Asia

China planea relajar cuarentena para viajeros del exterior a partir de enero

Se considera una política llamada “0+3″, donde el requisito de hacer cuarentena en un hotel o instalación de aislamiento se terminaría

Imagen del aeropuerto de Hong Kong
Por Bloomberg News
22 de diciembre, 2022 | 06:23 AM

Bloomberg — China planea recortar requisitos de cuarentena para viajeros del exterior a partir de enero a medida que el país termina con los últimos vestigios de su política de Cero Covid, de acuerdo a personas con conocimiento del asunto.

En concreto, los funcionarios están considerando una política llamada “0+3″, donde el requisito de hacer cuarentena en un hotel o instalación de aislamiento se terminaría, y las llegadas pasarían a requerir tres días de monitoreo, dijo una de las personas, pidiendo no ser identificada porque las discusiones no son públicas.

No está claro cómo funcionará el monitoreo o si implicaría hacer cuarentena en casa. Los detalles se están finalizando, lo mismo la fecha de inicio.

PUBLICIDAD

En la actualidad, China exige a los viajeros que permanezcan en cuarentena en un hotel u otro establecimiento durante al menos los cinco primeros días tras su llegada. A los que residen en la ciudad por la que entran en China se les permite pasar los tres días siguientes en casa, aunque se les prohíbe salir de ese lugar.

Este régimen, impuesto cuando se suprimieron las infecciones dentro de China mediante las pruebas masivas y los duros confinamientos, aspecto principal de la política Cero Covid, se ha vuelto cada vez más irrelevante después de que las autoridades empezaran a tomar medidas rápidas para reabrir la economía. Después de intentar eliminar el Covid-19 durante tres años, China permite ahora quela gente circule ampliamente, desmantelando la vasta red de restricciones casi de la noche a la mañana. La abrupta medida ha provocado una explosión de casos y cada vez son más los informes de muertes por Covid-19 no contabilizadas.

La Comisión Nacional de Salud no respondió a las peticiones de comentarios.

PUBLICIDAD

La semana pasada, el South China Morning Post informó de que la frontera entre Hong Kong y China continental iba a reabrirse por completo a principios del mes que viene, lo que sugería que las autoridades de Pekín se estaban preparando para reducir las restricciones a los viajes. El subsecretario de Transporte y Logística de Hong Kong, Liu Chun-san, declaró el viernes que la ciudad se estaba preparando para reanudar sus servicios ferroviarios de alta velocidad con China continental.

La segunda mayor economía del mundo ha estado aislada del resto del mundo desde principios de 2020, cuando China impuso por primera vez una prohibición general a los viajeros al extranjero. Aunque esa prohibición se ha relajado progresivamente desde entonces, las normas han seguido siendo lo suficientemente restrictivas como para desalentar a la gran mayoría de los viajeros. La cuarentena obligatoria también ha mantenido a los chinos en casa, ahogando lo que era una lucrativa fuente de turistas para muchas partes del mundo antes de la pandemia.

Sin embargo, desde finales de noviembre, cuando miles de personas protestaron contra las duras medidas de Cero Covid en ciudades de toda China, el gobierno ha retirado rápidamente muchas de sus restricciones relacionadas con la pandemia. Esta brusca marcha atrás ha confundido a los expertos y ha suscitado la preocupación de que una tasa de vacunación aún relativamente baja entre los ancianos provoque un elevado número de muertes.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD