Actualidad

Banco Mundial vende bonos rinoceronte en primera emisión de este tipo

Parte de los US$150 millones recaudados irán a la conservación de los rinocerontes negros en Sudáfrica y pagará rendimientos en base a su tasa de crecimiento

Un rinoceronte negro al amanecer en la zona de conservación de ol-Pejeta, en la sede del condado de Laikipia, Nanyuki, cerca del monte Kenia.
Por Antony Sguazzin
25 de marzo, 2022 | 07:24 AM

Bloomberg — El Banco Mundial ha anunciado que ha fijado el precio del primer bono para la fauna silvestre del mundo, recaudando US$150 millones que se destinarán en parte a la conservación de los rinocerontes negros en Sudáfrica.

El bono a cinco años pagará rendimientos determinados por la tasa de crecimiento de las poblaciones de estos animales en dos reservas sudafricanas, el Parque Nacional de Elefantes de Addo y la Reserva Natural del Gran Río de los Peces, dijo el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento del Banco Mundial en un comunicado.

“El Bono de Conservación de la Vida Silvestre es el primer instrumento financiero de su clase. Basado en resultados, canaliza las inversiones para lograr resultados de conservación, medidos en este caso por el aumento de las poblaciones de rinoceronte negro”, dijo el Banco Mundial en la declaración.

PUBLICIDAD

Si tiene éxito, el programa podría ampliarse para proteger las poblaciones de rinoceronte negro en Kenia, así como otras especies silvestres como leones, tigres, gorilas y orangutanes, según una propuesta anterior.

Hay cinco especies de rinocerontes en el mundo, la mayoría de los cuales se encuentran en Sudáfrica y casi todos son rinocerontes blancos. El número de rinocerontes negros se ha reducido a unos 2.600, frente a los 65.000 de 1970, y es posible que alguna vez haya llegado a los 850.000, según la documentación del Banco Mundial. Estos animales se encuentran en otros tres países africanos y pueden pesar hasta 1,4 toneladas, mucho menos que el rinoceronte blanco.

En lugar de pagar un cupón, el emisor hará contribuciones para la conservación de los animales y los compradores del bono recibirán un pago del Fondo Mundial para el Medio Ambiente basado en objetivos preestablecidos de crecimiento de la población. Para recibir el pago máximo, la población de rinocerontes deberá aumentar más del 4% anual.

PUBLICIDAD

“La estructura financiera de pago por éxito protege a una especie en peligro de extinción y refuerza los esfuerzos de conservación de Sudáfrica aprovechando la infraestructura y la trayectoria del Banco Mundial en los mercados de capitales”, dijo David Malpass, presidente del Banco Mundial, en el comunicado. “Puede reproducirse y ampliarse para canalizar más capital privado para otras acciones de conservación y clima y objetivos de desarrollo en todo el mundo”.

Credit Suisse Group AG (CSN) estructuró el bono y actuó como bookrunner conjunto con Citigroup Inc. (C).

El bono se vendió al 94,8% de su “importe nominal agregado” y supondrá un pago máximo de éxito de US$13,8 millones, según el Banco Mundial. Conservation Alpha se ha encargado de determinar el éxito del programa y sus pagos. El agente verificador es la Sociedad Zoológica de Londres.

Los rinocerontes están amenazados por la caza furtiva, sobre todo por la demanda en Vietnam y China del polvo de sus cuernos, que se cree que cura el cáncer y mejora la virilidad. Addo es una reserva de 1.640 kilómetros cuadrados, mientras que Great Fish es un parque de 450 kilómetros cuadrados. Ambos están en la provincia sudafricana del Cabo Oriental y son estatales. El número de rinocerontes en los parques no se ha revelado por razones de seguridad. En conjunto, recibirán 152 millones de rands (US$10,4 millones).

Aunque usarlos para la seguridad de los rinocerontes es una novedad, los llamados bonos sostenibles se han utilizado para financiar diversos resultados, desde proyectos marinos y pesqueros en las Seychelles hasta la educación de las niñas en la India rural.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD