Uruguay

Lacalle Pou tironea con el PIT-CNT: cómo sigue la relación en la era post-referendum

El presidente recibió en la Torre Ejecutiva a la central de trabajadores, que realizó planteos impositivos, sobre el empleo y cuestiona aspectos de la reforma de jubilaciones

Los representantes del PIT-CNT este miércoles antes de ingresar a la reunión con el presidente Luis Lacalle Pou. Foto: Twitter.com/PITCNT1
05 de mayo, 2022 | 05:00 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Montevideo — El presidente Luis Lacalle Pou recibió este miércoles en la Torre Ejecutiva a la cúpula de la central de trabajadores uruguaya PIT-CNT, en el primer encuentro mano a mano luego del referéndum de la Ley de Urgente Consideración (LUC). Los sindicatos entregaron una batería de propuestas impositivas para solventar planes de asistencia social y de empleo, pero además preparan el debate por la Rendición de Cuentas y mantienen sus reparos a la reforma de jubilaciones señalada como una prioridad por la administración.

La relación, que es tirante desde el principio del período, con choques por la gestión de la pandemia y luego tensionada aún más por la campaña electoral, tuvo ayer una nueva instancia de diálogo, algo que las partes aseguran mantendrán aunque asumen que el enfrentamiento político también continuará.

El presidente Lacalle Pou defendió en el encuentro la gestión del gobierno, en particular las políticas de empleo y salariales, dijeron fuentes de Presidencia. Además cuestionó los últimos paros en la enseñanza.

PUBLICIDAD

En materia de seguridad social, según los informantes, el jefe de Estado manifestó que ya hubo un diálogo convocado en el marco de la Comisión de Expertos y afirmó que la reforma incluirá a todas las cajas paraestatales.

El presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, dijo que esperan una respuesta “rigurosa” por parte del Poder Ejecutivo, según sostuvo en una conferencia de prensa. “Creo que algunos de los planteos que hicimos deberían caminar”, completó.

Desde el PIT-CNT consideran insuficientes los últimos anuncios económicos del gobierno, que implicaron un adelanto del ajuste de jubilaciones (3%) y salarios públicos (2%), y además la sugerencia para que 88 mesas de negociación del sector privado sigan el mismo camino de adelantar los incrementos por inflación.

PUBLICIDAD

Los salarios privados serán en 2022 un 4% más bajos que antes de la pandemia y los públicos un 3%, señaló días atrás el economista y socio de Exante Pablo Rosselli durante un evento de la consultora.

Contra las críticas, en el gobierno destacan que el empleo y la actividad ya superaron los niveles prepandemia y que está previsto un crecimiento de la economía del 3,8% del PIB durante el año, según la última estimación del Ministerio de Economía y Finanzas. Además las exportaciones se alistan para tener un nuevo año récord en el valor de colocaciones, apalancadas sobre todo por la carne, la soja y la celulosa.

Diálogo, pero sin acuerdo

El ministro de Trabajo Pablo Mieres remarcó esta semana en una entrevista radiales con radio Carve el rol opositor del PIT-CNT, con el que dijo mantener el diálogo, aunque señaló las diferencias.

En el gobierno perciben que, más allá de un diálogo existente, en el PIT-CNT buscan mecanismos de demostración de fuerzas para mostrar su poder, dijeron a Bloomberg Línea fuentes del Poder Ejecutivo.

El antecedente inmediato de la tensión entre el oficialismo y los sindicatos tuvo su disputa en las urnas, cuando el PIT-CNT y el Frente Amplio buscaron sin derogar 135 artículos de la LUC, el buque insignia del gobierno de Lacalle Pou.

“En Uruguay tenemos un movimiento sindical con alta capacidad de influencia. A principios de este año, en medio de una pandemia sin poder movernos, definimos ir a un referéndum para anular 135 artículos de la LUC y tuvimos una adhesión de casi la mitad de la población. Hubo un 1° de mayo enorme en todo el país, se hicieron propuestas concretas, y de alguna manera nos recibe el presidente para dialogar”, dijo este miércoles el presidente del PIT-CNT.

PUBLICIDAD

El secretario general del sindicato de la construcción (Sunca), Daniel Diverio, dijo a Bloomberg Línea que los trabajadores afiliados ya preparan el debate de la próxima Rendición de Cuentas, una instancia presupuestal anual, en la que pedirán mayor inversión pública.

“Hay una cultura de relacionamiento que es muy importante cuidar. Lo que es cierto es que en este gobierno no hemos logrado tener ningún tipo de avance en las conversaciones. Por lo general hay disposición a sentarnos a conversar pero ha sido muy dificultoso avanzar”, dijo Diverio.

El líder de uno de los sindicatos de mayor peso en el PIT-CNT dijo que el sector tiene en la actualidad unos 52 mil trabajadores empleados, aunque existe “preocupación” de que el nivel de actividad baje una vez se concluyan las obras para la nueva planta de UPM y el Ferrocarril Central.

PUBLICIDAD

El gobierno ha manifestado que prevé en 2023 una inversión pública de US$1.000 millones, la mayor del período en niveles anuales, en parte para compensar el efecto UPM. “Estamos preparando el gremio para expresarnos en el Parlamento al momento que se empiece a discutir la Rendición para que la inversión pública sea uno de los motores fundamentales para la generación de empleo”, completó Diverio.

Las propuestas

Abdala adelantó el martes en una entrevista radial con En Perspectiva un conjunto de propuestas impositivas de un año de duración para financiar algunos de los reclamos de la central, que pide aumentar en US$300 millones las transferencias sociales, aumentar el salario mínimo nacional y extender el programa de empleos temporales denominado Jornales Solidarios. Al finalizar la reunión de ayer, el sindicalista dijo en una rueda de prensa que las propuestas están “mucho más centradas en beneficiar a los sectores más vulnerables de las sociedad que a los afiliados al PIT-CNT.

PUBLICIDAD

En materia tributaria, el PIT-CNT planteó incrementar el impuesto al Patrimonio Nacional un 10 % y el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas de empresas que tengan una facturación mayor a US$1 millón. Además propuso cobrar tributos a sectores “que han tenido suba de los precios internacionales de las materias primas superior a un 20%” y otro impuesto de 2% “a los depósitos de uruguayos en el sistema financiero en el exterior”.

Lacalle Pou manifestó en reiteradas oportunidades que su gobierno es contrario a aumentar los tributos.

Consultado por los medios, Abdala afirmó que “no tiene absolutamente nada de malo que un país busque hacer un retoque tributario transitorio que le genera a quien más riqueza está acumulando tirar una mano para resolver esas cuestiones”.

PUBLICIDAD

Reforma de jubilaciones

El presidente del PIT-CNT también planteó el domingo 1° de mayo durante el acto por el Día de los Trabajadores que el gobierno posponga la presentación del proyecto de Ley de reforma de la seguridad social hasta tanto no haya un nuevo diálogo político. “No llevamos un planteo de seguridad social que aumenta la edad de jubilarse al barrer, cuando habría que acortarla. Un planteo que no estudia la financiación, que no toca otras cajas por ejemplo la caja militar (el sistema de pensiones de los retirados de las Fuerzas Armadas), y un planteo que generaliza la acumulación privada metida en la seguridad social con las AFAP”, dijo el sindicalista.

Este miércoles volvió sobre el punto en sus declaraciones ante los medios. “Me da gracia cuando se habla de seguridad social sin tocar la financiación”, dijo.

El gobierno asegura que el asunto ya tuvo diálogo durante el año pasado en el marco de una comisión de expertos.

PUBLICIDAD

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

dLocal busca adquisiciones tras aumento de reserva de efectivo

Labat del BCU: medidas “no deberían tener efectos materiales” en la inflación

PUBLICIDAD