Esta no es la recesión de tus padres, dice Subramanian de Bank of America

Savita Subramanian, estratega de BofA, responde por qué los contornos de cualquier desaceleración este año podrían no parecerse a los del pasado

Savita Subramanian, responsable de renta variable estadounidense y estrategia cuantitativa de Bank of America.
Por Vildana Hajric y Michael Regan
14 de enero, 2023 | 05:27 PM

Bloomberg — Ya se ha oído antes: esta vez las cosas son diferentes. Pero cuando se trata de la recesión estadounidense que tantos anticipan para 2023, las cosas podrían serlo de verdad.

Así lo afirma Savita Subramanian, responsable de renta variable estadounidense y estrategia cuantitativa de Bank of America, que se unió al podcast de esta semana “What Goes Up” para analizar por qué los contornos de cualquier desaceleración este año podrían no parecerse a los del pasado, y lo que podría significar para el mercado de valores en 2023.

Estos son algunos de los puntos más destacados de la conversación, que han sido condensados y ligeramente editados para mayor claridad. El podcast se puede escuchar completo en la Terminal de Bloomberg o en las plataformas de Apple Podcasts y Spotify.

VER +
BM recorta previsión de crecimiento para 2023 y advierte sobre recesión global

Pregunta: ¿Cuál es su objetivo de precio para el S&P 500 a final de año y qué otros escenarios podrían darse?

PUBLICIDAD

Respuesta: Creemos que el mercado cerrará en torno a los 4.000 puntos, el S&P 500, lo que supone una subida realmente limitada a partir de aquí. Pero creemos que hay muchos movimientos dentro del año. Así que hablemos de un rango: nuestro caso alcista, como si todo fuera bien, creemos que el mercado podría llegar hasta los 4.600, lo que sería un gran año. Y luego nuestro caso bajista y lo que pensamos que es un suelo razonable para el mercado es 3.000, lo que sería una caída bastante grande desde aquí. Por lo tanto, nuestra opinión es que en 2023 podría ser un año menos que estelar para el índice de mercado, pero creemos que va a haber un montón de grandes oportunidades dentro del S&P 500, y ahí es donde estamos realmente centrados con nuestras opiniones: qué sectores, qué temas, qué áreas dentro del S&P 500 pueden realmente hacerlo bastante bien este año en un contexto de rendimientos relativamente moderados para el mercado en general.

Pregunta: En estos momentos, casi todo el mundo asume que las estimaciones de beneficios de los analistas son erróneas. ¿A qué cree que se debe? ¿Están esperando los analistas a que las propias empresas rebajen sus previsiones?

Respuesta: Los analistas están a la expectativa y puede que incluso las empresas estén a la expectativa, porque la verdadera sorpresa positiva de los últimos años es que, a pesar de la inflación galopante, la presión de los costes, la presión salarial, todo ha subido a niveles bastante altos en términos de presión sobre los márgenes, las empresas han conseguido sortear esta situación poniendo precios más agresivos a los productos o recortando costes. Además, vemos que las empresas son muy ágiles a la hora de recortar costes. Muchos de los titulares recientes se refieren a empresas tecnológicas de gran capitalización que han reducido su estructura de costes de compensación mediante despidos, lo que no es necesariamente bueno para la economía, pero sí para su cuenta de resultados. Así pues, los analistas y las empresas probablemente estén un poco menos convencidos en términos de márgenes y presión de costes y poder de fijación de precios de cara al futuro.

PUBLICIDAD

Nuestra opinión es que es probable que veamos algunas revisiones a la baja y nuestra previsión de crecimiento de los beneficios para 2023 es de 200 dólares para el S&P 500, lo que significaría un descenso de alrededor del 10% en los beneficios de punta a punta. Para nosotros, esto tiene sentido en medio de las previsiones de recesión, una de las recesiones más anunciadas de todos los tiempos. Una caída del 10% en los beneficios sería en realidad la mitad de la caída típica de los beneficios corporativos en recesión. Por lo tanto, creemos que vamos a ver esas estimaciones a la baja, y es probable que ocurra después de que las empresas orienten más agresivamente a la baja los beneficios en torno a 2023. Pero donde vamos a ver presiones es en las empresas con mayor intensidad de mano de obra, como las empresas de servicios, empresas en las que realmente se está viendo que la presión de los costes sigue siendo alta. Esas son las áreas en las que creemos que vamos a ver algunas guías a la baja en los márgenes.

VER +
Didi despide personal en Brasil, México, Perú y Chile

Pregunta: Y usted dice que ésta no es la recesión de sus padres, ¿cómo la describiría?

Respuesta: Cuando pensamos en nuestros padres y en generaciones anteriores, las recesiones eran muy diferentes. Obviamente, la depresión fue una de las recesiones más agudas que hemos visto. Incluso en 2008, cuando se piensa en el drama que tuvo lugar en las empresas estadounidenses, en los consumidores, en los propietarios de viviendas, fue realmente generalizado, impulsado por este ciclo de crédito masivo. Y la buena noticia es que hoy, las empresas y los consumidores parecen estar bastante bien capitalizados, al menos por el momento. Y tal vez eso es sólo una función de las tasas de interés muy bajas. Pero lo que las empresas aprendieron en 2008 fue que el apalancamiento es malo, y ahora se han aferrado a obligaciones de tipo fijo a plazos relativamente largos en el lado de la deuda. Para mí, la cifra más alentadora es si comparamos el vencimiento medio actual de la deuda en los balances de S&P con el de 2008. En la actualidad, el vencimiento medio de la deuda es de unos 11 años. En 2008, era más de siete años.

Por lo tanto, hemos visto esta exposición de mayor duración a la deuda a tipo fijo, lo que es una buena noticia porque significa que los tipos de interés más altos no perjudicarán a estas empresas de la noche a la mañana y tienen tiempo para navegar por ese proceso. Los consumidores recibieron un gran bolo de efectivo del gobierno en 2020, 2021. Por tanto, los balances de los consumidores y las empresas tienen muy buena pinta. El gobierno tiene la sartén por el mango en lo que respecta a la deuda. Por lo tanto, si nos fijamos en los déficits, si nos fijamos en los balances de la Fed, lo que es diferente hoy es que la Fed nunca ha tenido este tipo de base de activos. Hemos visto billones de dólares en compras de bonos en los últimos 10 años o más, lo que ha sido genial para los activos de riesgo, pero ¿cómo navega la Fed para deshacer toda esa deuda? Creo que esa es la pregunta del billón de dólares, porque nunca antes habíamos visto esta película y eso es lo que nos preocupa un poco más: el sector público que el sector privado en esta recesión.

Con la ayuda de Stacey Wong y Dashiell Bennett.

© 2023 Bloomberg L.P.

VER +
Inversores en bonos se encuentran en encrucijada con pausa de la Fed a la vista
VER +
Un Davos sin nieve dice a la élite del mundo todo lo que necesita saber
VER +
ChatGPT plantea riesgos de propaganda y piratería, dicen investigadores