Economía

Remesas de EE.UU. a LatAm crecen 26% en 2021 y avanzan las transferencias digitales

México lideró el crecimiento de remesas el año anterior recibiendo más de US$51.000 millones

A worker wearing protective gloves counts U.S. dollar banknotes at a currency exchange kiosk on Hamra street in Beirut, Lebanon, on Wednesday, April 14, 2021. Lebanon's annual inflation rate reached a record high and food prices soared by around 400% in December, highlighting the dramatic impact on consumers and businesses of the country's worst financial crisis in decades. Photographer: Francesca Volpi/Bloomberg
31 de marzo, 2022 | 04:21 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg Línea — El aumento de la migración hacia Estados Unidos y la recuperación económica de este país, fueron los factores que más contribuyeron a que las remesas desde EE.UU. hacia América Latina y el Caribe crecieran un 26% en 2021 frente a 2020, según un informe de Diálogo Interamericano.

Durante el año anterior, los países de la región recibieron en total US$134.401 millones en remesas, impulsadas por la tendencia al alza de la economía estadounidense y “en un momento en que América Latina y los países del Caribe aún luchan por recuperarse” económicamente.

PUBLICIDAD

La información contenida en el documento de este centro de análisis con sede en Washington, señala que “las remesas en 2021 fueron más del 5%del PIB de toda la región, y más del 20% para muchos de los países más pequeños afectados por la pandemia y posterior recuperación”.

Pero el informe no solo destaca las remesas familiares que se envían de EE.UU. al resto de la región, sino que producto del incremento de migración interna que continuó a países como Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá, República Dominicana e incluso México, las transferencias interregionales también tuvieron un crecimiento.

PUBLICIDAD

“Las remesas, a su vez, se convirtieron en un gran alivio para la economías de estos países, dado el contexto de una recuperación económica que ha sido más larga de lo previsto. Como resultado, las remesas como porcentaje de los ingresos nacionales han aumentado para la mayoría de los países de la región”, destacaron Manuel Orozco y Matthew Martin, autores del informe.

Las transferencias digitales se imponen

En medio del reporte, los investigadores de Diálogo Interamericano señalaron que la estadía de los migrantes en EE.UU. está creciendo y pasó de un promedio de 16 a un promedio de 20 años, razón por la que el porcentaje de remitentes pasó de 80% a 85%.

Ante la llegada de la pandemia de Covid-19 y los avances tecnológicos en el sector financiero, el documento precisa que “el porcentaje de personas que envían ‘Cash to Cash’ se ha reducido del 90% en 2016 al 75% en 2021″.

Este cambio en los métodos de transferencia de dinero no solo se dio desde la banca sino también desde agentes de envío de remesas. “Los cambios respondieron a los factores críticos a los que los migrantes son sensibles a la hora de elegir un proveedor: costo, reputación, valor agregado y conveniencia”, dice el artículo.

PUBLICIDAD
Remesas a LatAm y el Caribe últimos 20 años, Diálogo Interamericanodfd

Pese al avance en las transacciones digitales, también se precisa que las transferencias originales continúan prevaleciendo como la principal opción para los remitentes de remesas.

Uno de los principales cambios en el crecimiento digital se produjo en el corredor Estados Unidos-República Dominicana, donde aumentó más del 300% en dos años. A su vez, las transacciones en línea representaron casi la mitad de todas las transferencias que se originaron en los Estados Unidos”, añadieron los autores.

PUBLICIDAD

Riesgos para las remesas en 2022 y años futuros

Diálogo Interamericano proyecta que el crecimiento de las remesas puede mantenerse aunque no en los niveles que se presentaron en 2021 en la mayoría de países, que fue a doble dígito. Esto debido a que aunque el flujo de migración hacia EE.UU. se mantiene, el dinero se enviará en función de las necesidades en sus países de origen.

Estos son los factores de riesgo para las remesas previstos en el informe:

  • La cuota de remitentes podrá volver a años anteriores, a 80% - 85%, lo que reduce las transacciones en al menos 100.000 por año.
  • Los nuevos inmigrantes pueden tener dificultades para encontrar trabajo debido a las tendencias cambiantes en la demanda laboral, retrasando su capacidad de remitir.
  • La migración neta disminuirá debido a: una mayor demanda de mano de obra calificada; deportaciones que superan la entrada de nuevos migrantes; la recuperación económica en sus países de origen puede reducir la necesidad de enviar tanto como antes.
PUBLICIDAD