Sunak se resiste a respaldar el alto al fuego en Gaza mientras aumenta la presión

El primer ministro británico ha reconocido las luchas del pueblo palestino, al tiempo que apoya la respuesta militar israelí al ataque de Hamás a principios de octubre

Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido
Por Kitty Donaldson
25 de octubre, 2023 | 02:35 PM

Bloomberg — Rishi Sunak, el primer ministro británico, se resistió a los llamados para que el Reino Unido apoyara un alto el fuego entre Israel y Hamás, en un momento en que tanto él como Keir Starmer, líder del Partido Laborista en la oposición, se encontraban bajo presión para que cambiaran su postura sobre la guerra.

“El primero y más importante de los principios es el derecho a la defensa que tiene Israel en el marco del derecho internacional”, declaró Sunak ante el Parlamento este miércoles. Sin embargo, agregó que es necesario un “entorno de mayor seguridad” para abordar las carencias humanitarias y para que sean liberados los rehenes israelíes en manos de Hamás. Para ello, “se requieren pausas concretas, diferentes de un alto al fuego”, explicó. Su vocero dijo posteriormente a los reporteros que un alto el fuego total beneficiaría demasiado a Hamás.

VER +
Google desactiva los datos de tráfico de Israel y Gaza a petición militar

El conflicto entre Israel y Hamás ha generado tensiones comunitarias en Gran Bretaña por las que Sunak y otros líderes políticos están tratando de salir bien librados. Sunak volvió a hacer referencia a la ayuda que Gran Bretaña está enviando a Gaza, como reflejo del equilibrio político que existe entre su respaldo a la respuesta militar israelí al ataque de Hamás perpetrado este mes y el reconocimiento de las luchas de los palestinos, que enfurecen a los miembros de la comunidad musulmana del Reino Unido.

El hecho de que Sunak contestara a una pregunta del Partido Nacional Escocés, y no a la del principal opositor, el Partido Laborista, también resulta revelador. El respaldo de Starmer al derecho a la legítima defensa de Israel acerca a los laboristas al gobierno británico, a la vez que sirve para distanciar al partido de anteriores acusaciones de antisemitismo formuladas bajo una anterior dirigencia.

PUBLICIDAD

Su postura también incomoda a los miembros de su partido, en parte porque muchos musulmanes británicos tradicionalmente han votado a los laboristas. En las preguntas del Primer Ministro, Starmer centró sus seis preguntas a Sunak principalmente en cuestiones internas, incluida la construcción de viviendas. Pero más tarde el miércoles se reunió con algunos parlamentarios laboristas en su intento por calmar las tensiones.

“Corresponde a todas las partes asegurarse de que la ayuda y los servicios públicos no sólo lleguen sino que lleguen a quienes los necesitan”, dijo Starmer en un comunicado después de la reunión. “A largo plazo sólo puede haber una solución política a esta crisis, por lo que necesitamos reiniciar el arduo trabajo de las conversaciones para una solución de dos Estados, un Estado palestino viable junto a un Israel seguro”.

VER +
Rehenes y Hezbolá obligan a Israel a replantearse la guerra terrestre en Gaza
Keri Starmer del Partido Laborista británico celebra su doble victoria en las elecciones parciales.

Fue una entrevista de Starmer con la radio LBC la que desencadenó gran parte de la angustia dentro del Partido Laborista, porque se interpretó como que respaldaba el “derecho” de Israel a cortar la electricidad y el agua de Gaza. El líder laborista reconoció más tarde la “angustia” causada por los comentarios y trató de aclarar su posición, argumentando que no tenía intención de respaldar un asedio a Gaza.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la disputa ha continuado. Una visita para calmar las tensiones fracasó cuando el Centro Islámico de Gales del Sur dijo que Starmer “tergiversó gravemente” su reunión con líderes musulmanes el domingo. Por otra parte, el miércoles, un grupo de entre 35 y 40 parlamentarios laboristas se reunió para discutir sus preocupaciones sobre la postura laborista sobre el conflicto entre Israel y Hamas, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

Muchos de ellos también firmaron una moción no vinculante en el Parlamento pidiendo un alto el fuego en la región. Otros partidarios incluyen al ex líder laborista Jeremy Corbyn, quien fue expulsado del partido parlamentario por su respuesta a las acusaciones de antisemitismo durante su mandato.

Pero en una señal de cómo el conflicto está exacerbando las tensiones en todo el espectro político, dos parlamentarios conservadores también firmaron la moción, expresando su “profunda alarma” por el bombardeo militar y el “asedio total” de Gaza por parte de Israel.

Lea más en Bloomberg.com