Actualidad

Las razones por las que ómicron acelera la inmunidad de los vacunados

Nuevos estudios aseguran que una vacuna de refuerzo actualizada con esta variante también puede tener más beneficios que una vacuna original de Covid-19

Las personas que se han infectado por ómicron podrían evitar una infección grave por otra variante en un futuro.
16 de mayo, 2022 | 11:57 AM

Bloomberg Línea — Una infección por la variante ómicron junto al esquema completo de vacunación podría generar una mayor respuesta de inmunidad en los individuos hacia nuevas variantes que surjan del SARS-CoV-2.

Así lo demostraron dos investigaciones realizadas por la farmacéutica BioNTech SE (BNTX) y la Universidad de Washington, que publicaron recientemente los resultados de sus investigaciones que apuntan a que personas que han recibido las dosis establecidas contra el Covid-19 y luego se infectaron por ómicron, pueden no enfermarse en un futuro de otra variante de manera grave.

Una de las autoras de la investigación de la Universidad de Washington, Alexandra Walls, señaló que los resultados aún tienen que ser comprobados y que estos no significan que las personas deban buscar contagiarse por la variante, según información publicada por la institución en el servidor bioRxiv.

PUBLICIDAD

Actualización de vacunas

Mientras ómicron sigue generando focos de infección continuos en el mundo como en Shanghái (China), que esta semana comenzará un plan de reapertura parcial de la economía, las investigaciones también sugieren que las vacunas deben actualizarse a la variante.

Según lo explicó BioNTech en sus resultados, si las dosis se adaptan a la variante ómicron pueden llegar a tener mayores beneficios al ser aplicadas como refuerzo en las personas.

“Eso indica que estamos en el punto en el que quizás queramos considerar tener una vacuna diferente para estimular a las personas”, explicó David Veesler, profesor asistente de la Universidad de Washington, quien dirigió la investigación, informó Bloomberg.

PUBLICIDAD
Vacunasdfd

En el mundo, 521.567.640 personas han contraído el Covid-19 desde el inicio de la pandemia y otras 6.264.186 han fallecido a causa de esta enfermedad, según los datos en tiempo real de la Universidad Johns Hopkins.

Otros análisis a las investigaciones presentadas sugieren que la evidencia de que la exposición a una infección de diferentes variantes puede servir como un refuerzo inmunológico junto a las vacunas ya existentes.

“Tal vez esto sea una indicación de que un refuerzo actualizado podría ser una buena idea”, dijo a Bloomberg Theodora Hatziioannou, viróloga de la Universidad Rockefeller.

La información de la Universidad Johns Hopkins también destaca que en el mundo han sido aplicadas en total 11.410.532.108 de dosis de las diferentes vacunas contra el SARS-CoV-2.

Una investigación reciente publicada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), encontró que la efectividad de una tercera dosis de vacuna contra la hospitalización cayó del 91% al 78% en solo dos meses, razones que se han tomado en cuenta para recomendar más dosis de refuerzo en las personas.

PUBLICIDAD