Europa

Países de la UE acuerdan reducir su consumo de gas durante el próximo invierno

El objetivo de una reducción del 15% será obligatoria en situaciones de emergencia, aunque habrá salvedades

Imagen de un empleado en una instalación de almacenamiento de gas
Por John Ainger y Alberto Nardelli
26 de julio, 2022 | 07:05 AM

Bloomberg — Los países de la Unión Europea llegaron a un acuerdo político este martes para reducir su uso de gas en un 15% a lo largo del próximo invierno boreal, a medida que la posibilidad de que Rusia corte por completo los suministros al continente parece cada vez más factible.

Ministros de Energía reunidos en Bruselas, Bélgica, aprobaron la propuesta, que implica reducir de manera voluntaria el consumo de gas durante los próximos meses.

En esta línea, el objetivo de una reducción del 15% es obligatoria en situaciones de emergencia (como lo es la disrupción de los flujos desde Rusia), aunque con ciertas salvedades para naciones particularmente vulnerables o aquellas clave para la red del bloque.

PUBLICIDAD

Hungría fue el único país que votó en contra, según indicó en un tuit el ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, Claude Turmes.

La rapidez con la que se llegó al acuerdo (la Comisión Europea lo propuso por primera vez la semana pasada) refleja el rápido deterioro de los flujos de gas procedentes de Rusia. El suministro a través del importante gasoducto Nord Stream 1 se reducirá a partir del miércoles a un 20% de su capacidad, ya que Gazprom PJSC ha anunciado que una turbina más está pendiente de mantenimiento y será puesta fuera de servicio.

Imagen del Nord Streamdfd

Esto hace aún más improbable que los países de la UE puedan alcanzar su objetivo de llenar el 80% de los depósitos de gas para el invierno del Hemisferio Norte, lo que aumenta las posibilidades de reducir la demanda.

PUBLICIDAD

Las nuevas normas son “un paso sin precedentes en la solidaridad europea”, dijo Sven Giegold, viceministro de Economía alemán. “Los Estados miembros que no importan gas ruso están mostrando su apoyo y se han comprometido a reducir el consumo. Esto no había ocurrido nunca”.

Preocupación por los recortes

Previo a la reunión, varios países, entre ellos Italia, Hungría, Polonia, Portugal y España, habían manifestado su preocupación por los objetivos de reducción, alegando los recortes ya realizados, la falta de conexiones de gas con otros países y el hecho de que las decisiones sobre energía suelen ser de competencia nacional.

La República Checa, que ostenta la presidencia de turno de la UE, había propuesto en los últimos días una serie de cambios a la propuesta de la Comisión de la semana pasada en un intento de poner a los países de acuerdo.

Las revisiones incluían una disposición que aumentaría el número de países que tienen que solicitar que el objetivo de reducción de la demanda del 15% sea obligatorio a cinco desde los tres anteriores, según un borrador visto por Bloomberg. La Comisión también podría proponer la medida de emergencia si considera que hay un alto riesgo de escasez. Ambos escenarios necesitarían el respaldo mayoritario de los Estados miembros para entrar en vigor.

Otros ajustes incluyen tener en cuenta el nivel de almacenamiento de gas en un país, así como la posibilidad de excluir ciertas industrias clave. Las normas también se establecerían sólo para un año, en lugar de dos como se había previsto inicialmente. Los Estados miembros podrían pedir una reducción obligatoria menor en función de ciertos criterios basados en sus interconexiones con otras naciones, países insulares como Irlanda, por ejemplo.

Según la Comisión, la interrupción del suministro de gas ruso a la UE podría reducir su producto interior bruto hasta en un 1,5% si el invierno es frío y la región no toma medidas preventivas para ahorrar energía.

PUBLICIDAD