Europa

Kremlin mantendrá reducidos los flujos de gas a Europa mientras siga la guerra

Si la reducción de los flujos se extiende hasta el invierno boreal, esto podría dejar al continente con una aguda escasez de combustible

Gas ruso
Por Bloomberg News
26 de julio, 2022 | 09:53 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Es probable que el Kremlin mantenga los envíos de gas a Europa en niveles mínimos mientras continúe la guerra en Ucrania, lo que escala la presión sobre la UE por su postura en relación a la invasión rusa, según personas familiarizadas con el asunto.

Si la reducción de los flujos se extiende hasta el invierno boreal, esto podría dejar al continente con una aguda escasez de combustible.

En público, Rusia asegura que la baja en los suministros es consecuencia de factores técnicos, como papeleo y el mantenimiento de una turbina. Pero en realidad está usando las disrupciones del Nord Stream, el mayor gasoducto restante hacia Europa, para aumentar la presión política para que los líderes del continente reconsideren las duras sanciones impuestas sobre el Kremlin y su apoyo a Ucrania, dijeron las personas, que hablaron bajo condición de anonimato para discutir asuntos internos.

PUBLICIDAD

Las personas esperan que el Kremlin y Gazprom continúen encontrando razones para mantener limitados los suministros. Esto evitaría que los países europeos generen las reservas que necesitan para satisfacer la demanda del invierno. Los funcionarios de la UE ya están advirtiendo sobre las consecuencias disruptivas que tendría la no reanudación de los envíos.

Escalada

La disputa por el gas es la más reciente escalada de la crisis por la invasión rusa de Ucrania y muestra la voluntad del Kremlin de renunciar a decenas de miles de millones de dólares en ingresos por exportaciones para promover sus objetivos geopolíticos. Gazprom ha analizado el posible impacto de un corte que se prolongue hasta el próximo año, según una persona familiarizada con la situación, y ha encontrado formas de limitar los daños financieros gracias al aumento de los precios y los ingresos en lo que va de año.

Alemania detuvo la certificación del Nord Stream 2 en respuesta a la escalada rusa en el este de Ucraniadfd

En privado, algunos en el Kremlin expresaron su sorpresa por el hecho de que Vladimir Putin no hubiera actuado antes para cortar los flujos de gas, dada la imposición por parte de Europa de amplias sanciones a Rusia y el suministro de armas a Ucrania, dijo una de las personas. Rusia, según estas personas, está utilizando su influencia energética como herramienta política para tomar represalias.

PUBLICIDAD

En los últimos días, la línea pública de Rusia se ha endurecido.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, sugirió el lunes que los problemas de Nord Stream están relacionados con la imposición de sanciones por parte de Europa por la guerra, y advirtió el lunes que, aunque Rusia no está de momento “interesada” en cortar el gas este invierno, “la situación puede cambiar.”

“Fábricas ociosas”

Dmitri Medvédev, ex presidente y titular de Gazprom y ahora alto funcionario del Kremlin, conocido sobre todo por sus publicaciones punzantes en las redes sociales, fue más allá el martes. “La histeria azul y amarilla”, escribió, refiriéndose a los colores de la bandera ucraniana, “ha provocado una severa diarrea por el miedo a congelarse en sus gélidas casas, mirando por las ventanas cubiertas de escarcha las fábricas inactivas”.

Europa es, con diferencia, el mayor mercado de exportación de gas de Rusia, y el bloque depende de su vecino oriental en aproximadamente un tercio de sus importaciones. Los países de la UE acordaron el martes un plan para reducir el consumo de gas en un 15% este invierno en previsión de nuevas interrupciones del suministro. Según la Comisión Europea, la interrupción de los flujos hacia la UE podría reducir hasta un 1,5% del PIB comunitario si el invierno es frío y no se reduce la demanda.

“En medio de lo que es una guerra económica total entre Rusia y Occidente, es difícil esperar que alguna de las partes se atenga estrictamente a los acuerdos anteriores”, dijo Andrey Kortunov, director del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia, fundado por el Kremlin.

Vladimir Putindfd

Presión política

“No es probable que Rusia espere seriamente que los problemas energéticos fuercen un cambio en la postura de la UE sobre Ucrania”, dijo. “Pero, en teoría, es posible que la aceleración de las dificultades internas provoque cambios de gobierno en varios países europeos y los nuevos dirigentes se centren mucho más en los asuntos internos y menos en Ucrania”.

PUBLICIDAD

El pacto de la UE se produjo un día después de que Gazprom anunciara que limitaría los flujos a través de Nord Stream a sólo el 20% de su capacidad, alegando la necesidad de realizar un mantenimiento rutinario en una turbina que alimenta el gas al enlace. Esto se produjo después de que Rusia afirmara que no había recibido la documentación necesaria para reinstalar otra turbina, que fue enviada de vuelta de su mantenimiento en Canadá gracias a una exención especial de sanciones.

Los problemas técnicos son reales, según una persona familiarizada con la situación, pero Gazprom aún podría enviar mayores volúmenes a través de Nord Stream retrasando el mantenimiento previsto de algunas turbinas. Esto supondría un riesgo adicional para el funcionamiento del gasoducto, y Rusia no ve ninguna razón para hacerlo dada la firmeza de Europa con respecto a Ucrania, dijo la persona.

“Esto podría ser contraproducente”, dijo Oksana Antonenko, directora de Control Risks en Londres. Las acciones de Rusia acelerarán los movimientos de la UE para diversificarse del gas ruso y privarán al Kremlin de un mercado clave que no podrá reemplazar pronto, dijo.

PUBLICIDAD

Con la subida de los precios, los líderes de la UE han acusado a Rusia de utilizar el gas como arma política. Pero tras décadas de dependencia de este combustible barato para la calefacción, la generación de energía y la industria, el continente tiene pocas alternativas fácilmente disponibles.

Rusia niega haber politizado sus exportaciones de combustible. También tiene pocas opciones rápidas para desviar los suministros, ya que la gran mayoría pasan por gasoductos que tardan años en construirse. Los flujos hacia China han aumentado este año, pero siguen siendo inferiores a lo que Rusia enviaba antes a Europa.

PUBLICIDAD