Éxodo de inversores de EE.UU. apunta a un golpe histórico al mercado global ESG

El valor de los activos de los fondos ESG mundiales continuó creciendo hasta alcanzar los US$3 billones en total

Éxodo de inversores de EE.UU. apunta a un golpe histórico al mercado global ESG
Por Frances Schwartzkopff
28 de enero, 2024 | 10:13 AM

Bloomberg — Por vez primera, los fondos ESG registraron salidas netas a escala mundial en un contexto de fuerte salida de los inversionistas de Estados Unidos de las estrategias medioambientales, sociales y de gobernanza.

VER +
Bancos podrían eludir la normativa ESG más estricta de la UE hasta la fecha

De acuerdo con un reciente análisis de Morningstar Inc., los clientes de los fondos de EE.UU. han retirado US$5.100 millones netos durante los últimos tres meses del año pasado. En combinación con las salidas de US$1.200 millones en Japón, fue una retirada muy fuerte para que los US$3.300 millones de entradas netas europeas reforzaran el mercado mundial.

El mercado global de fondos sostenibles registró reembolsos netos de US$2.500 millones en el último trimestre, lo que representa un mínimo sin precedentes para este sector. En Estados Unidos, el recelo hacia las ESG se produce tras años de críticas por parte de los republicanos, quienes acusan a dicha estrategia de ser “woke” y anticapitalista. Los congresistas de New Hampshire han pretendido hasta criminalizar la ESG. Simultáneamente, los inversionistas han comenzado a cuestionar el poder de permanencia de esa estrategia, tras un prolongado lapso de pobres rendimientos financieros respecto a una base relativa.

Las retiradas de fondos ESG en Estados Unidos se produjeron al mismo tiempo que un enorme descenso de los valores ecológicos tradicionales: el índice S&P Global Clean Energy registró un retroceso de más del 20% el año pasado, frente al aumento del 24% del S&P 500. A lo largo de todo el 2023, los inversores de Estados Unidos retiraron un total de US$13.000 millones de los fondos ESG, tal y como muestran los datos de Morningstar.

PUBLICIDAD
Gráfico de los inversores en ESG reaccionando ante los malos resultadosdfd

La retirada de los criterios ESG también se debe al fracaso de las estrategias gestionadas activamente por empresas como Parnassus Investments para atraer clientes, según el análisis de Morningstar. Incluso en Europa, que es, con diferencia, el mercado más grande del mundo para productos ESG, los flujos de fondos se vieron impulsados por US$21.300 millones de asignaciones a estrategias pasivas, mientras que los fondos gestionados activamente perdieron casi US$18.000 millones.

VER +
Activos totales de BlackRock superan los US$10 billones

BlackRock Inc. (BLK), el mayor gestor de activos del mundo, encabezó la clasificación de activos sostenibles bajo gestión de Morningstar con US$318.000 millones al final del cuarto trimestre. De esa cifra, más de US$270.000 millones se gestionaron pasivamente, incluso a través de los productos iShares de BlackRock, estima Morningstar.

El mayor gestor de estrategias ESG activas fue Amundi SA, con algo más de US$84.000 millones en activos. La oferta pasiva de Amundi fue casi igual de grande, US$77.000 millones, lo que la convierte en el tercer gestor más grande después de BlackRock y UBS Group AG.

PUBLICIDAD

La “decepcionante realidad es que los gestores activos volvieron a fracasar a la hora de impedir los reembolsos en un rincón del mercado donde les resulta más fácil demostrar su valía”, dijo en el informe Hortense Bioy, directora global de investigación de sostenibilidad de Morningstar. “Por el contrario, los fondos pasivos demostraron una resiliencia constante”.

La resiliencia de BlackRock dentro del mercado ESG se produce a pesar de que el administrador de activos a menudo se encuentra en el centro de los esfuerzos liderados por los republicanos para prohibir la estrategia. El CEO, Larry Fink, que alguna vez fue un defensor público de ESG, dijo el año pasado que dejó de usar la etiqueta porque se ha vuelto demasiado politizada.

Morningstar dice que su análisis cubre un universo de fondos que incluye estrategias que afirman centrarse en la sostenibilidad, el impacto o los criterios ESG.

Los flujos hacia los fondos ESG europeos, aunque siguen siendo positivos, estuvieron muy por debajo de los niveles observados el trimestre anterior, cuando la estrategia atrajo US$11.800 millones en dinero nuevo neto. Mientras tanto, en Estados Unidos el ritmo de las salidas fue casi el doble de los US$2.700 millones registrados en el tercer trimestre.

VER +
El elogio de Fitch para Chile y los detalles de su colocación de deuda “social”

Gran parte de ese desarrollo debe verse en el contexto de tasas de interés persistentemente altas, temores de una recesión y ansiedad relacionada con la propagación de la guerra, dijo Morningstar. Aun así, los reembolsos del último trimestre dejaron una mayor mella en los fondos ESG que en las carteras convencionales, según mostraron los datos del investigador.

Las salidas netas representaron una disminución del 0,1% en relación con los activos totales de fondos sostenibles globales. Para el universo de fondos más amplio, las salidas netas equivalieron al 0,05% del total, dijo Morningstar.

Sin embargo, según Bioy, el panorama está lejos de ser desesperanzador.

PUBLICIDAD

“El panorama global del flujo de fondos ESG en el último trimestre puede parecer sombrío, pero los fondos ESG en Europa, con diferencia el mercado más grande, continuaron manteniéndose mejor que el resto del universo de fondos”, afirmó.

Bioy también señaló que el valor de los activos de los fondos ESG globales siguió aumentando, ganando un 8% hasta alcanzar los 3 billones de dólares en total. Ese aumento “se niveló con la tasa de crecimiento del mercado mundial más amplio de fondos mutuos y ETF”, según Morningstar.

Lea más en Bloomberg.com