Chile

El mercado empeora sus expectativas para la inflación por el alza del dólar en Chile

Analistas consultados por Bloomberg Línea apuntan a que la depreciación del peso chileno acentúe la presión inflacionaria en julio y agosto

El mercado empeora su proyección para la inflación ante alza del dólar en Chile
07 de julio, 2022 | 03:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Santiago — El fortalecimiento del dólar está cambiando las proyecciones de inflación en Chile. Según analistas consultados por Bloomberg Línea, los precios al consumidor estarían subiendo en los siguientes meses, impulsados por el alza en el tipo de cambio a niveles inesperados semanas atrás.

El escenario económico cambió radicalmente en las últimas semanas, señala Felipe Ruiz, economista senior de BCI. Su explicación es que se ha instalado la perspectiva de recesión económica global para los próximos trimestres, en un contexto de elevada inflación y altas tasas de interés. Los precios de materias primas han retrocedido marcadamente y las monedas se han depreciado con fuerza frente al dólar. En Chile, el tipo de cambio alcanza máximos históricos y con un inédito ritmo depreciativo.

De acuerdo con ello, en BCI Estudios revisaron al alza la proyección de inflación de corto y mediano plazo. Para fin de año elevaron la proyección de inflación desde 10% a 11,1%, recogiendo el aumento del tipo de cambio, incrementos en precios de alimentos y alzas en tarifas eléctricas, entre otros factores.

PUBLICIDAD

El dato del índice de precios al consumidor, correspondiente al mes de junio, se dará a conocer este viernes y, en general, la perspectiva es que subió entre un 0,9% y 1,1% mensual. Desde Itaú ajustaron su proyección para la inflación del pasado mes al alza, desde 0,6% hasta 1,1%. Estos ajustes no incorporan los impactos de la reciente depreciación del peso.

Aún existe mucha inercia en el choque inflacionario, evidenciado que hemos tenido revisiones similares en varios meses previos, y es muy probable que la depreciación acentúe la presión inflacionaria en los próximos meses”, dijo Andrés Pérez, economista jefe Itaú.

Según Marco Correa, economista jefe de BICE Inversiones, el reciente impacto del alza del dólar debería verse reflejado en los próximos meses, pues los productos que se transaron en junio fueron adquiridos con anterioridad, y corresponden a liquidación de inventarios. “Así, proyectamos una variación de 0,9% en junio (12,5% en variación a 12 meses). Para el año sí ajustamos por este efecto, pasando de 9,8% a 10,2%”.

PUBLICIDAD
Un trabajador en el mercado central de frutas y verduras de La Vega, en Santiago de Chile.dfd

Las importaciones en Chile representan casi un 30% del PIB, así que este fortalecimiento del dólar tendrá un impacto sobre los precios de los productos importados. BCI Estudios anticipa que el IPC de junio pudo anotar una variación en torno a 1,1% m/m. Y, de momento, consideran que estará la cifra cerca de 1% m/m para julio y agosto, respectivamente.

Pablo Cruz, economista jefe de BTG Pactual, agrega que, si bien hay algunas partidas que se afectan directamente con el precio del dólar en el mes, como pasajes aéreos o paquetes turísticos, esperan que la mayor parte del efecto se dé en los meses venideros. “Por el momento, estamos esperando una inflación de 1.2% para junio (12.7% a/a) y que el año termine con una inflación más cercana a 12.5% a/a en diciembre, desde un previo 11.5% hace un par de semanas”.

¿Qué pasará con la tasa de política monetaria?

Bajo el complejo escenario chileno y mundial, el Banco Central decidirá el movimiento en la tasa de política monetaria (TPM) el próximo miércoles. En BCI Estudios anticipan un aumento de 50 puntos base, situando la TPM en 9,5% y cerrando el proceso de incrementos en la tasa de interés que se inició el año pasado. “Si en su argumento predomina la mirada de preocupación sobre la recesión global, se reafirma la posibilidad de que no serán necesarios más incrementos en la tasa de interés, atendiendo a que la desaceleración de la actividad económica ajustará la inflación a la baja”, comenta Ruiz.

En caso contrario, si predomina la preocupación por la inercia inflacionaria, junto con los efectos de corto plazo por el alza del tipo de cambio, el Banco Central podría seguir subiendo la tasa de interés en los próximos meses, agrega el economista de BCI. “Por ahora, nos inclinamos a la primera opción, pero los riesgos inmediatos para la economía chilena se han ido elevando”.

En BTG Pactual y BICE Inversiones también esperan un alza de 50 puntos base en la reunión de política monetaria. Cruz indica, si bien parte de la depreciación del peso puede ser idiosincrática, el grueso se asocia a los mayores temores de una recesión global sumados a una caída en el precio del cobre. “Si bien esto puede ser inflacionario en el corto plazo, vía depreciación y mayor indexación, el peor panorama externo debería contraer la demanda agregada a mediano plazo, ayudando a contener las presiones inflacionarias. Por otro lado, la TPM ya se encuentra en niveles altamente contractivos. No obstante, reconocemos que los riesgos están sesgados hacia mayores tasas”.

TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD