Negocios

Las ganancias del shale brotan por fin tras una década de pérdidas

En el segundo trimestre de 2022, los mayores productores de shale de EE.UU. ganaron lo suficiente para recuperar una cuarta parte de lo que perdieron en la década anterior

Los 28 principales productores independientes de petróleo de EE.UU. que cotizan en bolsa generaron un flujo de caja de US$25.500 en los tres meses anteriores al 30 de junio.
Por Kevin Crowley y David Wethe
31 de julio, 2022 | 11:00 am
Tiempo de lectura: 4 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — Se espera que las empresas de extracción de shale (esquisto) en EE.UU. registren ganancias récord en el segundo trimestre, revirtiendo casi una década de pérdidas debido al endeudamiento.

Los 28 principales productores independientes de petróleo de EE.UU. que cotizan en bolsa generaron un flujo de caja de US$25.500 en los tres meses anteriores al 30 de junio, según cálculos compilados por Bloomberg. En ese lapso habrán generado suficiente efectivo para borrar una cuarta parte de lo que perdieron en la década anterior.

PUBLICIDAD

El fracking revolucionó los mercados energéticos mundiales al permitir a los perforadores de EE.UU. explotar recursos de shale que antes resultaban inaccesibles. En el espacio de poco más de 10 años, EE.UU. pasó de ser un productor de crudo en declive a la fuente de petróleo y gas dominante en el mundo, aunque a un coste astronómico: las 28 empresas perdieron unos US$115.000 millones en la década que precedió a la pandemia de Covid-19.

Los productores independientes de petróleo y gas recuperan rápidamente las pérdidas del pasadodfd

De acuerdo con Bloomberg Intelligence, este año se espera que el flujo de caja del sector supere los US$100.000 millones, más del doble que en 2021 y nueve veces más que las tomas anuales combinadas de 2018 a 2020.

PUBLICIDAD

Se estima que entre 2020 y el final del segundo trimestre de este año habrán cosechado más de US$85.000 millones, y se prevé que las ganancias continúen al menos durante el resto del año.

Es una afirmación del nuevo modelo de negocio del sector, que premia las ganancias por encima del crecimiento de la producción. Para los consumidores, es una señal de que la industria del shale ya no financiará proyectos de perforación a pérdida que garantizaron años de abundantes suministros de crudo y gas natural.

“Casi todas las empresas registrarán ganancias y récords en su flujo de caja libre”, dijo Paul Cheng, analista de Scotiabank en Nueva York. “Incluso si la estructura de costos tiende a aumentar, el flujo de caja libre que se genere será fenomenal. Esto se mantendrá incluso si los precios retroceden a US$80 o US$90″ por barril.

El barril de West Texas Intermediate, de referencia en Estados Unidos, cotiza en torno a US$95, después de haber tocado $122 en junio. Siete de los diez primeros valores del índice S&P 500 este año son empresas petroleras o refinadoras. Occidental Petroleum Corp. (OXY), en la que Berkshire Hathaway Inc. de Warren Buffett ha estado invirtiendo fuertemente, lidera con un rendimiento del 117%.

PUBLICIDAD

Aun así, algunos analistas sostienen que los valores energéticos están subestimados. Las acciones de petroleras independientes cotizan como si el petróleo se ubicara entre 55-60 dólares a largo plazo, aunque los precios podrían andar por los US$100 durante años, dijo Matthew Portillo, analista de Tudor, Pickering, Holt & Co.

Fundamentos rígidos

“Las acciones están descontando una recesión similar a la de 2008, pero hay una desconexión porque los fundamentos del crudo siguen siendo muy rígidos”, dijo. Los ejecutivos “se inclinarán agresivamente por las recompras dadas las recientes ventas de las acciones”.

PUBLICIDAD

Matador Resources Co., una empresa de perforación de shale de la Cuenca Pérmica (Permian), ofreció un primer indicio de buenos resultados al cuadruplicar sus ingresos netos y duplicar su dividendo. Pero vino con una advertencia: un aumento del 17% en el gasto de capital previsto debido a la inflación de los costos y los planes para desplegar otra plataforma.

Las contrataciones en esa región petrolera tienen por fin la ventaja que necesitan para aumentar los honorarios por perforar y explotar pozos para clientes como Matador, mucho más allá de lo que se necesita para hacer frente a la inflación.

PUBLICIDAD

“Ahora es diferente”, dijo en una entrevista telefónica Chris Wright, CEO del segundo proveedor de fracking, Liberty Energy Inc. (LBRT) “Las cartas han estado generalmente en manos de nuestros clientes, no tanto en las nuestras”.

Rentabilidad “fantástica”

Halliburton Co. (HAL), la mayor empresa de fracking del mundo, afirmó que el mercado de todo el equipo necesario para completar nuevos pozos está casi agotado para el resto de este año y los clientes ya hablan de planes para 2023 mucho antes de lo previsto.

PUBLICIDAD

Hess Corp. (HES), que calcula que la inflación en todo el sector es del 20%, acusa los efectos del aumento en costos. La empresa de exploración con sede en Nueva York mantiene gastos relativamente estables y recorta sus previsiones de producción. Los costos de perforación y fracturación suben en US$100.000 por pozo en la región de Bakken, en Dakota del Norte, principal escenario de operaciones de la empresa.

Esa carga es manejable porque, incluso si el barril costara US$60, Hess dijo que sus pozos de Bakken generan más de US$1.000 millones en flujo de caja libre.

PUBLICIDAD

“A los precios actuales, esa rentabilidad es fantástica”, dijo el COO, Greg Hill, a los analistas e inversores durante una conferencia telefónica el 27 de julio. “Ciertamente, el movimiento del precio del petróleo desde el punto de vista de los rendimientos está superando cualquier efecto inflacionario”.

También podría interesarle:

PUBLICIDAD