Argentina

Moody’s: la macro y requisitos del BCRA complicarán liquidez de empresas argentinas

El acceso restringido al mercado complicará a las empresas argentinas durante los próximos 24 meses. Además, será probable que el Gobierno no cumpla con las metas de ajustes fiscales del FMI

Torres Catalinas, sede de grandes empresas en Buenos Aires.
18 de mayo, 2022 | 05:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Lima — “En Argentina, las compañías enfrentan mayores riesgos de refinanciamiento que sus pares regionales debido al rápido deterioro de las condiciones de negocio, el acceso restringido a los mercados internacionales de capitales y los controles más estrictos de capital, todo lo cual ha dificultado el refinanciamiento de la deuda en moneda extranjera”.

El primer párrafo del reciente informe de Moody’s resume así los desafíos de liquidez para las empresas argentinas, que a diferencia de lo que ocurre con otros países de la región, enfrenta riesgos “moderados a altos”.

“En Perú, las continuas tensiones políticas contrarrestarán los fuertes beneficios de los altos precios de los commodities y frenarán nuestras previsiones de crecimiento, mientras que en Argentina los desequilibrios macroeconómicos complican el escenario para las empresas”, afirma Erick Rodrigues, Vice President de Moody’s.

PUBLICIDAD

El peso del contexto global

Según Moody’s, a principios de este año se intensificaron aún más los riesgos de financiamiento “debido al endurecimiento de las condiciones financieras internacionales tras la invasión a fines de febrero de Rusia a Ucrania, la cual ha afectado la confianza general de los inversionistas”.

El informe señala que el riesgo de liquidez global seguirá siendo de medio a alto “para los dieciséis emisores argentinos de empresas calificadas hasta 2023″.

Además, en ocho de las dieciséis “el riesgo de liquidez ha empeorado para cinco de las empresas de la lista, lo que refleja principalmente una parte significativa de la deuda a largo plazo que vence en 2022-23″.

PUBLICIDAD

El impacto de las regulaciones del Banco Central

Moody’s advierte que el riesgo de refinanciación sigue siendo “globalmente alto en Argentina” para los 8.000 millones de dólares de deuda que vencen en 2022-23″.

Y sobre este punto destaca que las normas del BCRA que entraron en vigor en 2020 “complican el reembolso de la deuda externa”, con requisitos que obligó a la compañías a “realizar canjes de deuda en dificultades”.

Ministro de Economía junto al titular del BCRAdfd

Desequilibrios macroeconómicos

La calificadora de riesgo marca que los desequilibrios macroeconómicos en Argentina seguirán presionando el crecimiento en 2022 y 2023, y proyecta un “modesto” crecimiento del 2,8% para este año, seguido por el 1,9% en 2023.

“Las limitaciones gubernamentales a las reservas de divisas aumentan el riesgo de un ajuste”, marca Moody’s y repasa el historial de crecimiento económico volátil, una inflación elevada y de tipo de cambio desordenado.

Sobre el acuerdo con el FMI, al que reconoce que proporcionó divisas al país, sostiene que será probable que Argentina no pueda cumplirlo, al no poder “llevar a cabo ajustes fiscales necesarios para mantenerse en línea con los objetivos del programa del FMI”.

Perspectiva para las empresas

“Esperamos que la rentabilidad general de las empresas argentinas se reduzca en 2022-23 en medio de los importantes desequilibrios macroeconómicos del país”, dice Moody’s. No obstante, destaca que “la mayoría de las empresas argentinas de servicios públicos e infraestructuras completaron sus programas de inversión a principios de 2022, lo que a su vez permitirá una importante recuperación de la generación de caja de las empresas en los próximos años”.

PUBLICIDAD
Para refinanciación de empresas argentinasdfd

“El acceso restringido al mercado complica las necesidades de refinanciación de las empresas para los próximos 24 meses”, agrega

Energéticas, con beneficios limitados

En el sector del petróleo y el gas, “las mayores necesidades de gasto de capital derivadas de una mayor actividad económica general en 2022-23, impulsarán el gasto de capital de capital en este período, junto con el aumento de la demanda de combustible y la mayor atención a la recuperación de la producción de petróleo y gas en un momento de precios elevados”, dice el informe.

Sin embargo, el beneficio de los precios internacionales será limitado por las condiciones de precios diferenciados en las cuales los productores negocian con las refinerías “para poder suavizar el impacto de los volátiles precios internacionales en los precios de los surtidores en el país”.

TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD