ESG

Loreanne García: la mujer detrás de Kavak, segunda startup más valiosa de Latam

La cofundadora de Kavak habla sobre el camino del emprendimiento siendo mujer, la inclusión y la diversidad, así como sobre su labor al interior de la empresa emergente.

Loreanne García.
08 de diciembre, 2021 | 10:56 am
Tiempo de lectura: 13 minutos

Bloomberg Línea — La cofundadora venezolana residente en México, Loreanne García, lidera junto con Carlos García y Roger Laughlin, la primera startup mexicana que obtuvo sus alas para alzar el vuelo como unicornio en medio de la pandemia.

García, que saltó del mundo corporativo tradicional al ecosistema startup, se encuentra dentro de un pequeño porcentaje de mujeres al frente de una empresa emergente y admite que quizá no habría tenido el mismo acceso a la esfera inversionista si no se hubiera encontrado dentro de un equipo mixto.

PUBLICIDAD

La venezolana que antes de establecerse en México se mudó a Estados Unidos desde Caracas para estudiar su MBA en Stanford, habla sobre cómo las mujeres son clasificadas en torno a niveles limitantes en el momento del desarrollo de un emprendimiento y reconoce que en su posición actual tiene la responsabilidad de contribuir, desde Kavak, a cerrar la brecha de género en el sector apostando por la inclusión y la diversidad, claves que suman los “superpoderes” necesarios que se ven reflejados en los resultados finales.

La imparable plataforma de compra-venta de autos usados Kavak -que comenzó con un power point y un sueño en palabras de su cofundadora- ha acelerado de manera inigualable y se colocó en septiembre como la segunda startup más valiosa de la región con un valor de US$8.700 millones. El último paso en su plan de expansión fue una inversión de US$500 millones realizada en julio en Brasil para consolidar su presencia en la primera economía latinoamericana, de acuerdo con la compañía.

PUBLICIDAD

“Kavak es el plan A, B, C y D, en vez de estar viendo todo lo que no funciona es ver cómo lo logro y bloquear todas las razones por las que no podrías lograrlo y hacer que las cosas ocurran”, destaca García.

¿Cuéntanos sobre tu experiencia como cofundadora de una startup unicornio en América Latina?

La experiencia cofundando Kavak ha sido increíble, el impacto que hemos tenido a nivel de crecimiento.

Yo venía de una trayectoria muy corporativa en compañías muy intensas y estructuradas y empezar a emprender es un cambio completo de cómo tienes que operar porque tienes que hacerlo en un nivel muy estratégico, pero haciendo cosas muy del día a día para hacer que las cosas ocurran y el rol cambia cada dos-tres meses porque venimos creciendo a mucha velocidad.

Ha sido una gran transformación como profesional desde empezar a ver cómo voy evolucionando, también en la manera de pensar de poder decir ‘no tengo claro qué sigue próximamente, pero tengo muy claro la visión y hacia dónde queremos llegar, lo que tengo hacer hoy y cómo hago para priorizar’.

PUBLICIDAD

Kavak es el plan A,B,C y D, entonces en vez de estar viendo todo lo que no funciona, es ver: esto es lo que quiero hacer, cómo lo logro y bloquear todas las razones por las que no podrías lograrlo.

Otra cosa que ha representado mucho es el impacto que hemos tenido. Pasamos de ser un grupito chiquito con un power point y un sueño y todo lo que queríamos hacer, a ser lo que nos hemos convertido hoy.

PUBLICIDAD

Pasamos de ser un grupito chiquito con un power point a ser lo que nos hemos convertido”.

Loreanne García

¿Qué ha significado para tí estar al frente de una startup en un ecosistema que parece limitar la participación de las mujeres?

Siempre he estado en producción, entonces toda mi vida ha estado en un ambiente mucho más masculino. En mi carrera era probablemente la única mujer en la mesa y estando en Kavak he visto ya esto con otros ojos, porque antes lo veía como ‘algo normal, yo tengo que seguir aquí, tengo que seguir viendo cómo me desempeño, cómo empujo, qué hago’.

En Kavak ya viendo a los lados y en la posición que tengo ahorita en la vida, he visto la gran responsabilidad y el gran compromiso que conlleva ser una de las pocas mujeres en el ecosistema porque muchos me buscan para ver cómo podemos hacer para tener más mujeres.

PUBLICIDAD

Dado que estoy aquí, hay cosas que puedo hacer de una vez para que puedan impactar en Kavak y en las otras emprendedoras y, ver cómo puedo involucrarme en cosas que pueden abrir más caminos para otras mujeres.

Sí, somos muy pocas, todavía hay un montón de cosas sociales, estructurales de cómo nos crían, del nivel de ambición que tenemos que no es tan óptimo para que las mujeres tengan las mismas oportunidades, y a mí me ayudó mucho que éramos un grupo mixto (Roger, Carlos y yo) entonces teníamos siempre la combinación de los superpoderes de los tres y en donde a lo mejor como mujer no veía unas cosas y ellos como hombres sí, a la mejor yo como mujer no podía estar tan conectada con ciertos networks (redes) y ellos sí, pero también como mujer veía otras cosas que ellos no y traía eso a la mesa y nos ayudó a ser un grupo mucho más fuerte.

PUBLICIDAD

A las mujeres nos posicionan muchísimo más en un tema de ‘monta algo, pero haz algo más pequeño que puedas controlar’”

Loreanne García

Como mujer y emprendedora, ¿Cuáles han sido los retos más marcados con los que has tenido que lidiar para llegar hasta acá?

Creo que en la manera de que soy venezolana latinoamericana, de cómo venimos creciendo, a las mujeres nos posicionan muchísimo más en un tema de: ‘bueno, monta algo, pero no hagas algo tan grande, haz algo un poquito más pequeño que puedas controlar, trata de hacer algo que no te tome mucho tiempo’ y, son esas cosas que me repito en mi cabeza y que al final limitan.

El tema de poder subir el nivel de ambición y decir ‘sí, voy a hacer algo y voy por un mercado grande’ y, ver que más bien entre más grande y rápido crece, puedes tener más equipo y puedes priorizar diferente’.

PUBLICIDAD

También un poco de la presión de ‘bueno, eres una de las pocas mujeres que hay, entonces no es lo mismo, las amigas están haciendo otras cosas, las otras personas te recomiendan cosas diferentes y te tienes que adaptar a una cultura más masculina mientras poco a poco una la va cambiando.

El tema de los inversionistas está cambiando, pero es un grupo mucho más de hombres, donde ellos se relacionan de cierta manera y a la mejor no tendría el acceso completo si hubiese estado yo sola.

Hay otra parte logística en las cuestiones de cuando se es mamá. Muchas veces las mujeres pasamos preparándonos para ser mamás mucho antes de serlo y ahí mismo nos ponemos ciertas limitaciones.

Desde tu perspectiva, ¿Qué está faltando o en qué está fallando la industria en el tema de la inclusión de género?

Más que a la industria, le está faltando a la sociedad. Empezar desde que las mujeres somos muy chiquitas, que podamos aspirar a irnos a carreras distintas, y no estar orientando a las personas por género, sino por lo que les guste y lo que pueden hacer, que puedan irse también a STEM, por esos temas que al final son muy importantes cuando estás emprendiendo y que la gente pueda estar más basada en sus superpoderes y, una vez ahí, asegurar que cuando las mujeres entren en el mundo laboral, tenemos que estar en principio más cerca de ellas porque sí existe un drop-off (reducción) ya cuando empiezan a escalar a niveles de manager, hay que entender qué es lo que está pasando, por qué se están yendo.

He visto muchos cambios buenos, ahorita por lo menos ya es algo de lo que se habla y la gente lo tiene en la cabeza y hay fondos donde dicen ‘bueno, estamos buscando algo donde haya una mujer porque sabemos que la diversidad trae mucho valor’. Creo que lo que nos está faltando es hacerlo más inclusivo para todos lados, poder rediseñarlo para que la cultura no sea tan masculina y eso implique que también sea válido para el hombre, porque muchas veces asumen que ‘bueno, como la mujer es mamá, ella es la que le tenemos que dar flexibilidad’, no, el hombre también es papá. Cómo hacemos para que no sea tabú y que el hombre pueda tener sus actividades de papá y eso hace que estemos en un mismo nivel del juego.

En este sentido, ¿En qué etapa describirías que se encuentra el estado actual del ecosistema de startups en cuanto a temas de inclusión?

Estamos empezando, ahorita nos estamos dando cuenta que es algo que tenemos que meterle foco y hay que empezar a tener estructuras y medirlo para que de verdad tenga un resultado. Todavía no tenemos claro qué es lo que mueve más la aguja, son un montón de ideas o cosas que dice las personas que ‘yo voy a implementar esto o lo otro’, todavía no tenemos la receta secreta de ver cómo podemos hacer para que haya mucho más inclusión… es para allá que vamos a empezar a ir pronto.

¿Cómo crees que se pueda construir un ecosistema de startups empoderado por mujeres? Tus recetas mágicas

Hay que asegurar que el ambiente de trabajo es inclusivo para todas las personas y eso implica desde tener políticas muy claras y compartir con la gente cómo es que se trabaja hasta el punto de que si una personas está yendo en contra de la inclusión pues tiene que salir de la compañía.

Se tiene que poder crear el ambiente donde las personas se sientan seguras para ser ellas mismas y en paralelo viendo la parte de compensación basada en la misión y habilidades de la persona sin sesgos.

Es clave estar muy cerca de las mujeres y esto significa asegurar que tengan roles de alto exposure y misiones importantes”

Loreanne García

Para mí es clave estar muy cerca de las mujeres que están a punto de hacer ese cambio de liderazgo, creo que cuando pasas esa etapa de junior a manager, ya tiendes a quedarte, pero en ese drop-off hay que estar muy cerca y esto significa asegurar que tengan roles de alto exposure (alta exposición), que tengan misiones importantes y que tengan también apoyo en entrenamiento para pasar esa transición a líderes.

¿Por qué se van?

Yo creo que tiene bastante que ver con la mentalidad de decir: una vez que sea mamá, no voy a poder manejar esto (…) No tengo un estudio que lo respalde, pero es lo que visto mucho por como está diseñado ahorita el mundo corporativo (…) Algo que hacemos mucho en Kavak y que me gusta es que es flexible. Hasta que entendamos las compañías que depende de la flexibilidad, puedes hacer hasta mucho más.

También tener personas que te soporten en el camino. Hay muchos momentos en donde digo ‘oye, esto está bien difícil poder manejar todas estas cosas’, pero estas personas dicen ‘ok, está difícil, pero ve lo que sí puedes hacer y todo ese tiempo de pensar ‘cómo puedo hacer que funcione’ me ha ayudado a seguir aquí.

Nos estamos perdiendo un montón de performance. Mujeres y hombres tenemos nuestros superpoderes que están hechos para que hagamos algo mejor”

Loreanne García

¿Qué opinas del hecho de que las startups lideradas por mujeres arrojan mejores y más rápidos resultados?

Creo mucho en la diversidad y en poder tener distintas perspectivas (…) Obviamente si tienes un equipo completamente masculino, pues se están perdiendo de ese 50% que existe (mujeres en el mercado) y también tienes ciertas dinámicas en grupos masculinos en las que el que habla más duro es la solución y se pierden perspectivas de otras personas. En donde está la magia es en poder combinar y que cada quien pueda traer su aporte.

Me gusta mucho -sonríe- y me emociona lo que me estás diciendo, el nivel de éxito de compañías lideradas por mujeres, porque eso cambia mucho lo que probablemente era el discurso. No quiero poner en tema de género porque esa no es la idea, pero sí hay cosas sobre las mujeres en temas de organización, empatía, involucrar a más personas para tomar decisiones.

Ciertas dinámicas en grupos masculinos en las que el que habla más duro es la solución y se pierden perspectivas de otras personas

Loreanne García

¿Qué se está perdiendo sin este 50%?

Nos estamos perdiendo un montón de performance y mejores resultados. Se está perdiendo también un mejor ambiente de trabajo de tener personas diferentes de las cuales aprender y nos estamos perdiendo al final de una mejor sociedad porque mujeres y hombres tenemos nuestros superpoderes que están hechos para que contribuyamos y hagamos algo mejor, creamos algo más grande que nosotros, tanto en la parte profesional como personal.

¿Cómo ha sido tu experiencia con la esfera inversora en este caminar?

Directamente yo no lo sentí tanto (dificultades) porque estábamos los tres. Ahorita me ha pasado más bien, muy chistoso, a medida que hemos crecido también ha estado evolucionando todo el tema de las emprendedoras, entonces más bien ahora me buscan más, también mujeres que quieren emprender para poder desarrollar un poquito esa red.

Sí hay cosas diferentes, por ejemplo en un grupo de hombres, el networking (conexión) que hacen es que ellos entre hombres están tratando de salirse de la caja y empezar a ver mujeres, pero sí se tienen que salir de su zona de confort… Ahora es más fácil conectar con los hombres para buscar esta parte de capital.

Sí hay cosas diferentes. Los hombres están tratando de salirse de la caja. Tienen que salir de su zona de confort”

Loreanne García

Consejos para las mujeres al frente de startups en fase inicial y fracturar el “Club de Toby”

1er consejo. Mercados grandes donde puedan crecer: si tienes un mercado donde puedes crecer mucho, pues a los inversionistas les llama la atención el mercado que puedes tener.

2o consejo. Vendan el potencial de su negocio: muchas veces, las mujeres vendemos los resultados a hoy y a los inversionistas lo que les interesa es el potencial y qué necesitas para poder llegar allá.

3er consejo. Los inversionistas no son solo dinero: son socios estratégicos que están con ustedes construyendo porque si los inversionistas no creen en la visión, no creen a donde va el negocio, va a ser una relación muy complicada.

4o consejo. Toquen muchas puertas: nosotros hablamos con un gentío, había gente que nos decía ‘están muy chiquitos, qué hacen aquí?’. Esas relaciones de todos los días, después de un año y medio vas y los buscas y les dices ‘te acuerdas de mí, mira donde estoy, conversemos’. No puedes crear capital cuando lo necesitas, tienes que ir creando esas relaciones en el camino.

¿Cómo fue que decidiste convertirte en emprendedora?

Desde que estaba en la universidad había escuchado la palabra emprendimiento y me había llamado mucho la atención, ‘qué increíble lo que están haciendo, están generando trabajos, están trabajando en algo que les apasiona’. Esa fue una de las razones por las que me fui a hacer el MBA en Silicon Valley porque quería estar más cerca de esa cultura emprendedora y ahí empecé a experimentar un par de proyectos que no funcionaron, y ver si me gustaba ser vendedora, pero no había conseguido el proyecto que me apasionara.

Siempre había hablado con mi hermano que queríamos hacer algo juntos, tenemos perfiles parecidos pero somos muy distintos y eso hace que seamos muy buen complemento y, cuando Carlos me comentó sobre la idea de Kavak para mí se combinaron muchas cosas: una idea que me hizo mucho clic que yo la había vivido, lo complicado que era vender un carro usado, el tamaño del mercado y la oportunidad era enorme con el equipo que estaban montando y el momento de la vida en el que dije: ‘ahorita sí puedo, en cuestiones de mi carrera y lo que yo quería’.

En este momento, ¿qué significa para ti Kavak?

¡Uy, buena pregunta! -suspira- Kavak significa una ambición y un sueño y el ver cómo haces para poder lograr las cosas en el camino y disfrutarlo. Kavak no es un trabajo, es un proyecto de vida, está muy mezclado en lo que soy, en lo que quiero, en las personas que están a mi alrededor… Un gran orgullo y un gran compromiso hacia todo lo que viene porque nunca paramos.

Las personas empiezan a crear su historia de éxito dentro de Kavak y eso amarra a la historia de éxito de Kavak”

Loreanne García

Tu cargo en Kavak es clave… Compártenos un poco de tu labor en la empresa

Soy encargada de todo lo que tiene que ver con personal, que es recursos humanos. Mi labor es asegurar que tengamos la cultura intencional que va evolucionando, pero a medida que nosotros queremos que evolucione, que traigamos a personas que hacen feed (retroalimentación) con la cultura, talentosas y les damos una misión que los saca de su zona de confort y la combinamos con sus superpoderes, porque cuando logras esas dos cosas, pues las personas empiezan a crear su historia de éxito dentro de Kavak y eso amarra a la historia de éxito de Kavak.

Estoy muy pendiente de traer a gente increíble, luego ayudar a que estén en una posición para poder tener un crecimiento increíble e ir asegurando que se logre entender qué nos une porque como todos vamos muy rápido, tenemos que tener muy claras las reglas del juego, siempre estoy pendiente que la gente entienda que nos une nuestro credo, cómo operamos, nuestra visión y ambición (…) y lo otro es estar muy cerca de los líderes, porque al final la cultura la construyes con las decisiones diarias y con lo que haces, no es un papel.

¿Cuál es la estrategia de Kavak para apelar a un ambiente de inclusión?

1.- Que las personas puedan ser ellas mismas en el trabajo y lo promovemos, que no sean una persona fuera y otra dentro del trabajo.

2.- Soluciones estructurales para quitar las vallas, tenemos muchos ejemplos, pero por ejemplo en reclutamiento tratamos de hacer una prueba antes de ni siquiera ver el nombre de la persona, eso hace que la persona que pase la prueba no tenga vallas por ser hombre o mujer o del lugar de donde venga

3.- Tenemos cero tolerancia a personas que no son inclusivas (…) Si demuestras una actitud, si hablas de cierta manera, si por alguna razón no estás tomando una actitud inclusiva como líder, tenemos comités y herramientas y tomamos acción muy rápido

Te puede interesar:

- Poca presencia femenina en startups y en capital de riesgo opaca beneficios de la diversidad

- Kavak patrocina a la Selección Mexicana en medio de su expansión internacional

- Kavak, con ADN venezolano, es la segunda empresa privada más valiosa de Latam

PUBLICIDAD