PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

Venezuela y dudas por invitados marcan agenda de EE.UU. ante su Cumbre de las Américas

El subsecretario de Estado de EE.UU. para el Hemisferio Oeste, Brian Nichols, habló con Bloomberg Línea sobre los principales temas que marcan la geopolítica regional

Foto: Manaure Quintero/Bloomberg
17 de mayo, 2022 | 10:52 am
Tiempo de lectura: 7 minutos

A tan solo tres semanas de la Cumbre de las Américas convocada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la Casa Blanca no ha enviado las invitaciones formales a los gobernantes de la región y hay incertidumbre sobre los temas que se abordarán en el encuentro. Esto en un contexto donde la región enfrenta desafíos por la pandemia, la inflación y el cambio climático, entre otros temas.

A medida que se acerca el evento, la atención está puesta en tres temas clave: los países que serán o no invitados (y aquellos que, invitados, asistirán o no), el impacto de la guerra en Ucrania y la migración. Bloomberg Línea habló en entrevista con el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, para abordar algunos temas que permean este encuentro.

PUBLICIDAD

La cumbre se llevará a cabo entre el 6 y 10 de junio en Los Ángeles, California, y según las declaraciones del funcionario estadounidense, la democracia será el eje fundamental de este evento continental. “Queremos tener un hemisferio con un futuro sostenible, resiliente y equitativo, ese es el lema de la cumbre. Eso significa que estamos enfocados en democracia, cambio climático y acceso a salud, educación y puestos de trabajo mejor remunerados en nuestro hemisferio”, señaló.

Estas fueron sus declaraciones sobre Venezuela, las invitaciones a la cumbre, la migración y la guerra en Ucrania:

PUBLICIDAD

Las relaciones de Estados Unidos con Venezuela

Es probable que Venezuela no sea invitada a la cumbre por no cumplir con “estándares de democracia”, como ha insinuado anteriormente el gobierno estadounidense, pero ¿es posible que el líder opositor Juan Guaidó sea invitado en lugar de Nicolás Maduro? Esto teniendo en cuenta el respaldo que ha recibido de Biden, y antes del presidente Donald Trump.

Al respecto, Nichols reiteró que Estados Unidos reconoce a Juan Guaidó como presidente interino y al gobierno que representa. Sin embargo, indicó que aún no está claro si será convocado para el encuentro. Lo que sí dijo es que la situación política, económica y social de Venezuela será parte de la agenda de la cumbre.

“Nosotros vamos a poner el tema de la democracia y la situación en Venezuela en la cumbre. El secretario (de Estado, Antony) Blinken se reunió con el presidente Guaidó hace unos días, yo también pude hablar con él hace poco. Yo creo que es muy probable que haya más contactos de alto nivel con el presidente Guaidó. Nosotros estamos empujando y apoyando el retorno al proceso de negociaciones entre el régimen y la Plataforma Unitaria (la oposición venezolana). No puedo decir (si será invitado) hasta que salgan las invitaciones formales, pero Venezuela sigue siendo un tema prioritario para nosotros”.

En marzo se conoció de un acercamiento entre Estados Unidos y Nicolás Maduro, el cual generó preguntas acerca de la posibilidad de que el país retomara la comunicación directa con Miraflores. Tras reuniones entre funcionarios de la administración Biden y el régimen en Caracas, dos presos políticos de nacionalidad estadounidense fueron liberados, entre ellos uno de los ejecutivos de CITGO apresados hace años, Gustavo Cárdenas. Además, poco después Maduro anunció su interés de retomar el diálogo con la oposición.

PUBLICIDAD

La situación dejó en el aire la pregunta de si efectivamente el gobierno de EE.UU. estaba buscando establecer una relación directa con el mandatario venezolano. Consultado al respecto, Nichols le dijo a Bloomberg Línea que ese no era el objetivo de las comunicaciones y señaló que los “intereses prioritarios de Estados Unidos en Venezuela” son el proceso de negociaciones en México y la liberación de estadounidenses en manos del régimen.

“Tenemos dos intereses prioritarios en Venezuela, uno es el proceso de negociación para progresar en el camino hacia elecciones democráticas y un país democrático; el otro es que tenemos varios ciudadanos norteamericanos indebidamente detenidos en Venezuela. Por lo tanto, a lo largo de los años hemos tenido ocasiones en que se veía necesario o conveniente hablar con el régimen de Maduro. Sin embargo, nuestro reconocimiento es hacia el gobierno interino”, puntualizó.

PUBLICIDAD

¿Podrían darse más encuentros con Maduro? ¿Si continúan las negociaciones en México se podría ver un alivio inmediato de sanciones? Nichols aseguró que todo está sujeto a los avances del diálogo y que de ser así, lo considera posible.

“Siempre he dicho que nosotros podemos ser flexibles y responder a acciones concretas al centro del proceso de negociación entre la Plataforma Unitaria y el régimen de Maduro y eso no ha cambiado. Ojalá que haya un retorno a la mesa de diálogo en México lo más antes posible”, aseguró.

PUBLICIDAD

Cabe resaltar que el nuevo proceso de diálogo, que inició en agosto de 2021, y tuvo pocos avances, está sujeto, según el gobierno estadounidense, al encuentro de ambas partes y la muestra de acciones concretas y transparentes que le permitan a los involucrados volver a sentarse y reevaluar la lista de acuerdos con miras a elecciones presidenciales antes de 2024.

Las invitaciones a la cumbre

El subsecretario de Estado ha señalado que es posible que Estados Unidos excluya de la cumbre a Cuba, Venezuela y Nicaragua, dado que “no cumplen los principios de la Carta Democrática Interamericana”, lo que ha generado revuelo en la región.

PUBLICIDAD

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que si se mantiene el veto a estos países, no asistirá al encuentro. Lo mismo señaló el líder de Bolivia, Luis Arce, que aseguró que si “persiste la exclusión de pueblos hermanos” no participará. Mientras que la presidenta de Honduras, Xiomara Castro los apoyó diciendo que “si no estamos todas las naciones, no es Cumbre de las Américas”.

En términos similares se pronunció el presidente Chile, Gabriel Boric, quien dijo que en los últimos años ha quedado claro que “la exclusión no ha dado resultados en materia de derechos humanos”. Y el presidente argentino Alberto Fernández también ha pedido incluir a todos los países de la región. “Tengo pensado ir, pero le pido a los organizadores lo mismo que les pidió López Obrador: que invite a todos los países de América Latina”, aseguró.

PUBLICIDAD

A pesar de la presión de estos gobiernos, Nichols señala que no les parece “conveniente incluir a países que no respetan la democracia”. Sin embargo, aclaró que “las invitaciones formales son responsabilidad de la Casa Blanca y aún no se conoce su decisión final (sobre la exclusión de estos países) y, por lo tanto, no se han enviado”.

Una portavoz de la Casa Blanca le señaló a Bloomberg Línea que “la novena Cumbre las América sigue siendo el evento de más alta prioridad de la administración Biden-Harris para nuestro hemisferio y Estados Unidos espera ser el anfitrión de una cumbre segura y exitosa”. Y confirmó que “en este momento no se han cursado las invitaciones, pero esperamos que se envíen pronto”. Además, señaló que están “en estrecha consulta con muchos países de las Américas” para tomar la decisión.

Un pacto para la migración regulada

En los últimos días también se conoció que el gobierno de Estados Unidos promoverá la firma de una declaración sobre migración en la cumbre. Según Nichols, la migración irregular está siendo “empujada por la falta de oportunidades, de acceso a la salud y a la educación, las amenazas a la democracia y el cambio climático”.

El subsecretario señaló que durante la cumbre habrá un evento, a la par del central, en el que se anunciará un pacto que será una “oportunidad para apoyar las comunidades que son anfitriones de inmigrantes para promover la migración legal, segura, ordenada, compartir información entre los países y sus esfuerzos fronterizos para combatir la trata de personas y otros crímenes en la región, entre otras cosas”.

También aclaró que este evento “estará al lado de la cumbre, pero no será netamente dentro de la cumbre”.

La guerra en Ucrania, en las reuniones bilaterales

Por otro lado, Nichols señaló que Estados Unidos no buscará en la cumbre una condena abierta de la región en contra de la guerra en Ucrania. “Nos enfocaremos más bien en el hemisferio. La OEA ya ha aprobado varias resoluciones en el Consejo Permanente al respecto. La última resolución suspendió los derechos de la Federación Rusa como observador permanente en la OEA e hizo un llamado a que retiren sus tropas de Ucrania y que entre en un proceso pleno de paz”.

El subsecretario de Estado no ve que “que ese tema vaya a estar precisamente en la agenda de la cumbre. Sin embargo, seguramente el presidente Biden y el secretario Blinken van a tratar el tema con los presidentes y cancilleres en las reuniones bilaterales al lado de la cumbre”.

Argentina y su relación con Rusia

Alberto Fernández, el presidente de Argentina, viajó a Pekín para participar de la apertura de los Juegos Olímpicos de invierno, pero antes visitó Moscú para, según información oficial, agradecer a Vladimir Putin la venta de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19 en el inicio de la pandemia cuando las dosis escaseaban. Además, durante su charla con el presidente ruso ofreció a Argentina como “puerta de entrada (de Rusia) a América Latina”.

Sobre si a Estados Unidos le inquieta la afirmación, Nichols resaltó que, en medio de la guerra en Ucrania, las declaraciones y las votaciones de Argentina en distintos foros internacionales han condenado la invasión rusa, lo que genera “tranquilidad” en el gobierno estadounidense.

“Para nosotros es importante que los pleitos de otras partes del mundo no se metan en nuestro hemisferio. Respetamos a los gobiernos de la región, estamos agradecidos con los que han condenado las acciones de Rusia, pero cada país puede seguir su política internacional. Sin embargo, yo creo que es importante decir y reconocer que los principios en nuestro hemisferio dependen de la democracia, la resolución pacífica de diferencias entre los estados y la negociación. Y Rusia es un país que no ha respetado eso”.

PUBLICIDAD