Chile

Boric anuncia una reforma de pensiones y la condonación de deudas educativas

El presidente de Chile dijo, en su primera Cuenta Pública, que “recuperar la inversión requiere sin duda reducir la incertidumbre”

Gabriel BoricFotógrafo: Cristobal Olivares / Bloomberg
01 de junio, 2022 | 01:09 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Santiago — El presidente de Chile, Gabriel Boric, anunció una reforma del sistema previsional para agosto. “Llevamos décadas debatiendo sobre un cambio en el sistema de AFP. Llegó el momento de construir un verdadero sistema de seguridad social y en donde nuestras legítimas ideologías no entrampen la necesidad de chilenos y chilenas de tener una pensión digna”, dijo este miércoles en la rendición de su primera Cuenta Pública ante el Congreso.

El proyecto, que se dio como resultado de un proceso de diálogo social, será presentado al Congreso en dos meses. “Para despejar cualquier fantasma, vamos a respetar cada peso de los ahorros previsionales acumulados en las cuentas individuales y la posibilidad de ahorro de chilenos y chilenas para su vejez”.

Boric, además, se comprometió a que con esta reforma en régimen las personas de 65 años o más edad tendrá una pensión básica garantizada por el Estado de 250 mil pesos chilenos.

PUBLICIDAD

El mandatario chileno destacó los cinco principales ejes de su gobierno en su primera Cuenta Pública. En materia de educación superior, Boric dijo que el próximo año, y una vez aprobada su proyecto de reforma tributaria, presentarán un plan de condonación de la deuda educativa de manera gradual. “Sabemos que hay estudiantes que egresan cargando una mochila muy pesada: la deuda por estudiar”.

En esta misma propuesta de ley crearán un nuevo sistema de financiamiento para la educación superior, que terminaría con el CAE, el Fondo Solidario y los créditos Corfo. “No más deudas por estudiar”, sentenció.

REFORMA TRIBUTARIA

En lo económico, el mandatario se enfocó en la propuesta de reforma tributaria que su Administración presentará este mes. “Sabemos que frente a una reforma tributaria con estas ambiciones habrá quienes argumenten que no es el momento... No podemos dejar que algunos contribuyentes sigan eludiendo sus obligaciones tributarias mientras millones de chilenas y chilenos pasan los años en listas de espera para una intervención médica, para acceder a una vivienda o para conseguir una pensión digna”, dijo.

PUBLICIDAD

Boric recordó que su reforma tributaria pretende atacar las “bases de la desigualdad” en Chile, gravando los altos ingresos y patrimonios, las rentas mineras y los “resquicios legales” para financiar el cumplimiento de derechos sociales en salud, pensiones y cuidados. “Enfrentaremos esta tarea sin dogmatismos ni arrogancia, dispuestos a escuchar, pero comprometidos con sus objetivos”.

También se refirió a la necesidad de fortalecer los cimientos para un crecimiento sostenible en el largo plazo, y aseguró que el primer desafío será recuperar la inversión. “Recuperar la inversión requiere sin duda reducir la incertidumbre y generar buenas condiciones financieras. Depende también del surgimiento de nuevas oportunidades y la complementariedad de la inversión pública y privada. Un país que está fracturado socialmente no puede crecer, por lo que una distribución más justa de la renta es condición necesaria para que retomemos el camino del desarrollo”, agregó.

Boric dijo que esperan lograr que la productividad vuelva a crecer al ritmo de 1,5% al año, superando el estancamiento de la última década. “Si lo logramos el producto potencial podría crecer sobre un 4% anual, lo que a su vez permitirá compensar el alza de costos laborales que implican medidas sociales con las que nuestro gobierno está comprometido, como el aumento del salario mínimo, la reducción de la jornada laboral a 40 horas y el aumento de las cotizaciones previsionales. A inicios de los años 2000 durante el mandato del presidente Lagos se logró. Hoy también podemos”.

Desde su punto de vista, esto se lograría con mayor inversión en investigación, desarrollo, innovación y capacitación.

A diferencia de su toma de mando el 11 de marzo, esta vez sí fueron invitados los empresarios. Boric dijo que quería ser enfático, “sin exclusiones”, por lo que la participación de los trabajadores y los empresarios es fundamental debido a que su presencia sería una “señal de voluntad por caminar juntos hacia un Chile mejor”.

TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD