Así cierran el año los salarios mínimos de LatAm vs. la inflación: ¿cuáles perdieron?

Sin contar a Argentina y Venezuela, en siete países de la región analizados por Bloomberg Línea la inflación ya se ‘devoró’ el aumento del salario mínimo

La alta inflación hizo que los latinoamericanos perdieran poder adquisitivo a lo largo de 2022. ¿Cómo se comportaron los salarios?
29 de diciembre, 2022 | 07:00 AM

Bloomberg Línea — Cierra el año y el salario mínimo se convierte en uno de los ítems más buscados o comentados en la mayoría de países, pues los ciudadanos están a la espera de saber en cuánto aumentará para 2023, en especial tras un año en donde la alta inflación fue predominante en casi toda América Latina.

VER +
El año cierra con retos para el empleo y los salarios en LatAm, ¿qué esperar en 2023?

Sin embargo, antes de pensar en 2023, se hace necesario revisar cómo cierran el año los salarios mínimos de la región, pues el rápido avance de los precios ha impactado en los salarios reales, que según las cifras más recientes de la Cepal retrocedieron 0,6%, en promedio, en toda la región en el segundo trimestre de 2022.

Bloomberg Línea analizó la ‘carrera’ que llevan los sueldos mínimos frente a la inflación acumulada entre enero y noviembre de 2022, los últimos datos de precios disponibles para todos los países.

Allí se encontró que en ocho países los salarios aún resisten a la inflación (en porcentaje), mientras que en siete de ellos la inflación ya se ‘comió' el aumento que los gobiernos hicieron a este ingreso mínimo a inicios de 2022, sin contar a Argentina y Venezuela, cuyos casos son especiales por las altas tasas de inflación que registran y la actualización constante de salarios que se hace.

PUBLICIDAD

Los salarios que perdieron la carrera contra la inflación

Costa Rica fue el país en el que el aumento del salario mínimo para 2022 cayó en mayor porcentaje frente a la inflación acumulada hasta noviembre. En el país, el salario pasó de CRC$ 317.915 (US$ 546, con tasa de cambio al 28/12/2022) a CRC$ 324.560 (US$ 558), un aumento del 2,09%, mientras que la inflación hasta el undécimo mes del año se ubicó en 7,73%.

Después aparece el salario mínimo de Honduras, que tuvo un aumento de 5,32% entre 2021 y 2022, pero donde la inflación acumulada llegó a 9,39% en noviembre.

VER +
Los salarios reales de LatAm retroceden mientras la inflación avanza en 2022

Entre tanto, en Panamá, Colombia, República Dominicana y Uruguay hay un comportamiento similar. En el primero, el salario aumentó 1,24% y la inflación acumulada es de 2,90%; en el segundo, el avance de 10,07% en el salario mínimo quedó relegado por una inflación de 12,53%; en el tercero, hubo un retroceso por cuenta de una inflación acumulada de 7,58% frente a un aumento del salario de 5,26%; y en el cuarto, la diferencia fue apenas mínima, con un incremento salarial del 8,0%, que ‘compitió’ solamente contra una inflación de 8,57% hasta noviembre.

PUBLICIDAD

En este listado se hace necesario contar a El Salvador, pues aunque en el país no se registró aumento del salario mínimo en 2022, el salario que rige desde 2021, que llegó a un referencial de US$ 365 en las actividades de comercio e industria, se vio opacado por una inflación acumulada de 7,20% hasta noviembre.

“El incremento de la inflación ha sido progresivo: empezó con un ligero aumento a fines de 2020 y se aceleró durante el segundo trimestre de 2021 y, en particular, en el primer semestre de 2022″, explicó recientemente en un documento la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

¿Qué salarios cerraron por encima de la inflación?

La realidad es otra en otros países de la región, pues aunque la inflación ha sido generalizada para una gran mayoría, en el comparativo porcentual hay salarios que aún resisten a los precios.

El país con mayor cobertura ante la inflación acumulada es México, que pasó de MXN$ 4.310 (US$ 221, con tasa de cambio del 28/12/2022), a MXN$ 5.258 (US$ 271), un incremento de 22% que supera con creces la inflación acumulada de 7,41% hasta noviembre.

Este es el panorama de los otros países cuyos salarios mínimos le ganan a la inflación:

  • En Chile, el aumento del salario de 18,69% supera la inflación acumulada de 12,50%, pese a que es el país con la tasa de inflación más alta de la región, sin contar a Argentina y Venezuela.
  • Guatemala tuvo un incremento salarial de 14,45% para 2022, superando el 8,98% de inflación acumulada.
  • Para Brasil hay un efecto similar, pues el salario pasó de R$ 1.100 (US$ 208) a R$ 1.212 (US$ 230) de un año a otro, con un incremento de fue de 10,18%, mientras que la inflación ha descendido hacia el final del año y se encuentra en 5,13% hasta noviembre.
  • Bolivia, Perú, Ecuador y Paraguay tienen un diferencial entre 0,90% y 3,10% entre sus sueldos mínimos de 2022 y la inflación hasta el undécimo mes del año, siendo los países en los que el ingreso mínimo apenas resistió al avance de los precios.
La alta inflación ha hecho perder poder adquisitivo a los venezolanos, que han iniciado un proceso de dolarización de la economía.

¿Qué pasó en Argentina y Venezuela?

En términos porcentuales, el incremento en los salarios mínimos de ambos países superan a la inflación; sin embargo, ambos tienen las inflaciones más altas de la región y es allí donde el comparativo se distorsiona.

En Argentina, por ejemplo, el salario mínimo tuvo aumentos constantes en 2022 para proteger el ingreso de las altas tasas de inflación mensuales, razón por la que allí pasó de ARS$ 31.938 (US$ 181, con tasa de cambio del 28/12/2022) hasta llegar a los ARS$ 61.953 en diciembre, casi duplicando su valor, mientras que la inflación acumulada tocó el 85,3% entre enero y noviembre.

PUBLICIDAD

El seguimiento que hace el Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) precisó hasta noviembre el salario mínimo del país estaba 30% por debajo, en términos reales, en comparación con el salario que había vigente para finales de 2015.

VER +
Informalidad laboral y pobreza van de la mano en América Latina

Para Venezuela la situación es similar, pues la inflación acumulada es de 195,70% hasta noviembre, y aunque el aumento del salario mínimo llegó a 1.263% en marzo de este año, su valor no alcanza para que los ciudadanos cubran sus necesidades básicas, según la línea de referencia de pobreza extrema definida por el Banco Mundial (US$ 2,15 al día).

En este país el salario mínimo es de US$ 30, el equivalente a medio petro, que es la criptomoneda local, mientras que en 2021 era tan solo de US$2,2 mensuales.

Para 2023, la Cepal señaló en el documento de Balance de las Economías en 2022 que “si bien no se espera una aceleración de la inflación, esta continuará siendo elevada durante 2023, condicionando el manejo de las tasas de política monetaria en la región”, y afectando el mercado laboral en conjunto.