Asia

Gobierno chino culpa a los líderes de Taiwán de aumentar riesgo de guerra

Aunque no parece inminente ninguna invasión, la escalada ha suscitado el temor en toda la región a un error de cálculo que podría desembocar en un conflicto mayor

Ceremonia de arriado de la bandera en el Salón Conmemorativo de Chiang Kai-shek en Taipei, Taiwán, el sábado 2 de julio de 2022.  Fotógrafo: Lam Yik Fei/Bloomberg
Por Bloomberg News
10 de agosto, 2022 | 09:31 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — En un intento de mantener la presión sobre Taipéi, China acusó al partido gobernante de Taiwán de perjudicar las posibilidades de una unificación pacífica. Esto una semana después de la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

En su primer libro blanco publicado desde la llegada al poder del presidente Xi Jinping, la Oficina de Asuntos de Taiwán en Pekín, dijo que el Partido Democrático Progresista (DPP por sus siglas en inglés), dirigido por la presidenta Tsai Ing-wen, debe cambiar de rumbo para reducir las tensiones. El informe dice que los líderes del DPP profundizaron la disputa al negarse a aceptar que ambas partes pertenecen a “una sola China”.

En el documento se afirma que China no descartará el uso de la fuerza para unificar a las dos partes, reafirmando la posición que el Partido Comunista ha manifestado desde hace tiempo de reservarse todas las opciones necesarias.

PUBLICIDAD

Según el documento, “el comportamiento independentista de las autoridades del DPP ha provocado tensiones en el Estrecho de Taiwán, ha puesto en peligro la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán, ha socavado la perspectiva de la reunificación pacífica, ha reducido el espacio para la reunificación pacífica y es una barrera para la reunificación pacífica que debe ser eliminada”.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, en el centro, saluda a los legisladores en el Yuan Legislativo en Taipei, Taiwán, el miércoles 3 de agosto de 2022. Pelosi se convirtió en la política estadounidense de más alto rango en visitar Taiwán en 25 años, lo que provocó que China anunciara pruebas de misiles y simulacros militares rodeando la isla que prepararon el escenario para algunas de sus acciones más provocativas en décadas.dfd

El documento llega días después de que China realizara simulacros militares sin precedentes alrededor de Taiwán tras la visita de Pelosi a la isla, incluyendo el lanzamiento de misiles que probablemente volaron sobre Taipéi. Aunque no parece inminente ninguna invasión, la escalada ha suscitado el temor en toda la región a un error de cálculo que podría desembocar en un conflicto mayor.

El DPP se fundó con la promesa de independencia y se niega a aceptar que ambas partes pertenezcan a “Una sola China”. Aun así, Tsai (que se reunió con Pelosi la semana pasada) ha evitado cualquier movimiento para declarar formalmente la independencia, diciendo que cualquier movimiento de este tipo es innecesario porque ya lidera un estado independiente de facto.

PUBLICIDAD

“China ha publicado su libro blanco esta mañana de forma ilusoria, sin tener en cuenta la realidad del estrecho”, dijo Tsai el miércoles por la tarde, en su calidad de presidenta del DPP. Añadió que el pueblo taiwanés no cederá en la salvaguarda de su soberanía.

Las tensiones con China podrían afectar a las elecciones locales previstas en Taiwán en noviembre. El DPP sufrió amplias pérdidas frente al opositor Kuomintang (KMT) durante unos comicios similares en 2018, solo para que Tsai obtuviera una convincente victoria en la reelección un año después, alimentada en parte por sus críticas a la represión de China en Hong Kong.

El vicepresidente del KMT, Andrew Hsia, comenzó una visita a China el miércoles, una medida que Tsai condenó como “decepcionante para el pueblo taiwanés” y que envía “un mensaje erróneo a la comunidad internacional.” El KMT supervisó una expansión de los lazos con China bajo el marco de “una China” antes de su elección en 2016.

Hsia, exjefe del Consejo de Asuntos Continentales en Taipéi, visitará las provincias cercanas de Fujian y Zhejiang, donde muchos taiwaneses trabajan y estudian. El viaje estaba planeado desde junio, dijo a los periodistas a su salida, desestimando las objeciones del Consejo de Asuntos Continentales. La delegación hará una cuarentena a su llegada y regresará a Taiwán el 27 de agosto.

“El objetivo principal es comprender las dificultades a las que se han enfrentado muchos empresarios y estudiantes taiwaneses a lo largo de los años debido a Covid-19 y a las relaciones a través del estrecho”, dijo Hsia. “Creo que el momento nunca es el adecuado para MAC. Que sea un buen momento o no depende de si quieres hacerlo o no”.

Con la asistencia de Jenni Marsh.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD