Brasil en español

Huelga de pilotos y auxiliares de vuelo en Brasil presiona costes del sector aéreo

Sindicato de aeronáuticos aprobó huelga a partir del próximo lunes (19); Gol y Azul fueron algunas de las principales caídas de Ibovespa

El Terminal al es uno de los enfoques  e las huelgas del sindicato de trabajadores aéreos a partir del lunes (19)
16 de diciembre, 2022 | 01:51 PM

Bloomberg Línea — La recuperación del turismo y de la demanda de viajes es uno de los factores que pueden sostener la revalorización de las acciones de las compañías aéreas en los próximos meses. Pero hay problemas adelante. La amenaza ahora es el aumento de los costos, que pueden aumentar aún más por la reivindicación de la categoría de trabajadores en el sector, cuyo principal sindicato que representa a los pilotos y auxiliares de vuelo deciden ir a la huelga desde el próximo lunes (19) en el momento de las negociaciones de reajuste salarial.

Los inversores reaccionaron ante el nuevo factor de riesgo para los resultados de las empresas. En la B3, el papel de Gol (GOLL4) lideró la lista de caídas del Ibovespa el jueves (15), bajando 6,49%, mientras que el de Azul (AZUL4) cerró con desvalorización de 3,24%. La acción de CVC (CVCB3), el mayor operador turístico del país, cayó un 4,58%.

Si se concretiza la huelga de pilotos y auxiliares de vuelo, se espera que el sector turístico sea uno de los más afectados, ya que es la temporada alta de viajes de vacaciones y fin de año.

PUBLICIDAD

La decisión de ir a la huelga llega en un momento de recuperación de los ingresos de las compañías aéreas, tras las pérdidas multimillonarias acumuladas durante los primeros años de la pandemia.

Este año, el sector ha experimentado una explosión de costes debido a la subida vertiginosa de los precios del combustible de aviación, que se ha traducido en un aumento de más del 50% en 12 meses.

En este contexto, un eventual aumento salarial tiende a ejercer una mayor presión sobre los costes y los márgenes de beneficio de las compañías aéreas.

PUBLICIDAD

El jueves (15) por la tarde, el Sindicato Nacional de Aeronáuticos de Brasil (SNA) informó de que la categoría de pilotos y auxiliares de vuelo aprobó el estallido de la huelga, tras celebrar una asamblea. Según el sindicato, la huelga comenzará el lunes (19), de 6 a 8 de la mañana (hora de Brasília), y continuará todos los días a la misma hora, en los aeropuertos de São Paulo, Rio de Janeiro, Campinas, Porto Alegre, Brasília, Belo Horizonte y Fortaleza.

El año pasado, los representantes de los trabajadores y de las empresas llegaron a un acuerdo horas antes de que comenzara una huelga.

Lo que dicen las empresas

En un comunicado, el Sindicato Nacional de las Compañías Aéreas de Brasil (SNEA) dijo que su última propuesta fue de un reajuste del 100% del índice nacional de precios al consumidor (INPC) en el salario, viáticos nacionales, seguro de vida y vales de alimentación, además de garantizar la fecha base 1 de diciembre y las cláusulas financieras y sociales de la Convención Colectiva mientras duren las negociaciones. “Hasta la fecha, el SNEA no ha recibido ninguna contrapropuesta del SNA”, subrayó.

El sindicato patronal citó que “el precio de los billetes se ha visto muy afectado en los últimos años debido a la pandemias, los conflictos en Europa, la devaluación del real frente al dólar y la subida del precio del petróleo”. El queroseno de aviación (QAV) aumentó 118% respecto de 2019 y hoy representa más del 50% de los costos, que a su vez tienen una participación dolarizada cercana al 60%.”

La entidad también dijo que “se mostró abierta al diálogo” desde la primera reunión de negociación y que “considera que las categorías profesionales pueden defender sus intereses por todos los medios legítimos, siempre que se agote la negociación y se respete la legalidad.”

Gol informó, en una nota, de que no hará comentarios y, al tratarse de una cuestión sectorial, se posiciona a través de la nota de SNEA La Asociación Brasileña de Compañías Aéreas (Abear) también indicó a SNEA que se ocupara del asunto. El consejo asesor de Azul ha declarado que no hará comentarios al respecto. La operación brasileña de la chilena Latam envió la siguiente nota al informe:

PUBLICIDAD

Latam Airlines Brasil está negociando con el Sindicato Nacional de Aeronáuticos desde principios de septiembre para la construcción del Acuerdo Colectivo de Trabajo (ACT) y está a la espera de la convocatoria de una asamblea por el sindicato para una votación de los tripulantes de Latam. Entendemos que el movimiento de huelga convocado para el 19 de diciembre está relacionado con las negociaciones del Sindicato de Líneas Aéreas (SNEA) y no con las negociaciones de la ACT de Latam”.

La red aérea para la temporada alta totaliza 163,3 mil vuelos de diciembre a marzo de 2023 en todo el país, según un estudio de Abear con datos de Anac. Esta cifra no incluye las operaciones de Azul, que no forma parte de la entidad. En conjunto, Abaeté, Gol, Latam, Rima y Voepass aumentaron la oferta de vuelos un 12,6% respecto a la temporada alta anterior, según Abear.

El Gobierno vigila la huelga

En entrevista con Bloomberg Línea, el secretario nacional de Aviación Civil, Ronei Glanzmann, dijo que el gobierno federal monitorea las operaciones en los aeropuertos y alerta sobre un posible aumento de los retrasos y cancelaciones de vuelos, dependiendo de la adhesión de los trabajadores a la huelga.

PUBLICIDAD

“Esperamos que, como en años anteriores, las dos partes lleguen a un acuerdo. Lo que animamos a ambos sindicatos es a comprender. Se trata de una negociación privada. La fecha base de los aeronautas siempre coincide con el inicio de la temporada alta, lo que da mayor poder de negociación a la categoría”, afirma Glanzmann.

Además de la Secretaría Nacional de Aviación Civil, vinculada al Ministerio de Infraestructuras, la Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac) también vigila el asunto, según Glanzmann.

PUBLICIDAD

“Existe un protocolo para los casos de huelga. Si la situación empeora, podemos hacer que el Ministerio de Trabajo desempeñe un papel moderador en las negociaciones. La Procuraduría General de la Unión (AGU) también puede presentar una demanda en la justicia federal, pidiendo un amparo, una anticipación de protección, ya que se trata de un servicio esencial para la población”, dijo el Secretario Nacional de Aviación Civil.

También dijo que históricamente el sector en Brasil no ha registrado un problema grave y severo con la huelga de pilotos. “El 99% de las veces acaban llevándose bien. No hay disturbios ni tumultos en los aeropuertos”, señaló Glanzmann.

El cambio de mando en el gobierno federal, según el Secretario Nacional de Aviación Civil, no debe impactar el escenario o crear una excepción en el sector. Durante la campaña electoral, el Presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores, defendió las ganancias reales de los reajustes salariales para las categorías profesionales.

PUBLICIDAD

A principios del mes pasado, Bloomberg Line informó de que las negociaciones entre ambos sindicatos habían llegado a un estancamiento. SNA defiende un reajuste salarial del 5%, mientras que la última oferta del SNEA fue repercutir sólo la variación del INPC, sin ganancia real.

“En el momento álgido de la pandemia, teníamos hasta 400 aviones parados. El sector sufrió mucho. Latam acaba de salir de la suspensión de pagos, Gol recurrió a una contribución del grupo de socios, el Azul hizo la financiación en el mercado. Los profesionales de la aviación tuvieron que sobrevivir con salarios reducidos”, recuerda el Secretario Nacional de Aviación Civil.

Te puede interesar

Exclusiva: En qué estado están los créditos del BNDES y CAF para el Gasoducto Néstor Kirchner

PUBLICIDAD