Asia

Shanghái sale del confinamiento pero surgen brotes de Covid-19 en otras ciudades

El confinamiento de Shanghái y otras restricciones impuestas en otras partes del país, ha frenado todo, desde el gasto de los consumidores hasta la fabricación, en la segunda economía mundial

Covid
Por Bloomberg News
17 de mayo, 2022 | 01:08 PM

Bloomberg — Shanghái está poniendo fin a un confinamiento que dejó a millones de personas en sus hogares durante semanas, en medio de señales de que el brote de Covid-19 está bajo control, incluso cuando los brotes en otros lugares muestran que China sigue atrapada en una batalla aparentemente interminable para evitar a la altamente infecciosa variante ómicron.

El centro financiero chino informó de un tercer día consecutivo sin nuevos casos de Covid-19 fuera de la cuarentena gubernamental, alcanzando un hito crucial que, según las autoridades, les permitirá eliminar las estrictas restricciones que obstaculizaban la actividad económica y restringían casi todos los aspectos de la vida cotidiana de los residentes. Los 16 distritos de la ciudad no informaron de la propagación en la comunidad, dijeron las autoridades en una reunión informativa este martes.

Mientras tanto, en la ciudad portuaria septentrional de Tianjin ha surgido un nuevo brote, probablemente provocado por una infección de un trabajador de una instalación de almacenamiento en frío, informó la cadena estatal CCTV, citando a las autoridades sanitarias locales. La ciudad, de casi 14 millones de habitantes, ha detectado 28 casos durante una campaña de pruebas masivas, después de que un brote anterior en enero provocara interrupciones en los fabricantes de automóviles Toyota Motor Corp. (TM) y Volkswagen AG (VOW3).

PUBLICIDAD

El distrito de Fengtai de Pekín confinará algunas zonas durante los próximos siete días tras la aparición de nuevos focos, lo que amplía el riesgo de propagación en la comunidad. Más al oeste, en la provincia de Sichuan, apareció un brote en la ciudad de Guang’an, donde se han producido más de 400 infecciones en una semana.

Los nuevos brotes demuestran que las autoridades están inmersas en un esfuerzo de Sísifo para sofocar a la variante ómicron. El éxito en el control del virus ha sido efímero durante meses, ya que el patógeno altamente contagioso aparece en otros lugares, lo que hace que las autoridades se esfuercen por acabar con él una vez más con pruebas masivas y restricciones de movimiento que conllevan duras consecuencias para la población y la economía.

Shanghái registra menos casos

Shanghái informó de un total de 823 infecciones para el lunes, por debajo de las 938 del domingo. Con ello, el número de casos en todo el país se situó en 1.049, frente a la cifra récord de casi 30.000 casos diarios de hace un mes.

PUBLICIDAD

La noticia de la relajación de Shanghái animó a los inversores. El índice CSI 300 de la bolsa china subió hasta un 1% el martes por la mañana, en línea con los mercados regionales.

Los funcionarios del gobierno de Shanghái tenían como objetivo previo el 20 de mayo para eliminar la propagación de la comunidad durante tres días consecutivos, el requisito previo para aliviar las restricciones más duras del confinamiento y reanudar ampliamente la actividad comercial.

Todavía se mantienen muchas restricciones. Los residentes deben presentar un pase para salir de sus recintos y sólo pueden salir en bicicleta o a pie. Los pases se distribuyen en cada apartamento por los comités residenciales, lo que permite a una persona por familia salir durante las horas señaladas para hacer compras en el supermercado. Según los pases vistos por Bloomberg News, la mayoría de los recintos permitirán a los residentes salir dos veces en los próximos cuatro días, con un máximo de cuatro horas por viaje.

La tenaz adhesión de China a la tolerancia cero con respecto al Covid-19, personificada en el confinamiento de Shanghái y en otras restricciones impuestas en otras partes del país, ha frenado todo, desde el gasto de los consumidores hasta la fabricación, en la segunda economía mundial. La producción industrial y el gasto de los consumidores cayeron a los peores niveles en abril desde que comenzó la pandemia.

La racha de tres días se produce después de que en las dos últimas semanas se detectaran un puñado de casos comunitarios diarios, lo que llevó a las autoridades a promulgar restricciones más duras, como el envío de todos los residentes de un edificio de apartamentos entero a instalaciones de cuarentena, en un esfuerzo por erradicar la variante ómicron.

Shanghái pretende volver a la vida normal y restablecer la plena producción para mediados o finales de junio, según declaró el lunes el vicealcalde Zong Ming en una reunión informativa. Los taxis y los autos privados podrán volver a circular gradualmente en algunas zonas a partir del lunes, mientras que los servicios de tren y autobús se reanudarán a partir del 22 de mayo.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, Pekín informó de 56 casos el martes frente a los 52 del lunes. La capital iniciará otras tres rondas de pruebas masivas en una docena de distritos, ya que siguen apareciendo infecciones fuera de las zonas consideradas de alto riesgo y ya en cuarentena.

La persistente propagación de ómicron en la comunidad llevó a cercar otra gran franja de complejos residenciales en el distrito de Fengtai, al suroeste de la ciudad.

Pekín está viendo cómo el foco de su persistente brote se desplaza desde el distrito oriental de Chaoyang, que alberga el distrito central de negocios de la ciudad, la mayoría de las embajadas extranjeras y a los expatriados, hacia los distritos occidentales y los suburbios. Esto significa que un gran número de complejos residenciales en Chaoyang han salido del confinamiento, mientras que algunas personas en el distrito occidental de Fengtai entran en un nuevo confinamiento domiciliario.

PUBLICIDAD

El martes se difundió un vídeo en las redes sociales en el que se ve a un ejército de trabajadores con trajes de protección contra riesgos rociando desinfectante mientras pululan por una zona en la que se produjeron decenas de infecciones en los últimos días.

-Con la asistencia de Daniela Wei.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD