¿Safe haven? Por qué la Bolsa argentina fue la que más subió en el mundo en 2022

Medido en dólares, el S&P Merval de la Bolsa porteña acumula un aumento de más de 30% en 2022. Los motivos detrás de la suba y cómo quedó en relación a su promedio histórico

El Merval en dólares está muy por debajo de su promedio histórico y los inversores esperan un catalizador que empuje los precios
27 de diciembre, 2022 | 05:00 AM

Buenos Aires — El cierre de 2022 llegó con grandes noticias para la Argentina. A menos que ocurra una catástrofe financiera de último momento, a la obtención de la Copa del Mundo de Catar 2022 se sumará otro hecho destacado: el S&P Merval cerrará el año como el índice bursátil de mejor performance medido en dólares.

La Bolsa porteña acumuló, desde que comenzó el año, un incremento del 30,5% medido al tipo de cambio del contado con liquidación (CCL). En ese mismo período, el Dow Jones cae 8,6%, el S&P 500 pierde 19,3% y el Nasdaq se hunde 32,9%.

No solo los tres índices de referencia de Wall Street acumularon fuertes pérdidas. También en Europa y en Asia hubo retrocesos significativos durante este 2022. El índice Euro Stoxx 50, que agrupa a las 50 empresas más importantes de la eurozona, cae 17%, el Dax alemán pierde 18%, el Cac de Francia cede 15% y el FTSE de Londres baja 9,7%. El Nikkei japonés, por su parte, acumuló un rojo de 20,6% y el Hang Seng de Hong Kong acumula un deterioro de 16,3%.

Bolsas de Argentina, Brasil y Chile se destacan en medio de un año de fuertes pérdidasdfd

¿El Merval como safe haven?

En los mercados financieros suele apelarse a la figura de “safe haven” para describir un activo que se vuelve un refugio para las inversiones durante períodos de turbulencia y pérdidas significativas. En ese contexto, y dados los rendimientos acumulados en el año, no parecería del todo descabellado preguntarse si el S&P Merval de la Bolsa porteña fue un safe haven en este año de pérdidas globales.

PUBLICIDAD

Sin embargo, para entender este incremento del 30,5% hay que observar primero el punto de partida. El S&P Merval medido en dólares había comenzado el año en 416,3 puntos, un 76% por debajo de su máximo histórico, de 1759 puntos, alcanzado en enero de 2018.

También se ubicaba, cuando empezó el 2022, por debajo del promedio histórico, que según reveló hace casi cuatro meses un informe de Quantum Finanzas fue de 584 puntos para el período 1997-2022.

Eso implica que, incluso tras el fuerte incremento acumulado durante este año, el S&P Merval en dólares continúa por debajo de su promedio histórico, ya que se encamina a cerrar el 2022 levemente por encima de los 543 puntos. También se mantiene un 69% detrás de su techo de 2018.

PUBLICIDAD
Fuente: Portfolio Personal Inversionesdfd

Los motivos del rally

Maximiliano Donzelli, head of research en IOL invertironline, dice que es cierto que el mercado argentino fue de los mercados con mejor performance en dólares en el año. Para el analista, esto se explica por dos factores clave.

En primer lugar, que el mercado argentino acompañó la dinámica de una serie de países emergentes exportadores de materias primas, como el caso de Brasil que también tuvo un excelente desempeño. “La guerra en Ucrania generó un aumento muy fuerte de los commodities y los países exportadores de esas materias primas se vieron beneficiados”, recordó.

En segundo lugar, y a diferencia de la buena performance que había tenido el mercado estadounidense el año pasado, añadió, “los mercados de Brasil y la Argentina habían quedado con valuaciones muy bajas”. La Bolsa de Santiago de Chile, con una mejora de 17,5% en el año también se destaca como una de las de mejor desempeño.

“Es uno de los años más difíciles del mercado norteamericano, sin embargo el Merval y el Bovespa tuvieron una muy buena performance porque no se habían subido al movimiento optimista del año pasado. Si bien el Merval había tenido un rendimiento positivo del 15% en dólares en 2021, venía de una fuerte caída de más del 50% entre 2019 y 2020. Con el Bovespa pasó algo parecido, en 2021 tuvo una caída del 15%”, marcó. En ambos casos, recordó, son índices que tenían valuaciones muy bajas. “Aún con estas subas siguen con ratios bajos a nivel histórico”, dijo.

Por último, Donzelli sumó: “En un contexto de mal desempeño de los mercados desarrollados, como el norteamericano, y el mal contexto de las economías desarrolladas, como las europeas o Japón, que se vieron afectados por el aumento del costo de la energía, los flujos de fondos fueron hacia economías que estaban mejor preparadas para resistir el aumento de los costos”.

Para los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) resulta evidente que el Merval fue una buena inversión. Aun así, señalaron que no todas las empresas que componen al índice fueron vehículos ideales para el 2022. La mayoría de las empresas del sector financiero, por ejemplo, no lograron superar en rendimiento a la inflación. Contrariamente, dijeron, las compañías vinculadas al sector energético y servicios públicos fueron las ideales para mantenerse en la cresta de la ola.

Y respecto a los motivos que impulsaron a las acciones energéticas, desde el broker comentan que el aumento del precio internacional de los hidrocarburos, las noticias positivas respecto a la producción en Vaca Muerta y los avances parciales en términos tarifarios impulsaron a las acciones del sector.

PUBLICIDAD

¿Un 2023 marcado por el trade electoral?

Por otra parte, y mirando hacia adelante, desde PPI creen que el catalizador determinante para el mercado de renta variable durante 2023 serán las elecciones. En ese sentido, dijeron que el resultado electoral favorable para la oposición en 2021 no desató un efecto significativo en el equity argentino, que acumuló una ganancia en dólares de apenas 12,75% desde entonces.

No obstante, en PPI sí creen que eso podría darse el año próximo, e incluso indicaron que a medida que se acerquen las elecciones presidenciales, dicho evento comenzará a tomar mayor relevancia. Incluso marcan que el hecho de que muchas provincias hayan decidido desdoblar sus elecciones de las nacionales generará que los asuntos políticos comiencen a ejercer influencia con anticipación.