Asia

Debut de hija de Kim Jong Un envía señal sobre duración del liderazgo en Corea del Norte

Esta medida forma parte de los esfuerzos de Corea del Norte por afianzar el gobierno de su líder

Kim Jong Un en 2019.
Por Jon Herskovitz y Sangmi Cha
04 de diciembre, 2022 | 08:31 AM

Bloomberg — Pionyang no ha dicho si tiene hermanos. Su edad sigue siendo un misterio. El mundo ni siquiera sabe su nombre. Lo importante es que es la hija “más querida” de Kim Jong Un.

La pequeña, que según las autoridades surcoreanas se llama Ju Ae y tiene unos nueve años, ha aparecido de repente en los medios estatales norcoreanos junto a su todopoderoso padre. Hace poco acompañó a Kim en una sesión de fotos para celebrar el exitoso lanzamiento del misil balístico más potente del país, lo que provocó “tempestuosos vítores”, según un despacho de la Agencia Central de Noticias de Corea publicado el domingo.

Pese a todo el misterio, los acontecimientos enviaron señales claras tanto al público norcoreano como al resto del mundo: En primer lugar, el régimen de Kim está aquí para quedarse. En segundo lugar, que la familia gobernante no va a negociar su arsenal nuclear a corto plazo.

PUBLICIDAD

Los dos puntos quedaron claros cuando Kim llevó a su hija a observar el lanzamiento de un nuevo misil balístico intercontinental que se cree capaz de transportar múltiples ojivas nucleares a cualquier lugar del territorio continental de Estados Unidos. Las fotos publicadas por los medios de comunicación estatales incluían una imagen de Kim mirando a su hija con el cohete asomando detrás de ellos.

El debut fue notable en varios niveles. Mientras que el desfile de herederos ante el público ha sido una característica de las monarquías hereditarias de todo el mundo, la familia Kim ha sido mucho más reacia a revelar a los posibles sucesores durante sus casi 75 años en el poder.

Kim Jong Un no hizo su debut oficial hasta los 26 años. Antes de la primera aparición de Ju Ae en los medios de comunicación estatales el 19 de noviembre, Corea del Norte ni siquiera había reconocido que Kim tenía hijos. Todavía no se sabe si el régimen considera a su “preciosa niña” como la heredera de Kim, o si ese estatus le correspondería al hermano mayor que se rumorea que tiene.

PUBLICIDAD

“La óptica de Kim y su hija observando el lanzamiento juntos parece subrayar el reciente mensaje de que el programa nuclear ya no es condicional, y ahora involucra a la siguiente generación como parte de este éxito”, dijo Jenny Town, miembro senior del Centro Stimson en Washington. En septiembre, Kim dijo a los legisladores norcoreanos que “nunca renunciaría” a sus armas nucleares, al tiempo que impulsaba una ley que permitiría ataques “automáticos” si su liderazgo se viera amenazado.

Desde que tomó el poder hace una década, a los 27 años, Kim ha desafiado las predicciones de que su régimen se tambalearía. En lugar de ello, cuenta con un arsenal cada vez más diverso de armas diseñadas para atacar a Estados Unidos y sus aliados en Japón y Corea del Sur. Los informes que presentan a la hija de Kim muestran que también tiene un posible heredero al que legarlas.

“La verdad que nos enseña la historia es que sólo cuando nos convirtamos en los más fuertes, no en los débiles, en el mundo actual, donde la fuerza en el enfrentamiento sólo decide la victoria, podremos defender el presente y el futuro del país y de la nación”, citó la KCNA a Kim el domingo.

El NIS cree que Kim puede haber querido asegurar a la gente que es responsable de la “seguridad de la generación futura”, dijo el legislador surcoreano Yoo Sang-bum a los periodistas la semana pasada después de una reunión informativa a puerta cerrada con el Servicio Nacional de Inteligencia. Añadió que la agencia cree que Ju Ae es el segundo de los tres hijos entre Kim y su esposa, Ri Sol Ju.

“Bajo el régimen norcoreano, la posición de los hijos de Kim puede compararse a la de príncipe o princesa en un sistema dinástico”, dijo Cheong Seong-Chang, director del Centro de Estudios Norcoreanos del Instituto Sejong, en las afueras de Seúl.

La capacidad de Corea del Norte para lanzar un ataque nuclear contra EE.UU. y sus aliados en Asia ha crecido bajo el mandato de Kim Jong Un hasta el punto de que se pide que se declare a Pyongyang como estado poseedor de armas nucleares y que se revise la política de EE.UU., que lleva décadas sin permitirlo, al tiempo que se busca el fin completo, verificable e irreversible de su arsenal atómico.

PUBLICIDAD

Kim ha ignorado los llamamientos de EE.UU. para volver a las conversaciones de desarme nuclear, estancadas desde hace más de tres años.

El debut de Ju Ae es sólo el último ejemplo de la voluntad de Kim de compartir el protagonismo con mujeres destacadas. Además de las frecuentes apariciones con su esposa, ha convertido a su hermana, Kim Yo Jong, en el rostro de la respuesta del régimen a EE.UU. y Corea del Sur. También ha nombrado recientemente a Choe Son Hui como primera mujer ministra de Asuntos Exteriores del país.

Sin embargo, es demasiado pronto para decir si Kim Jong Un tiene la intención de convertir a Ju Ae en su heredero formal. Es probable que esa medida se enfrente a la resistencia de la élite política del país, dominada por los hombres, dijo Rachel Minyoung Lee, directora de asuntos regionales de la Red Nuclear Abierta, con sede en Viena.

PUBLICIDAD

“Aunque el propio Kim esté dispuesto a nombrar a una mujer como sucesora, es posible que quienes le rodean no lo estén, y no puede ignorar del todo las opiniones de los altos cargos del país”, dijo Lee, que anteriormente trabajó como analista de código abierto para la CIA. “Corea del Norte es una sociedad muy tradicional y conservadora, y puede que Kim no confíe en que una sucesora mujer pueda desenvolverse en un partido, un gobierno y un ejército dominados por hombres sin poner en peligro la seguridad del régimen”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD