La Fed prepara otra subida de tipos en una semana crucial para los bancos centrales

Los presidentes de la Fed y del BCE, han advertido de que la inflación sigue siendo demasiado alta, lo que les obliga a subir más los costes de endeudamiento

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos.
Por Enda Curran
22 de julio, 2023 | 08:09 PM

Bloomberg — Los principales bancos centrales del mundo se reúnen la semana que viene para fijar su política monetaria, en medio de continuos indicios de que la peor crisis inflacionista de las últimas décadas está remitiendo.

Aunque se espera que la Reserva Federal y el Banco Central Europeo suban los tipos de interés en 25 puntos básicos cada uno, la mayor atención se centrará en las señales de los responsables políticos sobre si es probable que haya más subidas o si planean una pausa prolongada.

Tanto el presidente de la Fed, Jerome Powell, como la presidenta del BCE, Christine Lagarde, han advertido de que la inflación sigue siendo demasiado alta, lo que les obliga a subir más los costes de endeudamiento. Pero como ninguno de los dos bancos centrales volverá a reunirse hasta septiembre, los economistas afirman que las perspectivas de la política monetaria para finales de año siguen siendo indefinidas.

El Banco de Japón sigue siendo la excepción, ya que más del 80% de los analistas encuestados esperan que su Gobernador, Kazuo Ueda, siga inyectando ayuda a la tercera economía mundial, aunque la inflación se mantenga por encima de su objetivo del 2%.

PUBLICIDAD
Calendarios de decisiones de los distintos bancos centrales.

A continuación, un repaso a las principales decisiones de los bancos centrales previstas para esta semana:

Reserva Federal

Los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal están dispuestos a subir los tipos el miércoles hasta el nivel más alto de los últimos 22 años, manteniendo un sesgo restrictivo que apunta a la posibilidad de una subida adicional a finales de año.

Se espera que el Comité Federal de Mercado Abierto suba los tipos un cuarto de punto, hasta la horquilla del 5,25%-5,5%, lo que supondría la undécima subida en los últimos 16 meses. La decisión sobre los tipos se dará a conocer a las 14.00 horas en Washington. Powell dará una rueda de prensa 30 minutos después.

PUBLICIDAD

La subida de julio se produce tras una pausa en junio que pretendía ralentizar el ritmo de subidas a medida que los tipos se acercan a un nivel que se considera lo suficientemente restrictivo como para devolver la inflación al objetivo del 2% con el tiempo. Aun así, Powell y otros responsables de la política monetaria querrán mostrarse firmes y mantener abiertas las opciones de volver a subir los tipos si es necesario para evitar que los precios vuelvan a subir.

“La inflación se está desacelerando, pero no lo suficientemente rápido para la Fed”, dijo James Knightley, economista jefe internacional de ING Financial Markets LLC. “Con el mercado laboral manteniéndose firme, los funcionarios no se arriesgan”.

VER +
BCE vuelve a subir tasas, dice que inflación sigue demasiado elevada

Lo que dice Bloomberg Economics:

“Los datos económicos mixtos desde la reunión de mediados de junio probablemente no lograron zanjar el debate interno sobre si la de julio debería ser la última subida. Creemos que muchos miembros del FOMC todavía esperan una subida de tipos más este año, pero los datos de inflación débiles de junio pueden haber debilitado su convicción.”

- Anna Wong, economista jefe de EE.UU.

Opinión del mercado: Los inversores apuestan por una subida de tipos de un cuarto de punto por parte de la Reserva Federal el miércoles, lo que, según los precios del mercado, será la última subida del banco central estadounidense en su ciclo de endurecimiento.

Banco Central Europeo

Conferencia de prensa de Christine Lagarde, Presidenta del Banco Central Europeo, sobre la decisión de tipos de interés

Con una subida de tipos de un cuarto de punto casi garantizada esta semana, todas las miradas estarán puestas en cómo Lagarde caracteriza los planes de política del BCE más allá de julio. Los funcionarios han insistido durante algún tiempo en que las decisiones se basarán en los datos que vayan llegando, y septiembre puede ser el primer mes en el que realmente se atengan a esa idea.

PUBLICIDAD

No decir nada rompería con un hábito bien establecido de precomprometerse de facto con el siguiente movimiento. Sin embargo, este cambio de táctica puede ser necesario, ya que el BCE se acerca al final del ciclo de endurecimiento más agresivo de sus 25 años de historia.

Los responsables de la política monetaria han elevado el tipo de depósito en 400 puntos básicos desde el pasado mes de julio, y los economistas encuestados por Bloomberg esperan dos subidas más, en julio y septiembre, que situarían la referencia en el 4%.

La mayor parte de este endurecimiento aún tiene que llegar a la economía, y gran parte del debate público reciente se ha centrado en si lo que ya está en marcha será suficiente para devolver la inflación al 2%, o si se necesita más.

Aunque una nueva encuesta sobre el comportamiento de los préstamos bancarios que se publicará el martes mostrará probablemente que la demanda de préstamos y las normas crediticias se deterioraron aún más en el segundo trimestre, las presiones subyacentes sobre los precios siguen siendo inesperadamente fuertes.

PUBLICIDAD

Cuando el Consejo de Gobierno regrese de sus vacaciones estivales en septiembre, podrá basarse en otros dos informes sobre la inflación, una panorámica de la evolución de la economía en el segundo trimestre y proyecciones actualizadas, junto con otros datos, para tomar una decisión.

Lo que dice Bloomberg Economics:

PUBLICIDAD

“Es probable que el BCE se centre en tres acciones clave en su próxima reunión del 27 de julio. Lagarde probablemente anunciará otra subida de tipos de 25 puntos básicos, comunicará que la decisión en septiembre dependerá de los datos y hará hincapié en que los tipos no se recortarán a corto plazo.”

- David Powell, economista senior.

Perspectiva del mercado: Los inversores están valorando casi totalmente una subida de un cuarto de punto por parte del BCE el jueves. La atención del mercado se centra en la posibilidad de una subida adicional en una reunión posterior, con un máximo del tipo de depósito en torno al 4%.

PUBLICIDAD

Banco de Japón

Rueda de prensa del Gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda, tras la decisión sobre los tipos de interés

Ueda sigue señalando que un giro importante hacia una política más restrictiva está aún lejos, incluso mientras los precios siguen subiendo a un ritmo más rápido que el objetivo de inflación del 2% del Banco de Japón.

Más del 80% de los economistas encuestados por Bloomberg consideran que el banco central no tocará ninguna de las palancas de su política monetaria el viernes. El resto espera otra ampliación de la banda en torno al objetivo de rendimiento del Banco de Japón, o un ajuste similar. La encuesta anterior mostraba que alrededor de un tercio preveía cambios en julio.

Aun así, se considera que la persistente rigidez de los precios llevará al Banco de Japón a elevar su previsión de inflación para este año. Esta inminente revisión ha sido una de las principales fuentes de especulación sobre la posibilidad de que el Banco de Japón modifique sus medidas de estímulo en julio. Personas familiarizadas con el asunto dijeron a Bloomberg que los funcionarios no ven una necesidad urgente de abordar los efectos secundarios de su programa de control de la curva de rendimiento en este momento, aunque esperan discutir el tema.

Pero el parloteo del mercado se ha debilitado a medida que Ueda sigue reiterando su suposición de que, por ahora, el objetivo de precios parece algo lejano. Salvo sorpresa esta semana, los observadores del Banco de Japón consideran que la próxima publicación de las previsiones trimestrales de precios en octubre es el momento más probable para cualquier movimiento.

PUBLICIDAD

Lo que dice Bloomberg Economics:

“No creemos que Ueda dé una sorpresa al estilo de Kuroda y modifique la configuración de la curva de rendimientos al final de la reunión del Banco de Japón de los días 28 y 29 de julio, como algunos han especulado. Hasta que el Banco de Japón pueda confirmar que la demanda es lo suficientemente fuerte como para alimentar una inflación sostenible, Ueda querrá evitar cualquier cambio apresurado que pueda ser visto como de línea dura. Esperamos que el BOJ se mantenga firme en la reunión de la próxima semana y hasta la primera mitad de 2024″.

- Taro Kimura, economista senior.

En el resto de la economía mundial esta semana:

  • También están previstas decisiones sobre tipos de interés en Indonesia, Hungría, Ucrania, Uzbekistán, Chile, Nigeria, Ghana, Malawi y Lesoto.
  • Los bancos centrales de Oriente Medio suelen seguir los movimientos de la Reserva Federal, mientras que en Dinamarca se siguen las subidas del BCE.
  • El Fondo Monetario Internacional presenta sus nuevas perspectivas económicas.
  • Se publicarán los índices PMI de Estados Unidos, la zona euro, Alemania, Francia, Reino Unido, Japón y Australia.
  • Corea del Sur publica el martes las cifras del PIB del segundo trimestre, Estados Unidos el jueves y Francia y España el viernes.
  • En Asia se publicarán las cifras de inflación de Australia, Malasia, Singapur, Vietnam y Tokio; en Europa, las de Alemania, Francia y España; y en América Latina, las de México y Brasil.
  • Los beneficios industriales de China se seguirán de cerca en busca de signos de mejora tras unos meses de caídas desastrosas.
  • La nueva gobernadora del banco central de Turquía, Hafize Gaye Erkan, presenta el informe de perspectivas de inflación del organismo por primera vez desde su nombramiento el mes pasado.

- Con la colaboración de Steve Matthews, Jana Randow, Paul Jackson, Robert Jameson, Sylvia Westall, Greg Ritchie, James Hirai y Kate Davidson.

Lea más en Bloomberg.com