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua (Ursea). El valor se debió a márgenes internacionales altos y un elevado uso de la refinería. En todo 2021 había sido de US$154 millones.

El margen de refinación es la diferencia de precio de venta de un producto respecto a la materia prima utilizada.

PUBLICIDAD

“Deberíamos haber generado casi US$300 millones de margen de refinación. ¿Pero por qué la refinería de La Teja no generó ese margen y ANCAP no pudo capturarlo? Por la brecha de precios”, dijo Stipanicic.

¿Cómo se fijan los combustibles en Uruguay?

El mecanismo de fijación de tarifas en Uruguay implica una orientación del gobierno hacia el precio de paridad de importación (PPI), entendido como el valor teórico que tendrían los productos terminados en Uruguay, donde ANCAP el Estado es monopólico en la refinación. El PPI surge de un informe que todos los meses elabora la Ursea.

En los hechos el gobierno ha resuelto en distintas oportunidades fijar tarifas por debajo de lo que marcaba la regla del PPI, que se aplica desde mediados de 2021 a instancias de esta administración.

PUBLICIDAD

El precio de la nafta y del gasoil en Uruguay durante diciembre de 2022 permanecerá sin variaciones. La nafta mantiene su valor nominal desde octubre, el gasoil desde junio y el supergás desde abril.

La nafta super tendrá un valor de venta al público de $74,88 por litro (US$1,89) y el gasoil 50S de $64,99 por litro (US$1,64). El kilo de supergás (GNL) permanecerá a $63,35 (US$1,60).

La proyección al surtidor del PPI elaborada por el Ministerio de Industria determinó que el litro de nafta debería costar $74,9 y el de gasoil $65,14. Así, la referencia internacional se acercó al precio de venta, cuando en meses anteriores el Poder Ejecutivo definió no trasladar al público el aumento registrado en el PPI.

PUBLICIDAD