Uruguay

Inflación: “No quiero a Uruguay entre los que dejan la secundaria”, dice el BCU

El indicador estará arriba del 9% en próximos meses pero “política monetaria funciona”, sostuvo el presidente de la institución Diego Labat

El presidente del BCU expuso este miércoles en un almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM). Foto: Banco Central del Uruguay.
19 de mayo, 2022 | 05:00 AM

Montevideo — El día después de que el Banco Central del Uruguay (BCU) resolviera la séptima suba consecutiva de la tasa de interés hasta 9,25%, y anticipara al menos dos subas adicionales, el presidente del regulador, Diego Labat, afirmó durante un almuerzo con empresarios que la inflación continuará “en los próximos meses” por encima del 9%, aunque fue enfático al señalar que los instrumentos de política monetaria “funcionan” en Uruguay.

En su presentación, en línea con lo señalado a inicios de mes por el Informe de Política Monetaria (IPoM) del BCU, Labat marcó que la perspectiva de las autoridades es ingresar sobre el techo del rango meta al inicio de 2024, ubicado en 6%.

El presidente del BCU también afirmó que “se acabó el momento de laxitud” ocurrido durante la pandemia, y “llegó el momento de empezar a retraer”. A su vez, afirmó, “la tasa de interés es la que transmite en Uruguay las señales” que la institución busca darle al mercado.

PUBLICIDAD

“Los mecanismos de transmisión funcionan y actúan. No siempre llegamos rápidamente a los resultados que queremos, pero la política monetaria funciona”, dijo en otro momento de su presentación.

Pero además, ante los empresarios, señaló que la gran interrogante una vez superado el actual shock de precios será develar si Uruguay tomará un camino de descenso o si los precios seguirán al alza. Más allá de las presiones coyunturales, en su exposición tomó como ejemplos de una inflación estructural baja a Brasil, Chile, Perú, Colombia y México.

Labat tomó como referencia de buenas políticas a Brasil, Chile, Perú, Colombia, México y Paraguay.dfd

“La pregunta es, ¿qué va a ocurrir cuando esta ola pase y estos países empiecen a bajar (la inflación)? ¿Uruguay se va a volver a quedar arriba o va a acompañar con políticas serias el combate a la inflación? Creo que ese es el nudo. La pregunta central que nos tenemos que hacer es: ¿qué va a pasar cuando esta ola pase?”, sintetizó.

PUBLICIDAD

Labat destacó que si bien en el último tiempo Uruguay tuvo siete subas de la tasa de referencia de política monetaria, otros países de la región como Brasil o Perú tuvieron 10, y también señaló a Colombia con siete subas y México con ocho aumentos.

“Alguno puede decir que son los buenos alumnos de la clase. Y que ahora nosotros queremos ser serios y estar entre los buenos alumnos. No voy a mencionarlos, pero aquí claramente hay países que no están y son los que ya abandonaron el liceo”, dijo. Y remató: “Yo no quiero que Uruguay esté entre los que dejan el liceo (educación secundaria)”.

El horizonte “sin hacer barbaridades”

“Tenemos un horizonte en el cual vemos por unos meses más la inflación arriba del 9%, y proyectamos una desaceleración sobre fin de año para que empiece a aflojar y bajar un poco”, dijo el presidente del BCU en una rueda de prensa. En su discurso, remarcó las condiciones monetarias más duras en el camino hacia un “terreno contractivo” que comenzó a implementar la institución para anclar las expectativas, así como la expectativa por un cambio de la coyuntura internacional.

“Hemos sido graduales y no hemos hecho locuras en ningún momento. Este es un programa que lo que quiere es llevar la inflación a donde queremos en forma gradual, sin locuras, sin hacer barbaridades. Pero sí marcando esa tendencia con perseverancia”, remató.

El largo plazo

Uno de los gráficos que presentó Diego Labat en el almuerzo de ADM.dfd

Labat insistió con que el objetivo de largo plazo debe ser apuntar a reducir la inflación como uno de los cambios “estructurales” a afrontar por Uruguay, lo que requiere “perseverancia”. Según su criterio, la meta es llevarla al orden del 3%. ¿Por qué? Además de cuestiones distributivas, el titular del Central señaló que la inflación alta “termina afectando el crecimiento de largo plazo”.

El presidente de la institución señaló que afecta las decisiones de las empresas que no toman decisiones por incertidumbre, toman menos deuda de la que podrían, o tienen inventarios por encima de lo que necesitan como coberturas ante los precios.

PUBLICIDAD

“La mejor contribución que puede hacer el BCU al crecimiento de Uruguay es tener una inflación baja. Nos importa la inflación porque nos importa el crecimiento, y para ese crecimiento tenemos que tener la inflación baja”, insistió.

“Llevamos 20 años de inflación en 8% y para el crecimiento no es lo mismo 8% que 3%″, remató en ese pasaje de su presentación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD

Dólar en Uruguay a la baja: así fue el cierre del miércoles con nueva caída

ONU reduce previsión de crecimiento económico mundial y de LatAm para 2022

PUBLICIDAD