Alarma en EE.UU.: Cirugías para perder peso aumentaron entre adolescentes y niños

Los procedimientos entre adolescentes aumentaron un 20% en 2021 respecto al año anterior

Una mujer anónima, de 42 años, en la báscula antes de su operación de adelgazamiento.
Por Ilena Peng y Emma Court
04 de junio, 2023 | 11:15 AM

Bloomberg — Las intervenciones quirúrgicas para perder peso entre los adolescentes aumentaron sustancialmente en los últimos años, como parte de un aumento general de los tratamientos de la obesidad en Estados Unidos.

El número de adolescentes de 10 a 19 años que se sometieron a cirugía metabólica o bariátrica aumentó alrededor de un 20% en 2021 con respecto al año anterior, según una carta de investigación publicada el martes en la revista Journal of the American Medical Association, Pediatrics. Las tasas de estas cirugías, poco frecuentes, también aumentaron entre los menores entre 2019 y 2020, incluso cuando las tasas de los adultos descendieron.

Los hallazgos se producen en un momento en que los médicos adoptan un enfoque cada vez más práctico de la pérdida de peso, incluso en los jóvenes, en medio de las crecientes tasas de obesidad en adultos y niños. Grupos médicos como la Academia Americana de Pediatría han pedido que se amplíe el acceso a la cirugía para perder peso y a los fármacos para tratar la obesidad juvenil.

La práctica también ha suscitado controversia y ha planteado cuestiones sobre si los médicos están siendo excesivamente agresivos y si hay edades demasiado tempranas para la intervención médica.

PUBLICIDAD
 Aumentan en EE.UU. las intervenciones metabólicas y bariátricas entre los jóvenes de 10 a 19 añosdfd

Casi el 20% de los niños y adolescentes estadounidenses padecen obesidad, que está relacionada con enfermedades como la diabetes de tipo 2 y las cardiopatías, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La cirugía metabólica y bariátrica altera el estómago y los intestinos para ayudar a perder peso, reduciendo la ingesta de alimentos y cambiando la forma en que el cuerpo absorbe los alimentos. Sólo alrededor del 1% de las personas que cumplen los requisitos se someten a cirugía, en parte debido a obstáculos como el coste. De los que se someten a procedimientos de pérdida de peso, los adolescentes son una mera fracción de ese grupo.

“La cirugía bariátrica no ha sido necesariamente aceptada o acogida por la comunidad pediátrica o los pediatras”, afirma Sarah Messiah, autora del artículo y profesora del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston.

PUBLICIDAD

Los investigadores relacionaron el aumento con una declaración de la Academia Americana de Pediatría de 2019 en la que se pedía un mayor acceso a la cirugía de pérdida de peso y se afirmaba que las pruebas respaldan el uso del procedimiento incluso en los jóvenes.

Esas recomendaciones ayudaron a “derribar algunas de esas barreras para algunos pediatras”, dijo Messiah. “En este momento, los datos son abrumadores en cuanto a su eficacia. Ayuda a estos adolescentes a perder peso. Les ayuda a estar más sanos. ¿Por qué deberíamos esperar?”

En enero, la Academia Americana de Pediatría publicó una directriz exhaustiva sobre los tratamientos de la obesidad en niños y adolescentes, que incluye la recomendación de fármacos para perder peso y evaluaciones para la cirugía en adolescentes con obesidad grave.

“No hay pruebas de que la ‘espera vigilante’ o el retraso del tratamiento sean apropiados para los niños con obesidad”, afirmó entonces Sandra Hassink, expresidenta de la AAP, en un comunicado de prensa.

Lea más en Bloomberg.com