¿Por qué los precios del petróleo cayeron casi 20% en los últimos tres meses de 2023?

A pesar de la agitación en Medio Oriente, actualmente siguen por debajo de los US$80 por barril. Los últimos balances del mercado petrolero publicados el jueves ayudan a explicar por qué

Sinopec Oil Storage and Gas Station in Hong Kong
Por Grant Smith
19 de enero, 2024 | 08:31 AM

Bloomberg — La escasez de suministro de petróleo ampliamente esperada a finales del año pasado ahora parece haber sido un excedente, un recordatorio para aquellos que aún sean optimistas con respecto al crudo de que deben tener cuidado.

Hace un año, los operadores y pronosticadores de crudo anticipaban que el cuarto trimestre sería el punto más fuerte de 2023, con la recuperación de la demanda de China después de la pandemia impulsando los precios hasta los US$100 por barril. Más recientemente, la Organización de Países Exportadores de Petróleo ha estado pronosticando un déficit récord de 3 millones de barriles al día.

VER +
Jefe de OPEP dice que demanda de petróleo desafiará predicciones de un pico

Sin embargo, en lugar de subir, los precios del petróleo cayeron casi un 20% en los últimos tres meses del año, y a pesar de la agitación en Medio Oriente, actualmente siguen por debajo de los US$80 por barril. Los últimos balances del mercado petrolero publicados el jueves ayudan a explicar por qué.

La Agencia Internacional de Energía en París, que hace un año proyectaba un déficit de 2 millones de barriles al día para el período, estima que las existencias aumentaron en realidad en 560.000 barriles al día debido al aumento de la producción estadounidense.

PUBLICIDAD
VER +
La OPEP prevé una fuerte demanda mundial de petróleo para el próximo año

La reversión debería servir de advertencia para los operadores que aún apuestan por una recuperación de precios.

Por ejemplo, la OPEP continúa pronosticando que los mercados petroleros globales seguirán experimentando un déficit considerable durante el resto de este año y hasta 2025. El pronóstico del cartel sobre el crecimiento de la demanda este año es casi el doble que el de la AIE, aunque sus recortes de producción cada vez más profundos podrían verse como una póliza de seguro en caso de que esos números no se cumplan.

Lea más en Bloomberg.com