Acciones de mercados emergentes saltan a máximo de seis meses contra el S&P 500

La reapertura de China, un dólar más débil y señales de una desaceleración de la inflación global han impulsado las ganancias

Fotógrafo: Michael Nagle/Bloomberg
Por Srinivasan Sivabalan
06 de enero, 2023 | 01:25 PM

Bloomberg — Las acciones de los mercados emergentes ampliaron su ventaja contra las de EE.UU. en los primeros días de 2023. En concreto, el índice de referencia subió a un máximo de seis meses contra el S&P 500.

VER +
Mercados chinos comienzan 2023 con fuerza, mientras se acelera el cambio de política

El índice MSCI Emerging Markets ha subido 3% esta semana, comparado con el declive de 0,8% del índice del país norteamericano, que sigue cayendo tras cerrar su peor año desde la crisis financiera global.

La reapertura de China, un dólar más débil y señales de una desaceleración de la inflación global han impulsado las ganancias. Es la cuarta sesión de ganancias, lo que lleva al índice a su máximo desde agosto.

El repunte de las acciones de los países en desarrollo ha proporcionado a los inversores una rentabilidad superior en casi un 19% a la de sus homólogas cotizadas en Nueva York desde finales de octubre. Los operadores de opciones apuestan por que esta brecha se amplíe, y recortan sus expectativas de volatilidad en los mercados emergentes, al tiempo que las elevan para EE.UU.

PUBLICIDAD

“Cada vez hay más indicios de que el rendimiento superior del índice amplio de los mercados emergentes frente al S&P 500 podría continuar, ya que nos enfrentamos a un máximo de las tasas estadounidenses, un dólar más débil y una recuperación anticíclica en China, lo que en última instancia debería beneficiar a los mercados emergentes fuera de Asia”, afirmó Nenad Dinic, analista de renta variable del Bank Julius Baer de Zúrich.

VER +
2022 fue el peor año para la banca de inversión en Wall Street desde 2016
Rendimiento superiordfd

Las acciones de los mercados emergentes llevan media década sufriendo, y en 2022 cayeron a su nivel más bajo desde 1988 en relación con sus homólogas estadounidenses. La sucesión de riesgos a los que se enfrentan sus economías, desde la guerra comercial de EE.UU. con China hasta el inicio de la pandemia, pasando por la invasión rusa de Ucrania y el giro de la Reserva Federal hacia una senda de subidas de tasas, los ha arrastrado a la baja. Los confinamientos de Covid por parte de China aumentaron la presión sobre esta clase de activos.

Pero el desmantelamiento por parte de China de las restricciones Covid ha provocado un repunte de la confianza de los consumidores y ha beneficiado a los exportadores de materias primas, como Sudáfrica, que mantienen estrechos vínculos con la segunda mayor economía del mundo. La inflación también está disminuyendo en países como Brasil o la India, mientras que la posibilidad de que la Reserva Federal ralentice su trayectoria de subidas de tasas está haciendo que los flujos de capital vuelvan a los mercados emergentes.

PUBLICIDAD

Los activos de mayor riesgo, como las acciones de los mercados emergentes, también se han visto favorecidos por el debilitamiento del dólar: Un indicador de la fortaleza del billete verde ha caído casi un 7% desde el máximo histórico alcanzado en septiembre, poniendo fin a un repunte de 21 meses del activo refugio.

Aneeka Gupta, directora de Wisdomtree UK Ltd. en Londres, afirma: “Las valoraciones han estado deprimidas durante mucho tiempo y se esperaba una corrección, pero el verdadero catalizador del rendimiento superior ha sido el debilitamiento del dólar y la reactivación de China”. “El comercio intra-mercados emergentes mejorará si China mejora”.

VER +
Las ventas de bonos de mercados emergentes serán menores este año: Goldman Sachs

El repunte de sus economías desde Covid también está provocando entradas en los mercados en desarrollo, a medida que se amplía el diferencial de crecimiento entre ellos y los países ricos.

Las ganancias de los mercados emergentes se producen al tiempo que disminuye la volatilidad. Una medida móvil a 100 días de las oscilaciones del índice MSCI Emerging Markets se sitúa en el 20%, cuatro puntos porcentuales por debajo de la del S&P 500. El índice CBOE de volatilidad de los ETF de mercados emergentes, basado en opciones, cayó esta semana, mientras que el indicador VIX subió.

El abaratamiento de las valoraciones está atrayendo de nuevo a los inversores hacia los mercados emergentes. En octubre, el índice MSCI cotizaba con un descuento de casi el 40% con respecto al S&P 500, sobre la base de las relaciones precio-beneficios prospectivas. El repunte registrado desde entonces ha reducido ese descuento hasta el 28% tras las ganancias de esta semana. Es la menor diferencia desde marzo de 2021.

Lea más en Bloomberg.com