Economía

Los alcistas del petróleo ven que la vuelta de China empuja los precios aún más al alza

Los funcionarios de la OPEP+ dijeron esta semana que hay poca oferta adicional que puedan añadir

Bloomberg Línea
Por Alex Longley y Robert Tuttle
12 de junio, 2022 | 10:40 AM

Los defensores del petróleo empiezan a imaginar un mundo en el que China, el motor del crecimiento de la demanda, vuelve al mercado.

Y si su análisis es correcto, el verano va a ser doloroso para los consumidores de petróleo de todo el mundo, que ya se enfrentan a una espiral de precios, ya sea que los estadounidenses paguen unos 5 dólares por galón de gasolina, o que los británicos gasten más de 100 libras (125 dólares) sólo para llenar un coche normal.

En China, las nuevas restricciones impuestas en Shanghái apuntan a un camino lleno de baches, pero el mayor importador de crudo del mundo está saliendo tímidamente de su última batalla con Covid-19. Ello va a añadir consumo a un mercado que ha cotizado en torno a los 120 dólares el barril durante su periodo más largo en años, con poca ayuda de China.

PUBLICIDAD

“Nunca he visto esta combinación de circunstancias en mi carrera en los últimos 50 años”, dijo Gary Ross, un veterano consultor de petróleo convertido en gestor de fondos de cobertura en Black Gold Investors LLC. “El mundo tiene muy poca capacidad sobrante, la economía es fuerte fuera de China, China está volviendo ahora y estamos en medio de una interrupción mundial del petróleo”.

Los funcionarios de la OPEP+ dijeron esta semana que hay poca oferta adicional que puedan añadir, mientras que limitaciones similares en el parque mundial de refinerías de petróleo hacen que los consumidores se enfrenten a precios de los combustibles que están subiendo incluso más rápido que el crudo.

Varios países han anunciado embargos a Rusia, uno de los mayores productores del mundo, tras su invasión de Ucrania. Eso está interrumpiendo los suministros disponibles de crudo y combustibles. El consumo de productos refinados ha superado a la producción, erosionando aún más los inventarios.

PUBLICIDAD

Gran parte de Wall Street comparte la opinión alcista. Esta semana, Goldman Sachs Group Inc. dijo que espera que el Brent alcance un máximo de 140 dólares por barril en los próximos meses. Morgan Stanley dijo que su escenario más alcista, de 150 dólares, podría subir. El récord del Brent es de 147,50 dólares, establecido en julio de 2008.

Rebote

China National Petroleum Corp. estima que el consumo del país podría aumentar un 12% en el tercer trimestre. Bank of China International dijo que espera una modesta recuperación en el tercer trimestre, y un cuarto más fuerte.

“Estamos a 120 dólares sin China, así que cuando ésta vuelva, el petróleo va a subir más”, dijo Amrita Sen, analista jefe de petróleo de la consultora Energy Aspects Ltd., en una conferencia en Calgary. “Incluso con los precios altos, la demanda continúa porque la gente quiere viajar, quiere salir. Y lo segundo es que los gobiernos de todo el mundo están subvencionando los precios”.

La temporada de huracanes en EE.UU. perjudicará a todos este año: Julian Lee

Esos subsidios -o la reducción de impuestos- están impulsando la demanda en países desde México hasta Sudáfrica. Esa es una de las razones por las que los precios del petróleo se han mantenido a pesar de que los futuros de la gasolina en Estados Unidos ya cotizan cerca de los 180 dólares por barril.

Rusia es un importante proveedor de productos refinados, sobre todo de gasóleo, cuyos precios al por mayor en Europa rondan los 170 dólares. La prima tanto del gasóleo como de la gasolina sobre el crudo ha alcanzado un récord este año en EE.UU. y Europa, con unas reservas de combustible bajas de cara al verano.

PUBLICIDAD

Alcanzado el límite

Algunas de las principales figuras políticas del mercado están de acuerdo en que el mundo no tiene actualmente suficiente capacidad de refinado.

Amos Hochstein, asesor principal del Departamento de Estado en materia de seguridad energética, declaró esta semana en una conferencia de RBC Capital Markets que la escasa inversión en el sector energético y la tendencia a la baja de la capacidad de refinado han contribuido de forma decisiva a la escasez de combustibles, haciéndose eco de la opinión del ministro de Energía de Arabia Saudí. El gobierno de Biden ha llegado a plantear a la industria refinera estadounidense la posibilidad de volver a poner en marcha las plantas paralizadas.

Lo que todo esto significa es que, a pesar de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados se comprometieron a aumentar la producción más de lo previsto a principios de este mes, hay pocos indicios por ahora de que esas medidas -si es que se producen- puedan hacer descarrilar el mercado alcista.

PUBLICIDAD

El secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, declaró esta semana que sólo dos o tres miembros del grupo tienen margen para aumentar la producción.

Los demás están “al límite”, dijo. “El mundo tiene que aceptar este hecho brutal”.

PUBLICIDAD

Incluso con algunas partes de Shanghái volviendo a la restricción de Covid, los operadores creen que un eventual repunte del consumo se producirá en un mercado petrolero en el que la producción está, por ahora, ampliamente agotada.

Para los consumidores, eso es especialmente arriesgado de cara al verano, cuando el consumo de productos refinados aumenta gracias a la demanda de viajes y aire acondicionado.

Los Emiratos Árabes Unidos, que también se mostraron poco optimistas sobre la cantidad de oferta que los productores pueden añadir al mercado, ofrecieron la advertencia más cruda de que podría ser un largo verano el que se avecina.

“Tenemos que recordar que China aún no ha vuelto”, dijo el ministro de Energía de los EAU, Suhail Al-Mazrouei, en una conferencia celebrada el miércoles en Jordania. “Si seguimos consumiendo, con el ritmo de consumo que tenemos, no estamos en ninguna parte del pico, porque China aún no ha vuelto”.

PUBLICIDAD