Guatemala

Precios del pollo y huevo se disparan en Guatemala y 5 frentes ejercen la presión

Los hogares guatemaltecos observan un aumento en los precios de varios productos de la Canasta Básica Alimentaria como el pollo y huevo, que son algunos de los más sensibles por su alto consumo.

Los consumidores han notado incrementos al precio de la libra de esta proteína en Guatemala. (Foto con fines ilustrativos).
17 de junio, 2022 | 07:00 AM

Guatemala — En una semana el precio de la libra de pollo pasó de Q13.50 a Q14, el “pollo amarillo” como lo llaman las amas de casa, ya no cuesta los Q11 que reporta el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga) en su Informe Semanal de Precios.

Por ejemplo, del 6 al 10 de junio, refiere que el precio es estable y la oferta es normal. Además, afirma que durante el transcurso de la semana se pudo observar que el precio del pollo entero sin menudos no presentó ninguna variación, y el abastecimiento se mantuvo constante dentro del mercado, específicamente, en La Terminal.

Cabe resaltar que el mercado La Terminal se ubica en la zona 4 de la Ciudad de Guatemala y es uno de los grandes centros de abastecimiento donde se encuentra una amplia variedad de productos relacionados con la Canasta Básica Alimentaria, generalmente, los precios son más bajos comparados con otros lugares.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, estos precios varían considerablemente en los mercados satelitales, que son más pequeños. También, cambia el precio en locales independientes ubicados dentro de las colonias y barrios de la capital guatemalteca. En esos puntos es donde el precio llegó a los Q14.

En el último reporte del Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en mayo pasado se registró una inflación mensual de 1.31%, un ritmo inflacionario de 5.82% y una inflación acumulada de 3.77%.

Al analizar el IPC no se encontró que el pollo y huevos hayan sido algunos de los productos que hayan incidido en el aumento de la inflación.

PUBLICIDAD

“Precio se ha mantenido”

Sin embargo, en el informe mensual correspondiente a mayo pasado, y también elaborado por el Maga, reflejó que la libra de pollo sin menudos en mayo del 2021 se cotizaba en Q13 y en el mismo mes del presente año bajó a Q11; “y así se ha mantenido”, según la entidad.

Por otro lado, la pechuga de pollo de primera se cotiza en Q13 la libra, según el Maga, pero actualmente se encuentra en Q16 (con hueso) y sin hueso ya alcanza los Q28 y Q30. Este precio ya equivale a una libra de carne de res de corte normal, que se ubica entre Q30 y Q35.

“Estoy haciendo milagros, porque con el mismo presupuesto estoy comprando una menor cantidad de pollo para cinco personas, todo está cada vez más caro”, manifestó Marta González.

También, la caja de 360 unidades de huevo pasó de Q327.50 a Q330, una variación de 0.76%, equivalente a un aumento de Q2.50, el comportamiento es al alza y se debió a una sustitución de gallinas ponedoras dentro de las granjas de los proveedores, consignó el reporte del Maga del 26 de mayo al 1 de junio, para la semana pasada la caja se mantuvo en los Q330.

Lo mismo con el pollo importado

En el caso del pollo importado sí refleja un aumento considerable, la caja de 40 libras se cotizaba en la semana del 26 de mayo al 1 de junio en Q240 y para la semana del 6 al 10 de junio subió 1.04%, es decir, Q2.50 más y se encuentra en Q242.50. Para los importadores de pollo la caja ya llegó a los Q270 e incluso, Q275.

Según el Maga la tendencia es al alza y la oferta es decreciente. En este caso refleja la situación que perciben los consumidores, y explicaron que, el alza en el precio se debió a una reducción en el abastecimiento de este producto dentro del mercado durante el transcurso de la semana.

PUBLICIDAD
es el que ha reflejado un aumento de precio en las últimas semanas, según reportes del Maga. (Foto con fines ilustrativos).dfd

Los primeros tres frentes

Álvaro Fernández, miembro de la Gremial de Importadores de Pollo y Carnes Congeladas, expuso a Bloomberg Línea los primeros tres frentes que están ejerciendo presión en los precios:

  • El conflicto entre Rusia y Ucrania provocó un mayor aumento en los precios de los fertilizantes, que ya se observaban desde meses atrás.
  • El problema se agrava con la presencia de la gripe aviar en algunos estados de Estados Unidos, esto restringe la oferta de exportación, porque el producto se queda a lo interno.
  • Sumado a una alta demanda del producto por las vacaciones en EE.UU.

“Verdaderamente yo jamás había visto estos precios”, expresó Fernández.

En Guatemala lo que más se utiliza es la pierna-cuadril conocida como CLQ, normalmente se compraba a US$0.48, y actualmente se cotiza en US$0.75.

PUBLICIDAD

El otro producto que se consume es la pechuga de pollo grande, que pesa más de una libra y también se disparó. Antes los importadores la encontraban entre US$1.65 y US$1.85, inclusive a US$2, ahora está en US$4.50, indicó el importador.

Fernández, agregó que, “la guinda en el pastel”, es que el país no puede comprar a otros mercados como Chile, por ejemplo, porque no tenemos libre comercio con ese país, o con cualquier otro, afirmó.

PUBLICIDAD

“Estas situaciones nos dejan en una débil posición, porque nos hace dependientes de Estados Unidos, si la inflación sube a niveles históricamente nunca vistos en el país del norte, nosotros vamos a recibir obviamente el impacto”, enfatizó.

Los otros dos frentes

María del Rosario de Falla, presidenta de la Asociación Nacional de Avicultores de Guatemala (Anavi), reiteró a Bloomberg Línea, que la entidad no maneja precios de venta de los productos avícolas, porque son responsabilidad de cada unidad productora el tomar en cuenta sus propios sistemas de producción, condiciones geográficas, y costos de distribución.

Sin embargo, están pendientes de los precios, y efectivamente observaron variaciones que dependen en su totalidad a la reacción de los costos de materias primas que se utilizan para la producción.

PUBLICIDAD

De Falla expone los otros dos frentes que son:

  • La limitación de exportación de los granos que se producen en Rusia y Ucrania, que han elevado el costo de las materias primas.
  • Además, el alza en el costo de combustibles que se utilizan para la comercialización y distribución de los productos.

De Falla aclaró que, en Guatemala no se produce maíz “forrajero” para la fabricación de alimentos balanceados para animales, por lo tanto, el país depende en un 98% de materias primas como maíz, sorgo y otras de menor volumen, importadas y que las mismas inciden de manera impactante en el costo de producción.

Los commodities en mercados internacionales han alcanzado actualmente una escalada en el precio no vista desde hace muchísimos años.

PUBLICIDAD

“Lamentablemente no vemos que sea temporal, no es un tema nacional, son factores mundiales y fuera totalmente de nuestro control lo que está llevando a este movimiento de precios. Proyectar en momentos de tanta incertidumbre, es una tarea difícil y sumamente arriesgada”, destacó la representante.

Ajustes no son de la noche a la mañana

Juan Gabriel Espino, representante de los Productores de Huevo de Guatemala (APHG), afirmó a Bloomberg Línea que los ajustes de precios no pueden trasladarse “de la noche a la mañana” porque el consumidor lo resiente.

Aparte de los productos anteriormente mencionados hay otros como los aditivos, vitaminas, minerales, antibióticos, que también se han encarecido.

Debido al incremento en los costos de producción, entre un 100 y 125%; y las alzas en los precios de los combustibles no permiten llegar a un punto de equilibrio.

La situación, no es reciente, afirmó el profesional, porque han estado absorbiendo los sobrecostos desde hace más de ocho meses aproximadamente.

El costo de la bolsa de concentrado de 100 libras antes costaba Q100 ahora ya pasa los Q210, en algunos casos, puede llegar a Q250.

“Hay meses que hemos tenido que trabajar al costo, entonces, la transferencia no es de la noche a la mañana, es un proceso, en donde se hacen las negociaciones de manera paulatina”, expresó.

Un aspecto que resaltó Espino es el cambio de hábitos de consumo que originó la pandemia del Covid-19, dado que durante el tiempo de las restricciones las familias demandaron más pollo y se mantuvo alta, aunque, reconoció que puede estar “algo estancada”.

Por la alta demanda que originó la pandemia algunas personas decidieron incursionar en la avicultura y empezaron a producir pollo y huevo, pero ahora, debido a los precios altos están vendiendo las granjas que abrieron hace dos años.

“Lo que pasará en los próximos meses será un reajuste, es decir, quienes logren ser resilientes saldrán de esta crisis, porque la demanda se mantendrá e idealmente se incrementará, pero ya no habrá muchos que logren mantener la operación, porque decidieron salirse debido a los elevados costos de producción. Al final los que sobrevivan y logren ser más eficientes en su producción lograrán alcanzar ese punto de equilibrio”, resaltó el directivo.

reflejan altos costos de producción entre un 100 y 125% desde hace ocho meses. (Foto con fines ilustrativos).dfd

La salchicha una proteína sustituta

Fernández de la Gremial de Importadores de Pollo consideró que la salchicha se ha vuelto la “proteína del pueblo” porque estadísticamente el precio de este producto no había variado desde 1997 y 1998, hasta el año pasado, cuando empezaron a observar los incrementos.

Los productores grandes aprovechaban la materia prima del pollo mecánicamente deshuesado, es decir, una pasta de pollo, que permitía mantener los precios de las salchichas; “porque no es lo mismo comer una libra de salchicha a una de pollo con hueso, se vuelve una fuente importante de la dieta guatemalteca”, aseguró.

Esa materia prima se cotizaba entre US$0.38 y US$0.40, ahora está entre US$0.60 y US$72, sin proyecciones a la baja, señaló el representante.

“Las autoridades guatemaltecas no están buscando otras opciones, no hay voluntad y tampoco agilidad para autorizar importaciones de otros mercados”, enfatizó.

Fernández afirmó que el consumo ha bajado y los precios están tan exorbitantes que el mayor importador de pollo del país no está comprando y presiona la oferta.

Por el lado del mercado, aunque empieza a subir un producto como la salchicha se convierte en un producto sustituto.

“No es un tema de competencia, sino de ver alternativas, qué otras proteínas reemplazarán en los hogares, es decir, quizá en valor no se ha notado una baja en el consumo, pero sí en volumen”, refirió el importador.

Diversificación

La clave en momentos de crisis es la diversificación y esa es una ventaja de algunos importadores que no solo traen pollo sino, otras proteínas como cerdo, carne de res, y mariscos.

“Es un momento crítico que estamos viviendo en la industria, y no podemos subir de precio de golpe al consumidor, porque entonces automáticamente ya no vendemos”, concluyó Fernández.

Externan preocupación

María del Rosario de Falla, presidenta de Anavi, compartió que han manifestado su preocupación tanto al Viceministerio de Seguridad Agropecuaria y Regulaciones en el Maga, como también al Viceministerio de Integración y Comercio Exterior del Ministerio de Economía, a quienes les han solicitado y gestionado la disponibilidad de un contingente arancelario por desabastecimiento de maíz amarillo, que se utiliza como materia prima para la elaboración del concentrado de las aves, lo que constituye el 75% del costo de producción.

Para poder tener la oportunidad que los productores compren en donde haya disponibilidad de los granos.

También, ante los brotes de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad en países vecinos como México, Canadá y Estados Unidos, pidieron que se refuercen los controles sanitarios para evitar que ingresen enfermedades de aves, que podrían poner en riesgo el patrimonio avícola y generar desabasto por ingreso de productos de países que tienen enfermedades que Guatemala no tiene y que continúa teniendo bajo estricto control y supervisión.

“La industria avícola nacional consciente de la importancia de la nutrición, hace todos los esfuerzos posibles y seguirá buscando la forma de impactar de la menor manera posible a los consumidores, nuestro interés principal sigue siendo garantizar la seguridad alimentaria de los guatemaltecos”, concluyó De Falla.

PUBLICIDAD