Granjeros están criando ganado lechero híbrido para venderlo como carne

En el 2022, el ganado vacuno de leche representó el 10% del mercado de sacrificio alimentado y se prevé un incremento del 15% para el 2026, según CatleFax

Carne molida
Por Ilena Peng
19 de mayo, 2024 | 08:00 PM

Bloomberg — Ahora que la oferta de ganado para carne en Estados Unidos es la menor desde 1961, los productores de leche están hallando otra forma de hacer dinero: criar más terneros que se destinen al matadero.

Los lecheros, que habitualmente crían nuevas vacas de leche para reemplazar a las que se jubilan, producen cada vez más crías más carnudas que luego ofrecen a los ganaderos para que las críen con fines alimentarios.

Si una granja lechera  se reorientea hacía híbridos carnícos puede afectar los rebaños lecheros.dfd

Estos animales híbridos, obtenidos por inseminación artificial de una vaca lechera con el semen de un toro de engorde, resultan más cárnicos que un ejemplar lechero puro y cada uno puede valer cientos o hasta miles de dólares para el vendedor.

Lea más: Precios: en qué país de la región es más barata la carne

PUBLICIDAD

Es una buena cantidad de dinero en una industria que el pasado verano boreal se vio enfrentada a un excedente de leche tan importante que los granjeros se vieron forzados a tirarla por los desagües.

Dado que los precios de la leche oscilan al alza y a la baja, los productores siempre están buscando la forma de compensar los costes y lograr la mayor eficacia posible””, explica Amy Penterman, propietaria de Dutch Dairy LLC, en Wisconsin, que dedica a la cría de vacuno el 70% de su rebaño de 900 vacas lecheras.

Además de obtener nuevos ingresos, “resulta reconfortante porque la oferta de carne de vacuno ha descendido en años recientes”. “Nos permite añadir esa oferta suplementaria al mercado y mantener el coste bajo para el consumidor”.

PUBLICIDAD

La contracción de la oferta de ganado es consecuencia de tres años en los que los ganaderos han sacrificado más ejemplares de los que conservaban para criar por culpa de las continuas sequías, la subida de los costes de los alimentos y las elevadas tasas de interés.

El ganado vacuno se encuentra en su punto más bajo desde el primer año de presidencia de John F. Kennedy, y se pronostica que la producción comercial de carne de vacuno se reducirá aún más en el 2025, situándose en el punto más bajo de los últimos diez años.

Dado el agotamiento del suministro de carne, un ternero híbrido de una semana de edad ahora puede costar entre US$400 y US$800, frente a los $200 de hace unos años, dijo Penterman. Los granjeros que crían a los terneros hasta la edad adulta pueden cobrar aún más.

Krent Frauhiger, administrador de una lechería en Indiana, cría los llamados “terneros de carne con leche” durante aproximadamente 16 meses hasta que pesan alrededor de 1,400 libras. Ese ganado puede costar unos US$2.500 cada uno, casi lo que los granjeros reciben por un animal de carne real, dijo.

Eso es mucho más rentable que criar vacas lecheras de reemplazo, algo que según estimaciones de CoBank en los últimos años ha hecho perder a los agricultores hasta US$900 por novilla.

El flujo de ingresos diversificado es una adición bienvenida para los productores de lácteos de Estados Unidos, que tuvieron dificultades cuando la demanda (y, a su vez, los precios) cayeron al comienzo de la pandemia.

Lea más: Bezos quiere nuevas alternativas a la carne para luchar contra el cambio climático

PUBLICIDAD

Aunque los compradores ansiosos estaban limpiando los pasillos de leche en las tiendas de comestibles, eso no compensó la caída en la demanda de restaurantes y escuelas cerrados. Los agricultores tenían tanto exceso que tiraron la leche por el desagüe, una herramienta de gestión de suministros que tuvieron que volver a utilizar más recientemente.

La ruptura de la cadena de suministro no hizo más que agravar los problemas del sector lácteo estadounidense, que incluso antes del Covid-19 sufrió una ola de cierres y consolidaciones tras años de bajos precios de la leche.

El número de granjas lecheras en EE.UU. se desplomó aproximadamente un 39% entre 2017 y 2022, según el censo agrícola más reciente del gobierno.

Mientras la industria láctea se tambalea, la demanda de carne roja sigue siendo fuerte. Los consumidores estadounidenses comen cerca de 60 libras de carne de res al año.

PUBLICIDAD

Los precios de la leche y el queso prácticamente no han cambiado desde hace una década, según muestran los datos del Departamento de Agricultura de EE.UU., mientras que los precios de la carne molida han subido más del 35%, alcanzando un récord en noviembre.

Gráfico de precio de la carnedfd

Los precios de la carne de res “simplemente se han disparado y han sido combustible para el fuego”, dijo Steve Obert, director ejecutivo de Indiana Dairy Producers.

PUBLICIDAD

A esos precios, tiene sentido producir más cruces de carne de vacuno con leche. La tecnología también está mejorando. Gracias a los avances en genética, los agricultores pueden comprar semen sexado, lo que aumenta sus posibilidades de criar una vaca lechera hembra.

Eso les permite producir cerca del número exacto de novillas lecheras de reemplazo que necesitan y luego criar el resto de su rebaño para obtener terneros para carne con leche. Casi el 85% de los 9,4 millones de unidades de semen de res vendidos en EE.UU. en 2023 se destinaron a granjas lecheras, según la Asociación Nacional de Criadores de Animales .

Gráfico de venta de semen vacuno en EE.UU:dfd

Los terneros híbridos producidos mediante la cría selectiva producen más carne que el ganado lechero tradicional, cuyos cuerpos están más centrados en producir leche que músculo, aunque menos que uno criado para carne.

PUBLICIDAD

Un animal de carne promedio de 1,200 libras produciría alrededor de 450 libras de filetes deshuesados, asados y carne molida, casi un 14% más que una vaca lechera Holstein, según investigadores de la Universidad Estatal de Dakota del Sur.

Lea más: Un fármaco para las vacas podría frenar las emisiones de metano de la carne y los productos lácteos

Es probable que los cruces de carne de res con lácteos “tendrían una tendencia más cercana a los números de carne de res, ya que muchos cruces han adoptado un tipo de cuerpo de res más fuerte que los lácteos”, dijo Christina Bakker, profesora asistente y especialista en extensión científica de la carne en la universidad.

Algunos incluso dicen que los terneros cruzados producen carne de mejor calidad, dada la capacidad del ganado lechero para depositar marbling (marmoleado).

PUBLICIDAD

En 2022 nacieron 2,7 millones de terneros criados con leche, más de 12 veces el número de nacidos en 2016, según la firma de investigación CattleFax. El ganado vacuno de leche representó el 10% del mercado de sacrificio alimentado en 2022, y se espera que esa participación aumente al 15% para 2026, estima la empresa.

Botando la lechedfd

Reorientar el programa de mejoramiento de una granja lechera hacia híbridos de carne y leche no está exento de riesgos. Si se inclina demasiado hacia la carne, no habrá suficiente suministro para sostener los rebaños lecheros.

Es posible que el péndulo ya se haya movido: el número de vacas de reemplazo disponibles para los rebaños lecheros en enero de 2024 fue el más bajo para esa época del año en dos décadas. La pasada campaña comercial, el precio medio de una vaca lechera aumentó a US$1.760, el precio más alto en siete años, según el USDA.

Los costos de reemplazo más altos también significan que es probable que las vacas de menor producción permanezcan en las granjas por más tiempo, lo que significa que la producción de leche aumentará más lentamente, escribió la analista de mercado Sarina Sharp en un informe del Consejo de Productores de Leche.

Si los precios de la leche aumentan, los bajos inventarios y los precios más altos de las vacas de reemplazo podrían limitar la expansión de la producción láctea y dificultar que los agricultores aumenten sus ganancias, dijo Lucas Fuess, analista senior de productos lácteos de Rabobank.

El número de novillas de reemplazo ya está “al nivel mínimo” necesario para mantener el rebaño lechero, dijo Nate Donnay, director de conocimiento del mercado lácteo de StoneX Financial.

Gráfico de invnetario de vacas lecherasdfd

“Dentro de diez años, el rebaño de carne probablemente volverá a crecer demasiado y los precios serán terribles y tal vez ya no quieran estos animales lecheros”, dijo Donnay. “Pero durante los próximos años, la demanda de animales lecheros en el rebaño de carne probablemente se mantendrá fuerte”.

Austin Allred, propietario de Royal Family Farming en el estado de Washington, ha visto de primera mano los beneficios de la tendencia de la carne con lácteos.

Gracias a los nuevos desarrollos, ha podido seleccionar sus mejores vacas para producir crías que permanezcan en los rebaños de ordeño. Esos animales son más saludables y pueden producir más leche durante más tiempo, por lo que es necesario reemplazar menos vacas cada año para mantener el mismo nivel de producción, dijo.

Las vacas que producen menos leche luego se crían para animales de carne, que están optimizados para crecer rápidamente y tienen cualidades favorables como buen veteado, dijo Allred, cuya granja ordeña 6.000 vacas cada día.

“Los agricultores están obsesionados con la genética”, dijo, “y siempre estarán obsesionados con animales buenos, productivos y eficientes”.

Lea más en Bloomberg.com