Temor tras caída de SVB orilla a fundadores de startups latinas a crear un fondo

Tras el colapso de SVB, fundadores de startups latinas en Estados Unidos y Latinoamérica crearon un fondo pues consideran que la crisis aún no se ha asentado.

SVB
22 de marzo, 2023 | 04:16 PM

Ciudad de México — Pese a que las startups pudieron recuperar sus depósitos en el Silicon Valley Bank (SVB) la crisis de liquidez podría continuar para startups fintech y para las que se encuentran en etapa temprana y no son candidatas para tener cuentas en bancos más posicionados.

Ante esto, un grupo de ocho emprendedores decidió crear un fondo para startups latinas.

Esteban Gorupicz, CEO de Atexto, una startup que procesa texto por medio de reconocimiento de voz e inteligencia artificial, dijo a Bloomberg Línea que ve necesaria la constitución de un fondo “porque se va a necesitar más adelante en la medida que la crisis se siga desplegando”.

“Esa es nuestra visión, vamos a una crisis más grande. Y los latinos somos los que mejor sabemos hacer comunidad, convivir cómo le decimos en México. Y eso nos va a permitir capear el temporal mejor y sobreponernos más rápido”, dijo Guropicz.

PUBLICIDAD

Tras la reciente caída del Silicon Valley Bank muchos fundadores se vieron afectados por la falta de liquidez y viabilidad para transferir las nóminas. Desde el momento en que se mostraron los problemas del llamado banco de las startups, Guropicz y un equipo de emprendedores establecieron el Fondo de Emergencia Hispano/Latino (LEF).

El grupo está integrado por fundadores y fondos de venture capital latinos en el área de la Bahía de San Francisco sobre todo, pero también de otras partes de Estados Unidos y de todo Latinoamérica, principalmente de México.

La misión de este fondo es proporcionar recursos financieros a las startups afectadas por la caída del SVB.

PUBLICIDAD

“El objetivo era poner en contacto a fundadores que pudieran aportar fondos sin afectar a su liquidez con otros fundadores que no podrían hacer frente a las nóminas con los US$250.000 dólares garantizados por la FDIC”, dijo James Chávez, fundador y CEO de Magenta, en un comunicado.

En el primer fin de semana de la debacle de SVB se recaudaron US$280.000 en préstamos sin intereses y ni compromisos de efectivo en las primeras horas, precisó Paola Santana, fundadora y directora ejecutiva de Glass, un marketplace para los gobiernos.

El LEF no fue necesario de inmediato, ya que el gobierno estadounidense garantizó a los depositantes el acceso a sus fondos, pero la creación de este plan de reacción continuará con el fin de disponer de fondos de emergencia para futuros escenarios.

Pese a que las startups recuperaron su dinero, durante las primeras 24 horas aplicaron unas 50 startups, principalmente en etapa semilla y de industrias como inteligencia artificial, web3, y servicios profesionales, ahondó Guropicz.

Los hispanos latinos recibimos sólo un pequeño porcentaje de todo el capital de riesgo destinado a financiar startups, pero somos una parte enorme del ecosistema emprendedor en EE.UU, dijo el emprendedor de origen argentino.

Respuesta ante la caída de SVB

Según un estudio de Bain & Company en 2021, las empresas de propiedad latina reciben menos del 1% de los fondos de los principales inversores de capital riesgo y capital privado.

No obstante, los empresarios hispanos han seguido iniciando pequeñas empresas a un ritmo más rápido; 44%, en comparación con el 4% de sus homólogos no hispanos, según el informe de 2022 State Of Latino Entrepreneurship Report creado por LBAN/Latino Business Action Network research en colaboración con Stanford University Graduate School of Business.

PUBLICIDAD

La conformación de este fondo, dijo Guropicz, “fue muy útil para darnos cuenta que no estamos solos, me refiero a las personas hispanas y latinas en los Estados Unidos, y sirvió para inspirar a otros también, para demostrar liderazgo y ponernos en el centro de la escena”.

Además del LEF, surgieron otras iniciativas para apoyar a los afectados por la caída de SVB.

La plataforma tecnológica Latitud lanzó una cuenta para que las startups puedan administrar su dinero y sus estructuras legales en el exterior.

“El mayor desafío para fundadores y fundadoras en este momento es que no hay buenas opciones de servicios financieros para empresas de Latinoamérica con estructuras legales internacionales”, dijo el cofundador y CEO de Latitud, Brian Requarth, en un comunicado.

PUBLICIDAD

Mientras que Tribal, un unicornio que da crédito a los pequeños negocios, dijo que apoyaría a sus clientes a proporcionar soluciones financieras alternativas a las empresas afectadas por la situación de SVB.

Tribal se asoció con Atomic Invest para ofrecer a los clientes cuentas de gestión de efectivo custodiadas en BNY Mellon, lo que les permitirá continuar sus operaciones sin problemas.

Las startups en etapa semilla son las más afectadas en la bancarrota de SVB, pues las empresas de capital de riesgo exigen que las startups latinoamericanas realicen sus operaciones bancarias en las Islas Caimán o Delaware, pero para las instituciones no es atractivo captar a las empresas en etapa temprana.