S&P 500 tendría que subir 20% para decir que se está formando una burbuja: SocGen

Las acciones estadounidenses registraron ganancias en todas las semanas, excepto tres, este año, impulsadas por un renovado apetito por las acciones tecnológicas

Un monitor muestra el índice S&P 500 cruzando 5000 en el parqué de la Bolsa de Nueva York (NYSE) en Nueva York, EE.UU., el viernes 9 de febrero de 2024.
Por Alexandra Semenova
15 de marzo, 2024 | 03:24 PM

Bloomberg — Si se está formando una burbuja en las acciones estadounidenses, tiene mucho espacio para expandirse antes de estallar, según los estrategas de Societe Generale SA.

VER +
El debilitamiento de las grandes tecnológicas desmiente los temores de burbuja

Un equipo del banco liderado por Manish Kabra dijo que el índice S&P 500 puede subir a 6.250, aproximadamente un 20% desde su nivel actual, antes de alcanzar los múltiplos vistos en el pico del auge de las empresas punto com en 2000. Eso sugiere que el mercado de valores puede continuar su fuerte avance a pesar de las preocupaciones crecientes de que se ha sobrevalorado.

“Creemos que el actual rally ha sido impulsado más por un optimismo racional que por una exuberancia irracional”, dijo Kabra, jefe de estrategia de acciones estadounidenses de SocGen, en una nota dirigida a los clientes. Citó la “mejor de lo percibido” amplitud de las ganancias, nuevos máximos en el ciclo de ganancias y un repunte en los indicadores económicos globales. “Esperamos que estos factores sigan manteniendo su impulso”.

El PER futuro del S&P 500 está hoy muy por debajo del máximo de la burbuja tecnológica

Su optimismo llega después de que las acciones estadounidenses registraron ganancias en todas las semanas, excepto tres, este año, impulsadas por un renovado apetito por las acciones tecnológicas debido al entusiasmo en torno a la inteligencia artificial, la fortaleza económica continua y las expectativas de que la Reserva Federal comenzará a flexibilizar su política. El sentimiento ha sido tan optimista que ha generado comparaciones en Wall Street con burbujas anteriores como el auge tecnológico de finales de la década de 1990, lo que ha generado un debate sobre si las valoraciones son demasiado altas.

PUBLICIDAD

Su optimismo se produce después de que las acciones estadounidenses registraran ganancias en todas las semanas, excepto tres, de este año debido a un renovado apetito por las acciones tecnológicas en medio del entusiasmo en torno a la inteligencia artificial, la continua fortaleza económica y las expectativas de que la Reserva Federal comenzará a flexibilizar su política. El sentimiento ha sido tan optimista que ha generado comparaciones en todo Wall Street con burbujas de mercado anteriores, como el auge tecnológico de finales de la década de 1990, lo que generó un debate sobre si las valoraciones son demasiado altas.

Empresas como Bank of America Corp. (BAC) y Goldman Sachs Group Inc. (GS) están entre las que han tratado de disipar paralelismos con la era de las punto com, mientras que JPMorgan Chase & Co. (JPM) ha dado la alarma sobre la posible efervescencia del mercado.

“Las señales del punto de inflexión dicen seguir con los toros”, escribió Kabra en su nota. “El S&P 500 tiene un claro margen para sobrevalorarse”, agregó, “ya que los nuevos máximos en el índice coinciden con nuevos máximos en el ciclo de ganancias”.

PUBLICIDAD
El S&P 500 va camino de registrar ganancias en 17 de las 20 últimas semanas

En el auge de internet a principios de siglo, el sector tecnológico cotizaba a dos veces su participación en las ganancias del S&P 500 y a 25 veces su ratio precio-ganancias estimadas, muy por debajo de las métricas actuales. Aplicar las mismas matemáticas colocaría al índice en 6.250 para “sumergirse en la exuberancia irracional desde el optimismo racional actual”, según Kabra.

El estratega dijo que el índice Nasdaq 100 es la fuente del ciclo de ganancias. Recomendó a los clientes mantener posiciones largas en acciones tecnológicas estadounidenses debido a las expectativas de que los beneficios continúen acelerándose en la primera mitad de este año y mantener posiciones largas en acciones industriales debido a la relocalización y redistribución de las cadenas de suministro globales.

Lea más en Bloomberg.com