Startups

Comprar bancos para acelerar la captación, la tendencia fintech que apenas comienza

Las fintech se fortalecen con lo tradicional y cada vez adquieren más bancos. Credijusto (ahora Covalto) comenzó con esta práctica, le siguió el unicornio argentino Ualá con la compra de dos bancos y recientemente el brasileño Creditas que adquirió la licencia bancaria de Andbank.

Tecnología financiera, banca digital, fintech
21 de julio, 2022 | 05:00 AM
Tiempo de lectura: 8 minutos

La fintech mexicana Credijusto comenzó con la tendencia de comprar bancos, que al parecer llegó para quedarse. En 2021 adquirió el banco Finterra por alrededor de US$50 millones de dólares. Apostar por comprar bancos tradicionales ayuda a las startups latinas a acelerar su captación de clientes y acceso a licencias que les permite operar otros servicios adicionales a los que tienen como fintech.

La plataforma creada en 2015 por Allan Apoj y David Poritz fue de las startups pioneras que arrancó con la tendencia de las fintech cuando había pocos fondos de venture capital. Y la primera en iniciar en México la tendencia de adquirir bancos para acelerar su captación de clientes y convertirse en un neobanco.

Es preciso señalar que los neobancos usan la filosofía fintech y operan de manera digital, pero además tienen una licencia bancaria, esa es la principal diferencia con una fintech, según el blog de BBVA.

PUBLICIDAD

“Comprar un banco regulado en México para nosotros fue un logro muy importante ya que nos da muchísimas herramientas para apoyar a nuestros clientes, para ofrecer un servicio bancario y también servicios de crédito”, dijo David Poritz, en entrevista con Bloomberg Línea.

En junio se cumplió un año de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorizó la adquisición, y el pasado mayo Credijusto cambió de nombre a Covalto. Y es que pasó de ofrecer servicios de créditos, servicios bancarios y productos (data y SaaS) que ayudan a las empresas a manejar sus propios negocios a también brindar otros servicios financieros a empresas más grandes y no sólo a pymes, como en un inicio.

Después de Credijusto en América Latina, la fintech argentina Ualá siguió la tendencia de adquirir bancos. La startup unicornio ya lleva dos transacciones a cuestas: Wilobank en Argentina (ya aprobada por el Banco Central de Argentina) y ABC Capital en México (aún por aprobar por la CNBV).

PUBLICIDAD

Hace un par de semanas, también el unicornio brasileño Creditas informó que compró la licencia bancaria del banco Andbank en Brasil.

Las fintech están empezando a fortalecerse mediante la compra de instituciones tradicionales, no sólo bancos, también casas de bolsa. La plataforma financiera mexicana Flink adquirió en mayo Vifaru Casa de Bolsa para duplicar su número de inversionistas.

¿Por qué las fintech compran bancos?

“En Estados Unidos y Europa hace más de cinco años había fintech que estaban aplicando por licencias bancarias y también comprando bancos”, asegura Poritz. Y esta tendencia ya está llegando a América Latina a medida que el ecosistema fintech se va fortaleciendo.

En el caso de Covalto, la principal razón para comprar Finterra, dice Poritz, fue la necesidad de ofrecer crédito a más personas.

Allan Apoj Pascal y David Poritzdfd

“Si queremos llegar a la escala en donde nosotros queremos llegar tener un costo del fondeo muchísimo más bajo y también tener una base de fondeo muchísimo más diversificada es totalmente clave”, agrega el co-CEO de Covalto.

Poritz asevera que esta transacción fue necesaria “sobre todo en este momento en el que se ve en México muy poca liquidez en el mercado, porque los bancos ya no están prestando a las fintech y es literalmente para esos momentos que nosotros tenemos una base de depósitos, tenemos líneas de crédito en el banco de desarrollo, tenemos las herramientas que nos dan la certeza de que podemos seguir ofreciendo y creciendo este en este mercado”.

PUBLICIDAD

Andrés Rodríguez Ledermann, Wealth Manager en Ualá, cuenta que en el caso de la fintech valuada en US$2,45 mil millones de dólares, cuando empezaron a pasar ya el millón de clientes en Argentina empezaron a pensar en cómo crecer en México y en Colombia.

“Si realmente queríamos ser competitivos en las verticales de negocio que estábamos buscando desarrollar, particularmente, la parte de medios de pago, la asistencia crediticia e inversiones era importante tener una licencia de captación y de intermediación porque al final del día cuando vos tenés que hacer los préstamos con capital propio, el costo de fondeo es más caro y se lo terminas de alguna forma trasladando al usuario final”, dijo Rodríguez a Bloomberg Línea.

Sin una licencia bancaria, continúa Rodríguez, “no tenés una tasa tan competitiva como alguien que puede captar fondos e intermediar esos fondos como un banco. Cada vez éramos más grandes, teníamos más transaccionalidad, pero teníamos posibilidad de ser más eficientes particularmente en las verticales de negocios más importantes, o sea lo que es medios de pago y lo que es la parte de préstamos o de créditos”.

PUBLICIDAD

Fue en ese momento que Ualá, fundada por Pierpaolo Barbieri, caminó hacia su evolución hacia otro tipo de estructuras regulatorias y así fue como empezaron a analizar el tema de las licencias bancarias en Argentina.

Después de más de un año consiguieron la aprobación del cambio de control de Wilobank. Y ahora están a la espera de obtener la aprobación de la CNBV para la transacción de ABC Capital en México.

PUBLICIDAD

Fintech comprando bancos, ¿la nueva moda?

Alfredo Castellanos, managing partner en Glisco Partners considera que es algo que debería seguir sucediendo.

“Lo que están haciendo es acelerar el proceso para poder tener captación, entonces claramente aquellos que tengan el capital, aquellos que tengan el efectivo van a poder seguir comprando bancos, por supuesto que sí, porque lo que estás comprando es tiempo”, recalca sobre esta tendencia, que aún está incipiente en América Latina.

Rodríguez de Ualá considera que hay pocas fintech que tienen el tamaño para poder hacer ese tipo de transacciones y necesitan haber recibido rondas de inversión “que puedan de alguna forma darle a los reguladores la confianza de que no va a haber problemas de capital y que podrán tener una actividad bancaria normal”.

PUBLICIDAD

Beneficios más allá de la captación

Hay varios beneficios de tener un banco, aunque también implica manejar una relación muy cercana con el regulador, asegura Poritz.

El co-CEO de Covalto asevera que tener un banco y tener diversificaciones de fondeo, les da la certeza no solo para sobrevivir, sino para crecer en estas épocas de incertidumbre económica que se están viviendo.

En el primer aniversario de Covalto, Poritz comparte que están implementando nuevas tecnologías y nuevos sistemas. “Estamos creciendo el banco muy rápido. Estamos ya captando en la parte de depósitos y creo que tenemos un plan muy robusto”, afirma. El plan es crecer a un rango de 100% al año “para convertirse en un jugador importante en el sector bancario”.

PUBLICIDAD

Por su parte, Rodríguez de Ualá considera que “las licencias bancarias son importantes para que el producto sea mejor, más profundo y que tenga mejores costos y, por lo tanto, mejor pricing para el usuario”.

Hace un par de semanas, el unicornio fintech brasileño Creditas adquirió la licencia de Andbank en Brasil por R$500 millones de reales (equivalente a US$91,3 millones de dólares). Sergio Furio, CEO de Creditas dijo a Bloomberg Línea: “Con esto no nos convertimos en un banco. Se trata de nuevas fuentes de financiación, seremos propietarios de un banco y este banco complementará nuestras fuentes de financiación y depósitos para ser más eficientes en la financiación, aumentar los márgenes y reducir el costo para el cliente”.

Creditas, valorada en US$4,8 mil millones de dólares, ya tiene una licencia de SCD (Sociedad de Crédito Directo) en Brasil, pero ahora añade la licencia bancaria para expandirse en la captación de depósitos para préstamos con colateral.

Incluso con Creditas como propietario, Andbank continuará como banca privada y gestión de activos como entidad independiente. Furio dijo que Creditas no se convertirá en un banco, sino que utilizará Andbank para captar en mercados de capital.

Y del lado del banco

En entrevista con Bloomberg Línea, Carlos Foz, CEO de Andbank en Brasil, declaró tras la transacción que lo que cambió un poco fue la forma de actuar desde el punto de vista de la licencia bancaria. “Nuestro enfoque, la gestión patrimonial de la banca privada, que es nuestro negocio en el mundo, sigue siendo nuestro negocio en Brasil. Brasil sigue siendo estratégico para Andbank. Se siguen haciendo inversiones, por ejemplo, estamos recibiendo un importante aporte de capital”.

Foz recalcó que “lo que cambió básicamente fue lo siguiente: Hoy, como institución financiera, tengo dos licencias. Y en un negocio de private banking no necesito una licencia bancaria. No soy un banco de crédito. No soy un banco comercial. No es nuestro negocio. Nuestro negocio es la banca privada”.

Foz cuenta que Furio tiene una relación cercana con Carlos Aso, CEO global de Andbank, quien tenía una licencia bancaria que no usaba, por lo que decidió venderla a Creditas. Andbank tiene una participación accionaria en Creditas, usará Creditas para productos de crédito, y Sergio Furio tiene una opción para convertirse en socio de Andbank, pero aún no lo ha hecho.

Comprar también casas de bolsa

Flink adquirió en mayo Vifaru Casa de Bolsa por un monto de US$25 millones, compartió su CEO y cofundador, Sergio Jiménez Amozurrutia, a Bloomberg Línea.

Jiménez cuenta que la idea de adquirir Vifaru Casa de Bolsa, que aún se encuentra en proceso de autorización por parte de la CNBV, parte de su objetivo de “desarrollar un ecosistema financiero en México más parejo en donde la mayoría de las personas tengan acceso a servicios de calidad que se adapten a sus necesidades; creados para impulsar la inclusión financiera”.

Flink es la primera startup en adquirir una casa de bolsa en México. La integración de Vifaru a su plataforma, les permitirá ampliar la oferta de herramientas innovadoras para que las personas tengan productos y servicios hechos a la medida, y obtengan más beneficios con su dinero.

El plan es desarrollar productos que beneficien a millones de mexicanos y les garanticen opciones seguras y accesibles para invertir su dinero, afirma Jiménez. “Inicialmente, comenzaremos con un nuevo producto de operaciones de Reporto para nuevos usuarios, este producto es único en el mercado, ya que las personas tienen acceso a él al fondear su cuenta desde MXN$10 pesos, generando ganancias todos los días con rendimientos variables que pueden llegar hasta el 7% anual”, describe.

Además, Jiménez agrega que los usuarios tendrán acceso directo a través de su plataforma a la Bolsa de Valores de Nueva York para que puedan invertir desde MXN$30 pesos en las empresas más importantes del mundo y sin comisiones.

Con esto la meta es pasar de los 1,6 millones de usuarios a 4 millones al cierre de año. Por el momento sólo esperan que este año se haga la aprobación de la transacción por la autoridad regulatoria en México.

-- Con información de Isabela Fleischmann

PUBLICIDAD