Economía

La inflación siguió al alza en América Latina en junio: así se movieron los precios

Con la inflación impactando en las economías de la región, las tasas de interés se siguen elevando por parte de los bancos centrales

Venezuela, el país liderado por Nicolás Maduro, mantiene los niveles de inflación más altos de la región.
29 de julio, 2022 | 11:52 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg Línea — Los países de América Latina han tenido que luchar con la incertidumbre en lo que va del 2022. El escenario económico cambió en la región desde finales de febrero, cuando comenzó la guerra entre Rusia y Ucrania, afectando las cadenas de suministro, con una demanda que superó a la oferta en medio de cierta reactivación económica.

En lo que va del año, varias economías latinoamericanas ya han superado la barrera del 10% de inflación interanual, de acuerdo con los reportes oficiales que corresponden a las mediciones de junio. Y aunque algunos bancos centrales han dicho que los niveles comenzarán a bajar a finales del segundo semestre, en parte por su alza en las tasas de interés, los precios siguen siendo una preocupación.

Esta semana el Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que, desde sus cuentas, la inflación va a superar este 2022 el límite superior de los rangos objetivo de los bancos centrales en un promedio de 400 puntos básicos, si se analiza a las cinco economías más grandes de LatAm.

PUBLICIDAD

“Como en otros lugares, es probable que las presiones sobre los precios en la región se mantengan altas durante algún tiempo, como lo indican nuestros pronósticos de inflación de 12,1% y 8,7% para 2022 y 2023, respectivamente, las tasas más altas de los últimos 25 años”, precisó el FMI.

Estos altos niveles de inflación le han restado optimismo a las mismas proyecciones del FMI sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la región al final del 2022, que podría cerrar en 3%, un 0,5% más que la proyección de abril.

Los alimentos son el rubro que más aporta a la inflación de los países en LatAm.dfd

Los más afectados

Para hablar de inflación en LatAm hay que comenzar por Venezuela y Argentina, las naciones con precios más elevados en la región.

PUBLICIDAD

La nación liderada por Nicolás Maduro reportó en junio un aumento del 14,5%, una inflación acumulada en el año de 53,5% y una interanual de 170%, siendo la más alta de la región, según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF). El país en 2020 tuvo una inflación de 2.959,8% y el año pasado cerró en un 686,4%.

Entre tanto, Argentina llegó a junio con una inflación interanual del 64%, tras el aumento de 5,3% en los precios en junio, según reportó el INDEC. En el acumulado del año, los precios llegan a 36,2%, la marca más alta desde la hiperinflación del final del gobierno de Raúl Alfonsín.

El crecimiento de la inflación se ha estado marcando desde hace algunos años, pues en 2019 el IPC cerró en 53,8%; en 2020, por la pandemia de Covid-19, este indicador cayó al 36,1%; y en 2021 regresó al 50,9%.

Curva regional

Chile es uno de los países que registra un mayor nivel en sus precios, fuera de Argentina y Venezuela. En junio, a pesar de tener un aumento menor que el previsto por el mercado, llegó a una variación interanual de 12,5%, mientras que la mensual fue de 0,9%

Entre tanto, la inflación de Brasil llegó al 11,89% en junio respecto al año anterior, más que lo registrado en mayo (11,73%), pero menos que las estimaciones de 11,94% entre los economistas encuestados por Bloomberg. La cifra aumentó la presión para que el Banco Central de Brasil continúe endureciendo su política monetaria.

Cerca de Brasil está Paraguay, que llegó en junio a una inflación de 11,5%, frente al 4,5% que registraba un año atrás, y en el primer semestre ajustó un nivel de precios del 6%, ubicándose entre las más altas de la región.

PUBLICIDAD

Junto a estas naciones, Nicaragua, República Dominicana y Uruguay, están también en niveles parecidos de inflación anualizada a junio. La primera llegó a un nivel de 10,37%, mientras que hace un año era de 3,94%; Dominicana llegó a un 9,48% interanual y Uruguay cerró en 9,29%, moderando un poco su IPC desde el nivel que permanecía desde marzo que era 9,4%.

Por su parte, Honduras, llevó su inflación a doble dígito en junio y se ubicó en 10,22% por primera vez desde el 2008, siendo los alimentos el rubro con más aporte a la inflación anual.

Colombia y Costa Rica también entraron al grupo de países en el que los precios tocaron niveles históricos en el sexto mes del año. El DANE señaló que la variación interanual en Colombia fue de 9,67%, la variación más alta en 22 años, junto a la inflación mensual que fue de 0,51%, la más alta en 18 años para ese mismo mes. El país tico también llegó a los dos dígitos en la inflación, con un 10,06%.

PUBLICIDAD

Por su parte, Perú llegó a una inflación en junio de 8,81% en Lima Metropolitana, el nivel más alto desde julio de 1997; México también llegó a niveles históricos de 21 años, con un IPC en 7,99%;

En otros países de Centroamérica el comportamiento de la inflación interanual hasta junio fue de 7,76% en El Salvador; de 7,55% en Guatemala y 5,2% en Panamá.

PUBLICIDAD
La nación liderada por Nicolás Maduro reportó en junio un aumento del 14,5%, una inflación acumulada en el año de 53,5% y una interanual de 170%, siendo la más alta de la región.dfd

Los que resisten a la inflación

Bolivia y Ecuador son los países que mantienen la inflación más controlada en la región, casi en línea con el rango meta que han fijado sus bancos centrales.

Para el caso ecuatoriano, los precios llegaron a junio hasta el 4,23% interanual. El incremento de 0,65% en el sexto mes hizo que la inflación anual presentara el nivel más alto en los últimos siete años.

En tanto, Bolivia mantiene la inflación más baja de Sudamérica, con un nivel interanual de solo el 1,79% en junio y una acumulada de 1,18% en lo que va de 2022, pese a los escenarios de crisis en la región y las perspectivas mundiales, donde Latinoamérica tendrá que enfrentar un menor crecimiento económico global en el 2022 y una desaceleración en el inicio de 2023.

PUBLICIDAD

El FMI, señaló recientemente que el incremento en las tasas de interés, que no solo se ha visto en la región, también afectará las condiciones financieras externas ante un mayor aumento en los costos de endeudamiento y las presiones cambiarias.

El organismo dijo que la economía mundial se enfrenta a un menor ritmo económico en Estados Unidos, China y Rusia por lo que espera que el crecimiento global se desacelere a un 3,2% en 2022, luego de crecer un 6,1% el año pasado. Para 2023 se espera que el PIB mundial aumente un 2,9%.

PUBLICIDAD