EE.UU.

Los conserjes de Twitter están en huelga en la sede de San Francisco

Los organizadores afirman que el nuevo contratista de Twitter se ha negado a volver a contratar a los trabajadores existentes

La mayoría del equipo de comunicaciones de Twitter fue despedido después de que Elon Musk adquiriera la empresa el mes pasado.
Por Ella Ceron
05 de diciembre, 2022 | 08:46 PM

Bloomberg — Los conserjes que limpian la sede de Twitter en San Francisco están en huelga antes de que finalice su contrato sindical.

Los miembros del SEIU Local 87, un sindicato de custodios en California, comenzaron el lunes su huelga en San Francisco, según un comunicado de la Federación Laboral de California. El sindicato dice que su contrato con el contratista de limpieza de la empresa de redes sociales finaliza el 9 de diciembre. Los organizadores afirman que el nuevo contratista de Twitter se ha negado a volver a contratar a los trabajadores existentes, lo que exige la ley de San Francisco.

Los conserjes están haciendo piquetes para protestar por la negativa de la gerencia a negociar de manera justa, dijo en un comunicado Elizabeth Strater, directora de comunicaciones de la Federación, una coalición de sindicatos del estado.

PUBLICIDAD

“Twitter no parece entender lo importante que es mantener una casa limpia y respetar a las personas que sacan la basura”, dijo.

La ley de San Francisco exige que los  nuevos contratistas de servicios de seguridad y conserjería contraten a los trabajadores existentes durante al menos 90 días después de la transición de un contrato al siguiente. Los trabajadores que no son contratados por este período de tiempo pueden solicitar pagos retroactivos y beneficios para cualquier parte del período de transición en la que no hayan estado empleados.

Un representante de Twitter no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios. La mayoría del equipo de comunicaciones de Twitter fue despedido después de que Elon Musk adquiriera la empresa el mes pasado.

PUBLICIDAD

- Con la ayuda de Josh Eidelson.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD