PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

EE.UU. investiga muerte de otro bebé que recibió fórmula producida por Abbott

Cuatro bebés que se enfermaron previamente después de recibir la fórmula de Abbott tenían infecciones por cronobácter

La fábrica de Abbott Nutrition en Sturgis, Michigan, Estados Unidos, el jueves 19 de mayo de 2022
22 de junio, 2022 | 06:20 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos investiga la muerte de otro bebé que recibió fórmula fabricada por la corporación farmacéutica Abbott Laboratories (ABT).

El bebé falleció en enero y la FDA fue notificada el 10 de junio, según un comunicado de la agencia el miércoles.

PUBLICIDAD

“La investigación de esta queja más reciente del consumidor se encuentra en sus etapas preliminares y la agencia proporcionará una actualización a medida que obtenga más información”, dijo la FDA.

Tras la noticia, las acciones de Abbott en Nueva York cedieron algunas ganancias y mostraban un alza del 1% al cierre de la jornada.

PUBLICIDAD

La bacteria cronobácter fue encontrada en el bebé en el momento de su muerte, dijo la FDA en un correo electrónico. Cuatro bebés que se enfermaron previamente después de recibir la fórmula de Abbott también tenían infecciones por cronobácter.

“En este momento, con la información clínica y limitada del producto que se proporcionó a Abbott para evaluar el caso, no se pueden sacar conclusiones ni evidencia que sugiera una relación causal entre las fórmulas de Abbott y este caso que se informó”, dijo la compañía en un comunicado.

Abbott retiró la fórmula, incluido el ampliamente utilizado Similac, en febrero después de que los cuatro bebés se enfermaron tras consumir productos fabricados en la planta de la compañía en Sturgis, Michigan. Dos de los bebés murieron. La FDA dijo que no ha podido determinar definitivamente si la fórmula de Abbott fue la razón de las enfermedades o muertes. Abbott también ha dicho que no hay evidencia concluyente para vincular su fórmula con las enfermedades o muertes.

La FDA también inspeccionó la instalación en febrero y marzo y encontró condiciones insalubres que llevaron a la planta a cerrar hasta que Abbott pudiera solucionar los problemas. Las cepas de cronobácter que la FDA encontró en la planta de Sturgis no coincidían con las cepas de dos muestras disponibles de bebés enfermos, dijo Abbott. La planta reabrió a principios de este mes solo para verse golpeada por inundaciones que la obligaron a detener la producción de fórmula infantil la semana pasada.

PUBLICIDAD